Harry Potter Wiki
Advertisement
Harry Potter Wiki

«"¿Ves esto? ¿Ves esto? ¿Sabes qué es? ¿Sabes de dónde vino?, Siglos ha estado en nuestra familia, así es como nos remontamos, ¡y sangre pura hasta el final! , ¿Sabes cuánto me han ofrecido por esto , con el escudo de armas de Peverell grabado en la piedra? "»
Sorvolo Gaunt blandiendo su anillo a Bob Ogden[fuente]

El anillo de Sorvolo Gaunt fue una reliquia de la Casa Gaunt ,descendientes de Salazar Slytherin y Cadmus Peverell. Es un anillo de oro insertado con una piedra negra -siendo en realidad la Piedra de la Resurrección, pero ni Sorvolo Gaunt ni Lord Voldemort eran conscientes de su existencia- grabado con lo que Sorvolo Gaunt llamó el escudo de armas de los Peverell (habiendo entrado en la familia de los Gaunt por una heredera de los Peverell, no de la familia Slytherin- que en realidad es el símbolo de las Reliquias de la Muerte. El anillo pasó a través de los Gaunt masculinos, de generación en generación, hasta que fue robado de Morfin Gaunt por Tom Ryddle mientras Tom incriminó a Morfin por los asesinatos de la familia Ryddle.

Mientras estaba en Hogwarts, Tom llevaba abiertamente el anillo. Más tarde hizo del anillo su segundo horrocrux. Tom no encantó el anillo de inmediato, ya que fue visto usándolo mientras le preguntaba a Horace Slughorn sobre los horrocruxes, como se ve a través de los recuerdos de Slughorn en el pensadero.

En 1996, Albus Dumbledore recuperó el anillo, destruyéndolo con la espada de Godric Gryffindor.

Historia

Comienzo

Posesión de los Peverell

«"Entonces el segundo hermano, quien era un hombre arrogante, decidió que quería humillar a la muerte aún mas, pidió el poder de traer a los seres amados desde la tumba" »
—El cuento de los tres hermanos [fuente]

La historia del anillo comienza -y termina- con su piedra. Esta resultó ser la Piedra de la Resurrección, una de las Reliquias de la Muerte de la leyenda, y tenía el símbolo de las Reliquias grabado en su superficie. Según La Fábula de los Tres Hermanos, Cadmus Peverell, el hermano de en medio, le pidió a la Muerte el poder de revivir a la gente de entre los muertos. La muerte supuestamente recogió una piedra negra de la orilla del río cercano y se la dio a Cadmus, prometiéndole que contenía el poder que había solicitado.

Una vez que Cadmus regresó a su casa, sacó la Piedra y la giró en su mano tres veces. Al hacerlo, trajo de vuelta a su amante que había sufrido una muerte prematura. Si bien regresó de entre los muertos, no estaba realmente viva y deseaba volver al mundo de los muertos ya que ya no pertenecía al mundo de los vivos. Para Cadmus, era como poder verla pero no poder tocarla o estar realmente con ella. Ver las limitaciones de la piedra llevó a Cadmus a la locura, y se quitó la vida para unirse verdaderamente con su amor en la muerte.

Posesión de la familia Gaunt

«"Sorvolo Gaunt era un viejo ignorante que vivía como un cerdo, lo único que le importaba era su ascendencia. Si ese anillo se hubiera transmitido a lo largo de los siglos, es posible que no hubiera sabido lo que realmente era. No había libros en esa casa, y créanme, él no era del tipo que leía cuentos de hadas a sus hijos. Le había encantado pensar que los arañazos en la piedra eran un escudo de armas, porque en lo que a él respectaba, tener sangre pura te hacía prácticamente real." »
—Harry Potter respecto a la ignorancia de Gaunt sobre las reliquias, a pesar de poseer una de ellas [fuente]

La piedra pasó por la línea familiar de Cadmus. En algún momento, se colocó en una montura de oro y se convirtió en un anillo. El anillo continuó pasando por la línea familiar, y finalmente terminó en manos de los Gaunt. Sorvolo Gaunt, el patriarca de la familia en ese momento, apreciaba este anillo (junto con el guardapelo de Salazar Slytherin) más que nada, incluso más que a su propia hija, Merope. Cuando la familia fue visitada por el funcionario del Ministerio de magia Bob Ogden, Sorvolo agitó el anillo frente a su cara en un intento de impresionar e intimidar a Ogden. Cuando Sorvolo y su hijo Morfin Gaunt fueron arrestados y encarcelados por agredir a muggles y funcionarios del Ministerio, su hija Merope Gaunt abandonó a la familia para escapar de la tortura mental que su padre empleaba continuamente contra ella, llevándose el guardapelo de Salazar Slytherin.

Cuando Sorvolo regresó a casa, había confiado encontrar a su hija esperando obedientemente su regreso con una comida caliente lista para él. Sin embargo, lo que encontró fue una casa abandonada cubierta de polvo y una nota de Merope explicando lo que había hecho y por qué. Sorvolo murió poco después, ya sea debido a su incapacidad para cuidarse a sí mismo o al debilitamiento de su fuerza a causa de Azkaban. El anillo pasó a Morfin cuando finalmente fue liberado de Azkaban, y continuó usándolo en su estado delirante durante varios años después.

Posesión de Tom Ryddle

«"Harry vio que llevaba el anillo dorado y negro de Sorvolo; ya había matado a su padre".»
— Tom Ryddle con el anillo de Gaunt mientras estaba en Hogwarts [fuente]

Algunos años después, Tom Sorvolo Ryddle regresó al Pequeño Hangleton para buscar a su familia. Había estado esperando encontrarse con Sorvolo, pero en su lugar encontró a Morfin medio loco en la Cabaña de los Gaunt. Morfin comentó que Ryddle se parecía mucho al muggle que se había casado con su hermana, Tom Ryddle Sr. Le dijo a Ryddle cómo Ryddle Sr. había dejado a Merope y regresado a la casa de sus padres, la mansión de los Ryddle. Al enterarse de la fuga de su padre (y por lo tanto sintiendo que él había causado la muerte de Merope y que él fuera a un orfanato), Ryddle aturdió a Morfin y tomó su varita. Luego procedió a la mansión Ryddle para enfrentarse a su padre. Frank Bryce, el jardinero, comentó más tarde que había visto a Ryddle subiendo la colina hacia la casa. Ryddle usó un hechizo común para abrir la puerta y entró en la casa. Una vez dentro, Ryddle encontró a su padre, así como a sus abuelos, Thomas Ryddle y Mary Ryddle, en el salón. Ryddle luego usó la maldición asesina en su padre y abuelos muggles.

Se desconoce si hubo intercambio de palabras entre ellos antes de que ocurrieran los asesinatos, pero lo que es seguro es que los Ryddle fueron encontrados muertos en su salón, con expresión de miedo extremo en sus rostros. Ryddle regresó a la cabaña de los Gaunt y modificó la memoria de Morfin para hacerle creer que él mismo había matado a los Ryddle. Tom reemplazó la varita de Morfin pero se llevo el anillo. Cuando Morfin fue arrestado por el Ministerio y declarado culpable de los asesinatos de los Ryddle, esta vez fue llevado a Azkaban para siempre. Mientras se lo llevaban, continuamente comentaba que su padre lo mataría por perder el anillo.

Tom usó públicamente el anillo en Hogwarts después de estos eventos, probablemente como un trofeo, como se ve en su mano en un recuerdo proporcionado por el maestro de pociones Horace Slughorn. Tom luego le preguntó a Slughorn sobre los horrocruxes, particularmente qué le pasaría al mago que creara más de uno. En este punto, Ryddle ya había creado su primer Horrocrux, su diario de infancia, con el asesinato de una compañera llamada Myrtle. En algún momento, poco antes o después de su graduación de Hogwarts, Ryddle usó el asesinato de su padre, Tom Ryddle Sr., para convertir el anillo en un horrocrux. Después de eso, perdió interés en usarlo por más tiempo y decidió devolverlo al mismo lugar donde lo había robado: la cabaña de los Gaunt. Colocó el anillo dentro de una caja dorada y lo escondió debajo de las tablas podridas del suelo de la cabaña. Luego estableció muchos encantamientos protectores para disuadir a los forasteros de entrar en la choza y encontrar el anillo. También colocó una poderosa maldición en el anillo, una que conduciría rápidamente a la muerte del usuario del anillo si no se detuviera. El anillo lo dejó allí en las ruinas de la cabaña durante muchas décadas. En todo el tiempo que él poseía el anillo, Tom nunca supo sus poderes o su existencia como la Piedra de la Resurrección, o simplemente no tuvo ningún uso para él, ya que temía a la muerte y no deseaba traer de vuelta a nadie.

Destrucción por Albus Dumbledore

«"Fui tan tonto, Harry. Después de todos esos años no había aprendido nada. No era digno de reunir las Reliquias de la Muerte, lo había demostrado una y otra vez, y aquí estaba la prueba final".»
— Albus Dumbledore habla sobre la Piedra con Harry Potter en el Limbo [fuente]

En 1996, Albus Dumbledore continuó investigando la obsesión de Ryddle por la inmortalidad y sospechó correctamente que Ryddle había creado hasta seis horrocruxes. Dumbledore sospechaba que un buen lugar para buscar uno de los horrocruxes de Ryddle sería la cabaña de los Gaunt, considerando su importancia para el pasado de Ryddle. Dumbledore viajó al Pequeño Hangleton y encontró los restos de la cabaña, escondidos entre muchas malezas y matorrales. Logró atravesar los encantamientos que protegían la cabaña y descubrió la caja dorada que contenía el anillo debajo de las tablas del piso de la choza. Trajo la espada de Godric Gryffindor con él, ya que ahora tenía el poder de destruir horrocruxes porque Harry la había usado para matar al basilisco en la Cámara de los Secretos, que impregnó la espada con el veneno del basilisco.

Sin embargo, Dumbledore reconoció el símbolo de las Reliquias de la Muerte en la piedra negra del anillo y supo que era la Piedra de la Resurrección, algo que Dumbledore había buscado durante la mayor parte de su vida. Con la esperanza de revivir a los miembros de su familia muertos (particularmente a su hermana Ariana Dumbledore), ignoró el estado del anillo como un horrocrux y se lo puso. Esto activó la maldición mortal del anillo, y comenzó a extenderse rápidamente por el cuerpo de Dumbledore, comenzando con la mano en la que había puesto el anillo. Después de que Dumbledore regresara a Hogwarts, usó la espada para romper la Piedra y destruirla como un horrocrux. Si bien el acto destruyó el anillo como uno de los horrocruxes de Ryddle, no detuvo la maldición fatal. La maldición tornó la mano de Dumbledore de un color negro marchito, como si hubiera muerto. Severus Snape logró detener la maldición en su mano derecha, pero le advirtió que solo le quedaba un año de vida.

Después de que el horrocrux fuera destruido, Dumbledore continuó usando el anillo durante varios días más. En particular, lo usó cuando recogió a Harry Potter de Privet Drive y lo llevó a persuadir a Horace Slughorn para que enseñara en Hogwarts. Durante su reunión, se dice que Dumbledore le mostró específicamente el anillo a Slughorn, quien lo miró durante varios segundos. Esto implica que reconoció que el anillo pertenecía a Tom Ryddle. Por lo tanto, Dumbledore pudo haber usado específicamente el anillo, lo que indicaría su éxito en rastrear el pasado de Voldemort, tanto para ayudar a alentar a Slughorn a regresar a Hogwarts como para ayudarlo a persuadirlo de que entregue la versión correcta del recuerdo de el hablando con Ryddle sobre los horrocruxes.

Colocando la Piedra dentro de la Snitch

«"El caparazón de metal se rompió […] la piedra negra con una grieta irregular que corría por el centro se sentó en las dos mitades de la Snitch. La Piedra de la Resurrección había roto la línea vertical que representa la Varita de Sauco. El triángulo y el círculo que representan la capa y la piedra todavía eran discernibles".»
— Harry abre la Snitch [fuente]

Antes de su muerte a manos de Snape, Dumbledore selló mágicamente la Piedra de la Resurrección agrietada dentro de la snitch que Harry había atrapado en su primer partido de Quidditch al tragarla accidentalmente. Dumbledore escribió "Me abro al cierre" para indicar que solo se abriría y cedería la Piedra de la Resurrección cuando Harry estuviera a punto de aceptar la muerte a manos de Voldemort. Después de la muerte de Dumbledore, Rufus Scrimgeour entregó la snitch a Harry, junto con otras posesiones dejadas a Ron Weasley y Hermione Granger. Inmediatamente antes de rendirse a Voldemort, Harry se llevó la snitch a los labios y susurró "Estoy a punto de morir", y se abrió.

Harry luego usó la Piedra para traer de vuelta los espíritus de James Potter, Lily Potter, Sirius Black y Remus Lupin. Estos espíritus luego consolaron a Harry mientras caminaba hacia su supuesta muerte y lo protegieron de los efectos de los dementores que custodiaban el campamento de los mortífagos en el bosque. Al llegar al campamento de Voldemort en el bosque prohibido, Harry dejó caer la Piedra de la Resurrección cerca de la guarida de Aragog. Después de haber sido arrojado al Bosque Prohibido por Harry, la Piedra de la Resurrección fue presionada contra la tierra por la pezuña de un centauro y nunca más se la volvería a encontrar.[1]

Después

«"Estaba de pie dentro de una choza de piedra en ruinas, y las tablas del piso podridas estaban destrozadas a sus pies, una caja dorada desenterrada yacía abierta y vacía al lado del agujero, y el grito de furia de Voldemort vibró dentro de su cabeza".»
— Harry presenciando a Voldemort descubriendo su Horrocrux perdido [fuente]

Después de que Voldemort descubriera que Harry estaba buscando sus horrocruxes, decidió asegurarse de que cada uno de ellos estuvieran a salvo y aumentar su protección. Decidió que el anillo era quizás el menos seguro y, por lo tanto, visitó la choza primero. Al descubrir que el anillo de hecho había desaparecido, Voldemort dejó escapar un grito de furia y rápidamente se fue para verificar la seguridad de sus otros horrocruxes.


Descripción

Apariencia física

El anillo es de oro y está incrustado con una gran piedra negra agrietada, la grieta aparece después de que Dumbledore golpeó la piedra con la espada de Godric Gryffindor. A los ojos de Harry, es un anillo feo que fue hecho de forma algo torpe con oro, probablemente un testimonio de las habilidades rudimentarias y las herramientas utilizadas para crearlo. El anillo tenía el signo de las Reliquias de la Muerte en la piedra: un triángulo (para representar la Capa de Invisibilidad), un círculo (para representar la Piedra de la Resurrección), una línea dividida en dos (para representar la Varita de Saúco). Sorvolo Gaunt llevaba el anillo en su dedo medio, en lugar de en los dedos "anulares" más convencionales. Morfin Gaunt lo usó en el dedo anular de su mano derecha, mientras que Tom Ryddle lo usó en el dedo medio de su mano izquierda.

Poderes

Para proteger su Horrocrux, Tom Ryddle colocó el anillo bajo una maldición muy poderosa, tanto que el propio Albus Dumbledore mencionó que si no hubiera sido por su prodigiosa habilidad, podría haber muerto en meros momentos de ser maldecido. Severus Snape estaba extremadamente enojado al descubrir que Dumbledore no había procedido con precaución cuando se trataba de romper el anillo. Aun así, Albus Dumbledore y Severus Snape solo pudieron retrasar los efectos de la maldición durante aproximadamente un año. Un efecto secundario fue que la mano de Dumbledore había sido severamente desfigurada, dándole una apariencia muerta. Sin embargo, desconocidos para los Gaunt o Ryddle, la piedra en ella era la Piedra de la Resurrección, una de las Reliquias de la Muerte.

Detrás de escena

  • El anillo es el único elemento que es tanto una reliquia como un horrocrux.
  • Aunque la piedra fue dañada cuando Dumbledore destruyó el Horrocrux, todavía funcionaba perfectamente como la Piedra de la Resurrección.
  • Voldemort usó un anillo como uno de sus horrocruxes. Esto es similar al señor oscuro Sauron en El Señor de los Anillos de J.R.R. Tolkien, que pone parte de su poder en el Anillo Único, que es el único contenedor de poder de Sauron, mientras que Voldemort tenía siete.
  • En la adaptación cinematográfica de Harry Potter y el misterio del príncipe, Dumbledore se refiere al anillo como si perteneciera a la madre de Voldemort. Sin embargo, en una escena eliminada en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 1, Harry les dice a Ron y Hermione que el anillo pertenecía al abuelo de Voldemort.[2] Además, cuando Harry toca el anillo, hay un destello de imágenes cuando el anillo reacciona ante él, lo que Dumbledore explica como un rastro identificable de magia oscura persistente.
  • En los libros el anillo se describe como ser feo y torpemente hecho; en las películas, el anillo es más detallado, con un diseño de serpientes mordiendo la piedra.
  • Las réplicas coleccionables del anillo de Sorvolo Gaunt están hechas por Noble Collection.
  • En Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 2, hay un flashback de Dumbledore probándose el anillo. Sin embargo, lo intenta en su dedo medio en lugar de en su dedo anular, como se muestra en El príncipe mestizo, y en lugar de que el anillo salga volando de sus manos, simplemente brilla y aparta su mano cuando lo toca.

Apariciones

Notas y referencias


Advertisement