FANDOM


HM cabecera
AF cabecera
P1 Minerva McGonagall gato

Minerva McGonagall, una de los siete animagos registrados del siglo XX.

«Por favor, señor. Un animago es un mago que elige hacerse animal. Un licántropo no tiene esa opción.»
Hermione Granger sobre la diferencia entre animago y licántropo.[fuente]

Un animago o animaga es una bruja o mago con la capacidad de transformarse en un animal, conservando el pensamiento humano y la capacidad de razonar, aunque no tienen capacidad del habla. Esta capacidad no es innata (como en el caso de los metamorfos), sino que se obtiene por medios mágicos. Detalles sobre este tipo de magia son enseñados en Hogwarts durante el tercer año. Convertirse en un animago es muy difícil: les llevó a James Potter, Sirius Black y Peter Pettigrew tres años conseguir hacerlo. La transformación del animago puede salir horriblemente mal, eso es por lo que el Ministerio de Magia vigila muy de cerca a los que lo intentan.

Adquiriendo la habilidad

Se requiere habilidad, práctica y paciencia para que los magos y brujas se conviertan en animagos. El proceso es largo y arduo, y tiene el potencial de ser contraproducente y causar que la transformación sea terriblemente incorrecta. Muchas brujas y magos simplemente sienten que su tiempo podría ser empleado de otras maneras, ya que la habilidad es de uso práctico limitado a menos que uno tenga una gran necesidad de disfraz u ocultación.[1]

Parte del proceso por el cual uno se convierte en un animago es sostener la hoja de una mandrágora en la boca durante un mes entero, usando la hoja para la creación de una poción, recitando un conjuro (Amato Animo Animato Animagus) diariamente[2] , y bebiendo la poción para animagos durante una tormenta eléctrica. Una vez que finaliza el procedimiento inicial, un animago puede cambiar a voluntad, con o sin el uso de una varita mágica. Los animagos que toman la forma de especies capaces de volar pueden disfrutar de la sensación sin la necesidad de usar escobas, alfombras voladoras o montar sobre criaturas voladoras.[3]

P3 Canuto

Sirius Black, uno de los cuatro animagos conocidos no registrados.

El proceso es extremadamente difícil y puede provocar un desastre (como mutaciones permanentes de mitad humano y mitad animal) si se realiza incorrectamente. Una bruja o mago debe mantener una sola hoja de mandrágora en la boca durante todo un mes (de luna llena a luna llena). Si la hoja se remueve o se ingiere, la bruja o el mago tendrán que comenzar el procedimiento de nuevo. En la próxima luna llena visible (si la noche resulta ser turbia o nublada, habrá que repetir el proceso de nuevo), el mago debe escupir la hoja en un frasco bañado de los rayos directos de la luna. Al frasquito se le debe agregar uno de los propios cabellos del mago o bruja, una cucharadita de rocío plateado que no haya sido alcanzada por la luz del sol ni por pies humanos durante siete días, y la crisálida de una polilla esfinge de la calavera. La mezcla debe colocarse en un lugar tranquilo y oscuro y no puede ser perturbada de ninguna manera.

Lo siguiente que debe suceder es que el mago o bruja espere una tormenta eléctrica, siempre que sea posible. Durante este período de espera, el mago debe, al amanecer y al atardecer sin falta, recitar el conjuro Amato Animo Animato Animagus con la punta de su varita colocada apuntando al corazón. Cuando, por fin, haya una tormenta eléctrica, el mago debe moverse inmediatamente a un lugar grande y seguro, recitar el conjuro por última vez y luego beber la poción.[4]

Los animagos solo pueden tomar la forma de un animal específico. Esta forma no es elegida por el mago, sino que está determinada por su personalidad y rasgos internos[5]. También es posible que el patronus corpóreo pueda indicar en qué se convertiría una bruja o un mago si fuera un animago. Por ejemplo, Minerva McGonagall, una conocida gata animaga, también tiene el patronus de un gato. Aparentemente, la forma que adopta el patronus puede estar determinada por los mismos rasgos internos que la forma animaga. Un animago en forma de animal tampoco está limitado por el límite de vida de la criatura en la que se transforman, visto en el caso de Peter Pettigrew, que permaneció en forma de rata durante al menos doce años, permaneciendo vivo a pesar del hecho de que los roedores tienen una corta vida útil.

Cada animago lleva una marca de identificación en su forma animal que es causada por algo en su cuerpo humano. Esto puede ser un rasgo físico como la estructura dental o un rasgo adquirido, como gafas. Por ejemplo, tanto Minerva McGonagall como Rita Skeeter tienen marcas en sus formas animagas causadas por sus gafas. Si un animago sufre un cambio físico importante, como la pérdida de una extremidad, su forma animal también lo reflejará, como en el caso de Peter Pettigrew que perdió un dedo.[6]

Un animago podía elegir conscientemente si también quisiera transformar sus joyas y vestimentas junto con ellos.

Enseñanza

En el colegio Hogwarts, la teoría de la transfiguración animaga se enseña en el tercer año. Mientras que Minerva McGonagall, una animaga misma, fue la maestra, también incluyó una demostración práctica.

Los estudiantes talentosos y determinados pueden adquirir la habilidad durante sus años escolares si así lo desean. Minerva se había convertido en un animago a la edad de diecisiete años, siendo enseñada por el profesor Dumbledore.

En Uagadou, una escuela conocida por su enfoque en la auto-transfiguración, los estudiantes pueden convertirse en animagos a la edad de catorce años.

Naturaleza

La diferencia entre la transformación y la capacidad de transformación de animago es que éste puede transformarse a voluntad, sin una varita o un hechizo. Ser un animago es una habilidad, y la transformación requiere un hechizo. Un animago todavía piensa como un humano cuando está en su forma de animal, ya que Rita Skeeter pudo escuchar las conversaciones de los demás cuando estaba en forma de escarabajo. Sin embargo, los sentimientos de un animago no son tan complejos cuando están en su forma animal. La influencia de un dementor en un animago en su forma animal es más débil que en su forma humana.
P5 Sirius Black perro

Sirius Black,volviendo a su forma humana.

Los animagos también tienen la capacidad de comunicarse con animales normales. Parece que hay una comprensión clara de deseo y la necesidad en esta capacidad, pero se desconoce su alcance y calidad. Sirius Black, en su forma animago, fue capaz de comunicarse en un nivel rudimentario con Crookshanks, el gato mitad kneazle de Hermione Granger. Además, la forma animaga de Peter Pettigrew, una rata gris llamada Colagusano o Scabbers, fue capaz de comunicarse en el mismo nivel con las ratas pasajeras que le daban consejos y direcciones mientras viajaba por Albania en busca de Voldemort. La forma precisa de comunicación aún se desconoce, aunque probablemente no sea telepatía ya que Sirius no conocía el nombre de Crookshanks hasta que Hermione se lo contó.
P3 Pettigrew

Peter Pettigrew es devuelto a su forma humana.

Hay un hechizo particular que crea un destello azul y blanco que forzará a un animago a salir de su forma animal. Remus Lupin y Sirius Black una vez lo usaron para retirar a Peter Pettigrew de su forma de rata. Este hechizo podría ser el encantamiento de Homorphus que Gilderoy Lockhart afirma haber usado en contra del hombre lobo Wagga Wagga para obligarlo a volver a su forma humana.

También es importante tener en cuenta que los hombres lobo son fundamentalmente diferentes de los animagos. La licantropía es causada por una infección sanguínea transmitida a través de la mordida de un hombre lobo, mientras que la habilidad de animago se aprende. Los hombres lobo no pueden mantener sus mentes después de una transformación (a menos que tomen la poción matalobos), ni pueden controlarse a sí mismos cuando se transforman, mientras que los animagos pueden hacer ambas cosas. Sin embargo, como los hombres lobo solo dañan a los humanos, los animagos, mientras están en sus formas animales, están seguros al estar en compañía de hombres lobo.

Ley mágica

«Ya sabe que se me da muy bien disfrazarme.»
Peter Pettigrew comentando sobre su ventaja al no estar registrado.[fuente]
Se requiere que cada animago se registre en el Ministerio de Magia en el registro de Animagos. Este registro incluye revelar la forma del animal y las marcas distintivas del mismo. El registro está disponible para el público. La razón principal para el registro es asegurar que los animagos no abusen de sus habilidades, ya que el Ministerio puede hacer un seguimiento de ellos. Un buen ejemplo es que Rita Skeeter fue capaz de entrar en Hogwarts sin ser detectada (a pesar de haberle sido prohibida de los terrenos de Hogwarts por Albus Dumbledore) al transformarse en un escarabajo. Sirius Black pudo escapar de Azkaban e infiltrarse en Hogwarts en su forma animaga, ya que el ministerio no tuvo esto en cuenta cuando lo encarceló. Peter Pettigrew logró fingir su muerte y esconderse del resto del mundo en su forma animaga, ya que el Ministerio no tuvo esto en cuenta tampoco, ya que les ayudaría a considerar la posibilidad de que estuviera vivo; Pettigrew consideró esta ventaja como un disfraz efectivo para el Señor Oscuro .

El cargo por no registrarse como animago es una sentencia en Azkaban,[7]  aunque el período de tiempo es desconocido. Rita Skeeter renunció a todo un año escribiendo artículos, su principal medio de vida, para que Hermione Granger no la delatara como no registrada, y consintió en escribir un artículo sobre el relato de Harry sobre la noche en que Lord Voldemort fue resucitado. Eso sugiere una sentencia bastante larga, a pesar de que enviarla a Azkaban por cualquier período de tiempo es un castigo considerablemente malo para empezar.

Debido a la complejidad de la magia involucrada, el tiempo que lleva y el uso limitado de la habilidad, los animagos se han vuelto muy raros. Hubo un total de siete Animagi registrados conocidos en el siglo XX. También es parcialmente debido a esta complejidad que los animagos deben registrarse ellos mismos.

La edición 2579ª de "La transformación moderna" contenía una guía para identificar animagos no registrados.[8]

Animagos conocidos y especulados como tal

Antes del sistema de registro

Luego del sistema de registro

Varios

Etimología

Animago es una combinación de las palabras "animal" y "mago", viniendo a significar "mago animal".

Detrás de las escenas

  • J. K. Rowling ha declarado que le encantaría una nutria, su animal favorito, como su forma animaga, aunque si realmente se transformara, sospecha que podría ser "un conejillo de indias o algo así, lo que sería bastante embarazoso".[10]
  • J. K. Rowling una vez bromeó que Godric Gryffindor era en realidad el calamar gigante en el lago Hogwarts.
  • Según PABMOM, una transformación de animago es dos de los siguientes tipos: una especie de autotransformación, una especie de autoencantamiento, o una clase de magia que no es ni transformación ni encantamiento. Se le pide que elija la opción que sea incorrecta. Esto significaría que la transformación en animago es una especie de autotransformación pero no una transformación o un encantamiento, un tipo de autoencantamiento pero no una transformación o un encantamiento, o una especie de autotransformación y encantamiento.
    • Aplicando la lógica de nivel educacional sobre esto, sería posible que la transformación de animago fuera a la vez un autoencantamiento y una autotransformación porque si las afirmaciones de las autotransformaciónes o de los autoencantamientos fueran incorrectas, se habría quedado con dos declaraciones contradictorias, una que afirma el estado de esto y otra que niega específicamente la afirmación.
  • En la adaptación cinematográfica de Harry Potter y el prisionero de Azkaban (película), Peter Pettigrew está completamente vestido cuando se transforma a su forma humana en la Casa de los gritos, pero más tarde, cuando se transforma en una rata, deja su ropa, demostrando que es un mago es capaz de elegir conscientemente transformar lo que llevan puesto junto con ellos.
    • También es curioso apreciar que en esta parte de la película, en la que Sirius está luchando con un Lupin transformado, Sirius no se contagia de la licantropía de Remus. Esto debe suponer que los animagos están exentos de ciertas enfermedades mágicas en su forma animaga. Se desconoce qué pasaría si un animago que sufre de la licantropía está en su forma animaga durante la luna llena.
  • También en la adaptación cinematográfica de Harry Potter y el prisionero de Azkaban (película), la forma animaga de Sirius es un perro grande, sarnoso y de aspecto duro, pero en la "Orden del Fénix", se parece más a un perro amable e inofensivo. Podría ser que arregló sus apariciones en su forma humana, así como el hecho de que potencialmente se estaba recuperando de una ruptura mental y emocional debido a la pérdida de James y Lily, la traición de Pettigrew, su encuadre y sus años de encarcelamiento en Azkaban.
  • Un animago no sabe cuál será su forma de animal antes de la transformación.[9]
  • Curiosamente, los primeros cuatro animagos conocidos antes del sistema de registro tomaron la forma de pájaros (Falco Aesalon, Morrigan, Morgan le Fay y Cliodna). Los dos animagos registrados conocidos se convierten en gatos (Minerva McGonagall y una bruja desconocida).
  • Albus Dumbledore hizo una nota dentro de Los cuentos de Beedle el Bardo para explicarle a Minerva McGonagall que, aunque los animagos suelen ser personas que intentan evitar el castigo cuando violan la ley, ella simplemente lo hizo para continuar sus estudios en Transformación. Ella aprendió a convertirse en una animaga bajo la tutela de Dumbledore durante su tiempo como estudiante.[1]
  • Dado que la forma del animago está determinada por la personalidad del mago, no se sabe si la cultura en la que vive el mago tiene alguna influencia. A algunos animales se les atribuyen rasgos diferentes en diversas culturas. Por ejemplo, la cultura de Mongolia ha venerado históricamente a los lobos, atribuyéndolos como los mejores cazadores que solo pueden morir por la mano humana si el lobo consiente a la muerte ya que los lobos son considerados inherentemente superiores a la humanidad. En otras culturas, los lobos son vilipendiados y tratados como bestias cobardes, sedientas de sangre y repugnantes.
  • Un maestro que enseña la habilidad no necesita ser un animago, como se muestra cuando el profesor Dumbledore le enseñó a Minerva McGonagall.
  • No se sabe si el sistema de registro se usa en todo el mundo o solo en algunos países.
  • En latín, la forma femenina de "magus" es "maga". Sin embargo, nunca se hace referencia a las hembras animagi como "animaga" o "animagae", que sería el plural femenino, en canon.[11]
  • Curiosamente, un mago o bruja puede convertirse en un animal común y corriente, pero nunca se ha hablado o documentado de casos en los que los magos o brujas posean como forma animaga a algún animal fantástico o mágico.

Apariciones

Ver también

Notas y referencias

  1. 1,0 1,1 Los cuentos de Beedle el Bardo (real) - Babbitty Rabbitty y su Cepa Carcajeante- Comentarios de Albus Dumbledore.
  2. Datos de Pottermore de las ediciones 2014 de Reino Unido de los libros de Harry Potter (transcripción en inglés y enlace aquí)
  3. Quidditch a través de los tiempos
  4. Pottermore Presenta: Historias Breves de Hogwarts: Agallas, Adversidad y Aficiones Arriesgadas. Capítulo 1 (Minerva McGonagall)
  5. Accio-quite.org: Chat del día mundial del libro de JK Rowling, 4 de marzo de 2004
  6. Peter Pettigrew/Scabbers en Harry Potter y el prisionero de Azkaban
  7. Harry Potter y la Orden del Fénix - Capítulo 25 (El escarabajo, acorralado) - Hermione Granger instruyó a Rita Skeeter para entrevistar a Harry Potter con sinceridad y de forma gratuita, comentando: "De lo contrario, como bien saben, informaré a las autoridades que eres una animaga no registrada. Por supuesto, El Profeta podría darte mucho por el relato de la vida de un iniciado en Azkaban ".
  8. Animales fantásticos y dónde encontrarlos (película) (ver esta imagen)
  9. 9,0 9,1 9,2 Escritos por JK Rowling: "Uagadou" en Pottermore
  10. Accio-quote.org: "Edinburgh "cub reporter" press conference, ITV, 16 July 2005"
  11. Esta explicación sucede debido a que en el idioma inglés existe una categoría de palabras que poseen forma plural extranjera (Foreign Plural), en donde palabras del latín fueron adquiridas, pero no sufrieron una transformación para adaptarse al idioma. Un ejemplo sería "cactus", cuyo plural en inglés sería "cacti". Pero en las lenguas romances (español, francés, portugués, italiano y sardo) el genero es algo que se puede aplicar en estas palabras, siempre y cuando estas se adecúen o cumplan con las reglas de dichas lenguas.



El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.