FANDOM


«El anciano duende obedeció: puso la palma sobre la madera y la puerta de la cámara desapareció, revelando de inmediato una abertura cavernosa, llena hasta el techo de monedas y copas de oro, armaduras de plata, pieles de extrañas criaturas (algunas provistas de largas púas; otras, de alas mustias), pociones en frascos con joyas incrustadas, y una calavera que todavía llevaba puesta una corona.»
—Descripción del interior de la bóveda[fuente]

La bóveda de la familia Lestrange [les-TRÉINDCH][1] (pronunciación inglesa)es una bóveda en el banco Gringotts en Londres, Inglaterra, que pertenece a los Lestrange, una familia de sangre pura muy antigua y rica. Además de contener grandes cantidades de oro, galeones y tesoros; era el escondite de la copa de Helga Hufflepuff, una de los Horrocruxes de Lord Voldemort. En particular, la bóveda fue asaltadaen 1998 por Harry Potter, Hermione Granger y Ron Weasley con la asistencia de Griphook, un exempleado de Gringotts, durante la Segunda Guerra Mágica.

Historia

Historia temprana

Bellatrix

Bellatrix Lestrange

No se sabe mucho sobre la historia temprana de la bóveda, excepto que fue utilizada por varios miembros de la familia Lestrange para ocultar su riqueza. Cuando Bellatrix Black se casó con la familia Lestrange, obtuvo acceso a la bóveda.

Adquisición del horrocrux

En algún momento, Lord Voldemort le dio a Bellatrix Lestrange la copa de Helga Hufflepuff, uno de sus horrocruxes, para mantenerse a salvo en su bóveda, aunque no le dijo su verdadera naturaleza. Harry Potter creía que la razón por la que Voldemort tenía su horrocrux escondido en la bóveda era porque, como huérfano, nunca tuvo una bóveda en Gringotts y tenía envidia de las familias de magos con una bóveda de Gringotts, considerándola un gran honor.[2] Voldemort también sabía que la bóveda de los Lestrange estaba bien protegida y pensó que era un lugar seguro para esconder la copa de Helga Hufflepuff.


Adquisición de la espada falsa

Artículo principal: Escaramuza en la Mansión Malfoy
«¡Mientes, asquerosa sangre sucia, y yo lo sé! ¡Has entrado en mi cámara de Gringotts! ¡Di la verdad! ¡Confiesa!»
—Parte del interrogatorio de Bellatrix Lestrange hacia Hermione Granger[fuente]

Durante la Segunda Guerra Mágica, la Espada de Godric Gryffindor se guardó en la bóveda de Bellatrix por orden de Voldemort. Él y Bellatrix no sabían, en ese momento, que era simplemente una copia colocada allí por el entonces director del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería: Severus Snape. Así, alrededor de Pascua de 1998, cuando Harry Potter, Ron Weasley y Hermione Granger fueron capturados por los carroñeros y llevados a la Mansión Malfoy con la espada real, Bellatrix entró en pánico.[3]

Harry hizo que Griphook (también cautivo en la Mansión Malfoy) mintiera y dijera que era una falsificación, pero el pánico de Bellatrix hizo que Harry pensara que podría haber algo más de Voldemort en su bóveda: su horrocrux, la copa de Helga Hufflepuff, lo más probable. Bellatrix aturdió a todos los carroñeros, con la intención de matarlos más tarde, ya que Draco no estaba dispuesto a hacerlo. Bellatrix luego interrogó a Hermione y la torturó con la maldición Cruciatus, pero Hermione logró mentir, afirmando que la espada real era solo una copia.[3] De hecho, la verdadera espada se presentó a Harry y sus amigos en el bosque de Dean en el fondo de un lago congelado, ya que la espada debía recuperarse en circunstancias en las que se debía demostrar valentía y valor.[4]

Bellatrix también amenazó a Hermione con un cuchillo, después de que Harry y Ron escaparon del calabozo con la ayuda de Dobby y Ron la desarmaron. Mientras sostenía el cuchillo en la garganta de una Hermione inconsciente, Bellatrix exigió que los niños dejaran caer sus varitas, y luego presionó su marca oscura, llamando a Voldemort. Sin embargo, Dobby reapareció y causó que la araña cayera hacia la cabeza de Bellatrix, lo que la impulsó a liberar a Hermione y saltar fuera del camino. Cuando el elfo doméstico desapareció con Harry, Bellatrix le lanzó el cuchillo a Dobby, hiriéndolo fatalmente en el pecho. Ella y sus familiares fueron severamente castigados por Voldemort por permitir que Harry escapara. Bellatrix también perdió su varita en la escaramuza.[4]

Robo en 1998

Artículo principal: Asalto a Gringotts (1998)
Harry y Griphook

Harry y Griphook

Después de que el trío se escapó de la mansión, Hermione usó parte del cabello de Bellatrix, que se había caído sobre su ropa mientras Bellatrix la tomaba como rehén, para crear la poción multijugos para hacerse pasar por Bellatrix, ya que el trío planeaba entrar en Gringotts para robar el objeto de su bóveda. Se advirtió a Gringotts que los impostores podrían intentar entrar y tenían precauciones de seguridad adicionales en su lugar.

Harrypotter-gringotts

Harry dentro de la bóveda, en busca del horrocrux

A pesar de esto, el 1 de mayo de 1998, Harry, Hermione y Ron pudieron entrar en la bóveda con la ayuda de un duende y exempleado de Gringotts, Griphook. Se dieron cuenta de que el tesoro había sido protegido con la maldición flagrante y gemino, por lo tanto, cada vez que tocaban el tesoro los quemaba y multiplicaba, aumentando el peligro de que fueran aplastados por el metal abrasador. A pesar de las medidas de seguridad puestas en el contenido de la bóveda, el trío obtuvo la copa de Helga Hufflepuff y escapó en la parte posterior del dragón que había estado vigilando la puerta de la bóveda.[5]

Después de la guerra

No se sabe qué pasó con la bóveda y la fortuna de Lestrange después de la caída de Voldemort, o si la fortuna incluso sobrevivió al escape del dragón durante el robo, ya que ningún miembro conocido de la familia Lestrange sobrevivió sin ir a Azkaban.

Contenido

Copa de Helga Hufflepuff

La copa de Helga Hufflepuff.

La bóveda de los Lestranges contenía grandes tesoros, abarrotados del piso al techo con monedas de oro, armaduras de plata, pieles de grandes criaturas con largas espinas y alas caídas, pociones en frascos enjoyados y una calavera con una corona.

El más prominente de su contenido fue la copade Helga Hufflepuff, que se convirtió en un horrocrux por Voldemort, y la espada falsa de Godric Gryffindor.

Medidas de seguridad

Para llegar a esta bóveda, uno debe ser escoltado por un empleado de Gringotts en un carro, que será mojado por la Perdición del Ladrón si esta defensa es activada por los duendes de Gringotts. Un dragón vigila la puerta y solo retrocederá ante el sonido de los cachivaches de un duende. Con el toque del empleado, la puerta se abrirá. Para esta bóveda, se requería que el empleado duende pusiera su palma entera en la puerta, en lugar de solo un dedo, para abrirla.

Tumblr lu5g1eMI0y1qgt0vro5 250

Harry alcanzando la copa

Como lo descubrieron al allanar la bóveda, Harry, Ron, Hermione y Griphook descubrieron que todo el tesoro que estaba dentro había sido maldecido con geminio y flagrante. Por lo tanto, todo se calentaba y se duplicaba a una velocidad rápida si se tocaba, hasta que el ladrón potencial sea enterrado y quemado. Estas réplicas son idénticas en apariencia, pero no tienen ningún valor monetario.[5]

La alta seguridad de esta bóveda sugiere que es incluso más profunda que la bóveda 713, a la que también se tuvo que acceder el carro y con un empleado, pero no tenía ningún tipo de criatura que la protegiera. [6]

Detrás de escenas

Apariciones

Notas y referencias

  1. Transcripción británica del IPA: [lɪˈstreɪndʒ] - Ver WP favicon transcripción fonética del español en Wikipedia
  2. Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Capítulo 24 (El fabricante de varitas)
  3. 3,0 3,1 Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Capítulo 23 (La Mansión Malfoy)
  4. 4,0 4,1 Harry Potter y las Reliquias de la Muerte
  5. 5,0 5,1 Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Capítulo 26 (Gringotts)
  6. Harry Potter y la piedra filosofal - Capítulo 5 (El callejón Diagon)



El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.