FANDOM


Padlock
La edición de Batalla de Hogwarts por usuarios no registrados o nuevos está actualmente desactivada.
Dichos usuarios pueden discutir cambios, pedir la desprotección, iniciar sesión, o crear una cuenta.
«Sé que os estáis preparando para luchar. Pero vuestros esfuerzos son inútiles; no podéis combatirme. No obstante, no quiero mataros. Siento mucho respeto por los profesores de Hogwarts y no pretendo derramar sangre mágica.Entregadme a Harry Potter y nadie sufrirá ningún daño. Entregadme a Harry Potter y dejaré el colegio intacto. Entregadme a Harry Potter y seréis recompensados. Tenéis tiempo hasta la medianoche.»
—El ultimátum de Voldemort[fuente]

La Batalla de Hogwarts fue la batalla final de la Segunda Guerra Mágica. Tuvo lugar entre la noche del 2 de mayo de 1998 y la mañana del 3 de mayo del mismo año, en el castillo y en los jardines del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Cuando Lord Voldemort supo que Harry Potter se encontraba en el castillo con el propósito de localizar y destruir uno de sus últimos Horrocruxes, ordenó a todos los mortífagos y a las criaturas que habían prometido lealtad a él atacar la escuela. El Ejército de Dumbledore comunicó a la Orden del Fénix y sus otros aliados la necesidad de combatir, logrando una gran batalla. Lord Voldemort condujo a sus fuerzas a la Casa de los Gritos, mientras que Kingsley Shacklebolt y Minerva McGonagall llevaron a los defensores a Hogwarts. La batalla terminó con una victoria decisiva de la Orden y el ED. Fue la batalla más devastadora, sangrienta e importante de la guerra, con muchas víctimas -entre ellas Lord Voldemort y Bellatrix Lestrange, pero también Remus Lupin, Nymphadora Tonks y por lo menos cincuenta víctimas más que lucharon contra Tom Riddle (Voldemort) y sus Mortífagos[1], así como también la destrucción de varias instalaciones del Castillo Hogwarts. También se supone que es la última batalla en la que la Varita de Saúco participó antes que Harry la devolviera a la tumba de Dumbledore (antes que la rompiera y la arrojara al acantilado, en la película).

Información general

Búsqueda de los Horrocruxes

En el climax de la Batalla de la Torre de Astronomía, Albus Dumbledore fue asesinado por el entonces profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras, Severus Snape[2]. Dumbledore, sin embargo, le había mencionado, explicado y le había pedido que continuase su última misión a Harry Potter: encontrar y destruir los Horrocruxes restantes que Voldemort a lo largo de su vida había creado. Varios meses atrás, dos Horrocruxes fueron encontrados: el guardapelo de Salazar Slytherin, que había sido destruido por Ron Weasley en diciembre de 1997, y la copa de Helga Hufflepuff, que había sido robada a Bellatrix Lestrange en la bóveda del Banco Gringotts el día antes de la la batalla. Otros dos Horrocruxes también habían sido destruidos ya: el viejo Diario de Tom Ryddle que tuvo durante sus años escolares en Hogwarts fue destruido en 1993 por Harry Potter, y el Anillo de Sorvolo Gaunt por Albus Dumbledore en algún momento de julio en 1996, después de encontrarlo. Después de enterarse de que sus Horrocruxes fueron sistemáticamente perseguidos y destruidos, Voldemort ordenó un ataque masivo contra el Castillo Hogwarts en un intento de evitar que Harry Potter destruyera uno de los Horrocruxes restantes: la Diadema de Rowena Ravenclaw, que estaba escondida en la Sala de los Menesteres,aunque esta al final fue destruida por el colmillo de basilisco y el fuego maldito desatado en la Sala.

Hogwarts

«Pues… bueno, Hogwarts ya no parece Hogwarts»
—Neville sobre la situación en Hogwarts[fuente]
Snape Great Hall Headmaster

Director Snape

El primero de agosto de 1997, el entonces Ministro de Magia, Rufus Scrimgeour, y antiguo Jefe de la Oficina de los Aurores fue capturado por Voldemort e interrogado acerca del paradero de Harry Potter. Sin embargo, en un último acto por Harry, Rufus Scrimgeour se negó a hablar, y fue asesinado posteriormente. Esto colocó al Ministerio de Magia bajo el control de Voldemort y sus mortífagos. El Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería también cayó bajo la influencia de Voldemort, y nombró a Severus Snape como nuevo Director (irónicamente, Severus había matado al director anterior, Albus Dumbledore, sólo unos meses antes). Los hermanos Carrow también fueron nombrados profesores.

Muchas cosas fueron cambiadas en la escuela; Defensa Contra las Artes Oscuras pasó a llamarse Artes Oscuras y Estudios Muggles, además de ser convertida en una clase obligatoria para todos, enseñaba que se debía odiar a los muggles y a los hijos de muggles. Como resultado de esto, un grupo de estudiantes comenzó a luchar desde muy temprano en el año escolar 1997-1998, dirigido por el estudiante de séptimo año Neville Longbottom y las estudiantes de sexto año Ginny Weasley y Luna Lovegood. Este grupo se presentó como el sucesor del original Ejército de Dumbledore, fundado por Harry Potter, Ron Weasley y Hermione Granger en 1995.

La batalla

Hogsmeade

Hermione Granger: «Pero ¿cómo vamos a entrar en Hogwarts?»
Harry Potter: «Iremos a Hogsmeade y ya pensaremos algo cuando veamos qué tipo de protección hay en el colegio.»
— El trío que planea entrar en Hogwarts[fuente]
358px-HPDH2-01559r

El trío en Hogsmeade

Harry, Ron y Hermione se aparecieron en la calle principal de la aldea de Hogsmeade mientras usaban la Capa de Invisibilidad y fueron detectados de inmediato por un grupo de mortífagos debido al hecho de que habían disparado un encanto maullido. Ellos trataron de desaparecerse, pero no lo lograron porque los mortífagos colocaron un encantamiento anti-desaparición. Los mortífagos trataron de revelar su paradero invocando la Capa de Invisibilidad, el manto sin embargo se negó a ser trasladada por el hecho de que se trataba de la Capa de la leyenda de El Cuento de los Tres Hermanos.

Harry-potter7-movie-screencaps.com-3014

Los mortífagos buscan en Hogsmeade a Harry Potter

Harry, Ron y Hermione retrocedieron rápidamente por la calle lateral más cercana. Harry les informó a sus amigos que los Mortífagos debían haber configurado el Encantamiento maullido para alertarlos de la presencia del trío, y probablemente habían hecho algo para atraparlos allí. En ese momento, un Mortífago sugirió liberar a los Dementores, señalando que los Dementores no matarían a Harry. Voldemort quería la vida de Harry, no su alma, y sería más fácil matarlo si hubiera sido sometido al Beso de Dementor primero.

Hermione sugirió que desaparecieran, pero cuando lo intentaron, el aire a través del cual necesitaban moverse parecía volverse sólido. No pudieron desaparecer debido a un Embrujo antidesaparición colocado por los mortífagos. Diez o más Dementores se acercaron a ellos, y Harry levantó su varita para lanzar un Patronus, lo que provocó que el ciervo plateado saliera de su varita y cargara contra los dementores. Éstos se dispersaron y hubo un grito triunfante entre los mortífagos.

Aberforth DumbledoreDH2

Aberforth Dumbledore

De repente, una puerta cerca del trío se abrió y los tres se apresuraron a entrar en el Cabeza de Puerco. Subieron las escaleras corriendo hacia una habitación con un gran retrato al óleo de una niña rubia. Afuera, el propietario de la posada sacó su varita y lanzó un Patronus en forma de cabra; insistió en que los Mortífagos habían confundido a su Patronus con un ciervo y que habían activado la alarma cuando soltó a su gato. Convencidos a regañadientes, los Mortífagos volvieron a la calle principal. Hermione salió de debajo de la Capa y se sentó en una silla. Harry cerró las cortinas y se quitó la capa, descubriendo también a Ron. Podían escuchar al hombre abajo echar el cerrojo la puerta de la barra y luego subir las escaleras.

Cabeza de Puerco

«Yo conocía muy bien a mi hermano, Potter. Aprendió de mi madre el arte de guardar secretos. Nosotros crecimos rodeados de secretos y mentiras, y Albus tenía un talento innato para eso.»
—Aberforth describía a su hermano[fuente]
Harry-potter7-movie-screencaps.com-3118

El espejo doble vías en posesión de Aberforth

La atención de Harry fue captada por la mitad del Espejo doble de Sirius Black en la repisa de la chimenea. Se dio cuenta de que era el ojo del hombre que había estado viendo en el espejo, y que esto debía significar que el hombre había enviado Dobby para rescatarlos durante la Escaramuza en la Mansión Malfoy. Por su parecido con su difunto hermano, Harry dedujo que el hombre era Aberforth Dumbledore.

Al darse cuenta de que el trío tenía hambre, Aberforth salió de la habitación y reapareció con un pan, queso y una jarra de peltre con hidromiel. Aberforth les dijo que esperaran el amanecer, cuando se levantaría el toque de queda. Luego podrían salir de Hogsmeade, subir a las montañas y desaparecer. Harry argumentó que necesitaban ingresar a Hogwarts para completar la tarea que Albus Dumbledore les asignó. Aberforth dijo que la gente tendía a salir perjudicada cuando él llevaba a la práctica sus grandiosos planes.

Arianas portrait13

Harry hablando con Aberforth sobre la misión que Dumbledore le dejó a él

Aberforth les dijo a los jóvenes magos que se alejaran de la escuela, si podían fuera del país, que olvidaran a Dumbledore y sus grandiosos planes. Harry señaló que Aberforth también luchaba, era parte de la Orden del Fénix, pero Aberforth replicó que la Orden del Fénix había pasado a la historia. Aberforth luego dijo que Dumbledore tenía un talento innato para guardar secretos y mentiras, algo que aprendió de su madre. Hermione tímidamente preguntó si la imagen en la repisa de la chimenea era de su hermana, Ariana, y Aberforth lo confirmó.

Harry-potter7-movie-screencaps.com-3302

Aberforth le cuenta al trío el pasado de su hermano.

Hermione dijo que el profesor Dumbledore quería mucho a Harry, pero Aberforth dijo que muchas de las personas que su hermano quería acabaron peor que si los hubiera dejado en paz. Cuando Hermione le preguntó si se refería su hermana, él comenzó a hablar. Les dijo que cuando Ariana tenía seis años, fue atacada por tres niños Muggles , y que luego su magia se quedó dentro y la enloqueció, explotaba cuando ella no podía controlarla. eso. Aberforth reveló que su padre, Percival Dumbledore, fue tras los chicos que dañaron a su hija y fueron encerrados en Azkaban por ello.

El resto de la familia se mudó de casa y, como Albus estaba a menudo demasiado ocupado para Ariana, a ella le gustaba más Aberforth. Aberforth podía hacer que comiera cuando ella se negaba, y él podía calmarla cuando estaba en una de sus rabias. Luego, cuando Ariana tenía catorce años, ella accidentalmente mató a su madre. La muerte de Kendra resultó en que Albus tuvo que dejar de lado sus sueños y establecerse como cabeza de familia.

Aberforth dijo que Albus lo hizo bien durante unas semanas, hasta que llegó Gellert Grindelwald. Aquí habíaa alguien tan brillante y talentoso como Albus; y así Ariana pasó a segundo plano ya que los dos planearon un nuevo orden mágico. Después de unas semanas de esto, Aberforth se enfrentó a los dos diciéndole a Albus que lo dejara, lo que hizo que Grindelwald se enfadara. Hubo una discusión, y Grindelwald sometió a Aberforth a la Maldición Cruciatus. Albus intentó detener a Grindelwald, y los tres muchachos comenzaron a duelo. Cuando las maldiciones se detuvieron, Ariana yacía muerta por una mano desconocida.

Harry-potter7-movie-screencaps.com-3468

Ariana dejando su retrato

Aberforth le dijo nuevamente a Harry que se escondiera, pero Harry sabía que en la guerra, a veces se tiene que pensar en el bien de todos. Harry le dijo a Aberforth que Albus le había enseñado a acabar con Quién-Tú-Sabes, y que iba a seguir hasta que lo lograra o muriera. Rindiéndose, Aberforth se acercó al retrato de Ariana y dijo "Ya sabes qué tienes que hacer". Ella sonrió y caminó a lo largo de lo que parecía ser un largo túnel pintado detrás de ella. Aberforth dijo que solo quedaba una entrada para Hogwarts.

Un pequeño punto blanco apareció al final del túnel pintado, y ahora Ariana estaba caminando hacia ellos, creciendo más y más grande a medida que ella venía, con alguien más cojeando a su lado. Las dos figuras se hicieron más grandes hasta que la pintura giró hacia adelante en la pared como una puerta, y se reveló la entrada a un túnel real. Fuera del túnel y sobre la repisa de la chimenea salió con el rostro lleno de heridas de Neville Longbottom, quien gritó de entusiasmo al ver a Harry y dijo que sabía que vendría y que solo era cuestión de tiempo. Neville procedió a decirle al trío que Hogwarts ha cambiado mucho bajo el nuevo régimen.

Llegada a Hogwarts y comienzo de la batalla

«'¡HARRY! ¡Es Potter, es POTTER!»
—El Trío entrando en la Sala de los Menesteres, siendo recibido por el E.D.[fuente]

Neville llevó a Harry, Hermione y Ron a la vuelta de una esquina y subió un tramo de escaleras empinado que conducía a una puerta. Mientras Harry lo seguía, escuchó a Neville gritar a personas invisibles, anunciando la llegada de Harry, y él, Ron, y Hermione pronto se vieron envueltos, abrazados, golpeados en la espalda, por Lo que parecían ser más de veinte personas.

D.a. in 1998

Los miembros del ED le dan la bienvenida a Harry el 1 de mayo de 1998

Neville les dijo a todos que se calmaran, y Harry vio que estaban en una habitación enorme con muchas hamacas multicolores colgadas del techo. Las paredes estaban cubiertas con tapices brillantes: el león dorado de Gryffindor, adornado en escarlata; el tejón negro de Hufflepuff, colocado contra el amarillo; y el águila bronce Ravenclaw, en azul. Había libreros abultados, algunas escobas apoyadas contra las paredes, y en la esquina, una gran radio de madera. Neville reveló que estaban en la Sala de los Menesteres, que se había expandido a medida que más chicos del Ejército de Dumbledore llegaban. Seamus Finnigan le dijo al trío que el ED se había estado escondiendo allí durante casi dos semanas, ya que ni el director Snape ni los Carrows podían entrar. El pasaje al pub apareció mientras los estudiantes tenían hambre, ya que la comida era una de las pocas cosas que la habitación no pudo proporcionar. La habitación seguía haciendo más hamacas a medida que se necesitaban. Harry reconoció a Lavender Brown, a ambas gemelas Padma y Parvati Patil, Terry Boot, Ernie Macmillan, Anthony Goldstein, y Michael Corner.

Neville, quien se había convertido en el líder del grupo, dijo que había usado los galeones que Hermione había hechizado en su quinto año para comunicarse con todos los miembros del ED, y por supuesto, los anteriores miembros como los gemelos Weasley comenzaron a llegar a través del túnel desde Cabeza de Puerco.

P7 Trío Hogsmeade

Harry y el Ejército de Dumbledore se preparan para derrocar al régimen de los Mortífagos en Hogwarts

Neville les había informado a algunos de ellos que era hora de volver a Hogwarts para luchar y ayudar a Harry a encontrar lo que fuera que necesitaba. Cuando Harry se dio cuenta de lo leales que estaban siendo con él, aceptó su ayuda y les dijo que Voldemort se dirigía a Hogwarts y que él, Harry, necesitaba encontrar algo en el castillo. Cuando le preguntó acerca de los artefactos asociados con Rowena Ravenclaw, le contaron a Harry sobre la diadema perdida y decidió que era casi seguro que Voldemort la habría usado para su Horrocrux.

Deathly-hallows-part2-still07

Harry y Luna entrando a la Torre de Ravenclaw

Luna Lovegood llevó a Harry a Sala común de Ravenclaw para ver una estatua de Rowena con la diadema para que supiera qué buscar. Fueron atrapados allí por Alecto Carrow, quien convocó a Voldemort a través de la Marca Tenebrosa en su brazo antes de ser aturdida por Luna. Amycus Carrow y la profesora McGonagall luego llegaron a la sala. Amycus decidió que iba a culpar a los estudiantes de la invocación (aparentemente innecesaria) de Alecto a Voldemort. McGonagall se negó a permitir que él pusiera a sus estudiantes en peligro, lo que le hizo escupir en la cara con ira. Harry, indignado, usó la Maldición Cruciatus sobre él, revelándose a sí mismo a McGonagall.

Huida de Severus Snape

Artículo principal: Huida de Severus Snape
«¡No! ¡En Hogwarts no volverás a matar!»
Filius Flitwick mientras se une al duelo[fuente]

McGonagall envió a tres patronus mensajeros para llamar a los otros jefes de la casa, y se dirigió al Gran Comedor con Harry y Luna siguiéndola de cerca. Mientras caminaban desde la Torre de Ravenclaw, se encontraron con el Director Snape en el pasillo. Continuamente miraba alrededor, tal vez sospechando que Harry estaba cerca. Cuando se le preguntó qué estaba haciendo allí, McGonagall afirmó que escuchó un disturbio. Se mostró evasiva cuando le preguntaron por Harry y luego hendió su varita en el aire. Snape, más rápido, desvió su encantamiento. Luego McGonagall agitó su varita hacia una antorcha en la pared, haciendo que saliera volando de su soporte.

Tumblr m6w94mksyO1qepf8yo6 250

Minerva McGonagall lucha contra Severus Snape antes de que comience la batalla

Las llamas se convirtieron en un anillo de fuego que llenó el pasillo y voló como un lazo hacia Snape. Snape convirtió las llamas en una gran serpiente negra que McGonagall lanzó al humo y se convirtió en un enjambre de dagas, que ella dirigió hacia él. El Director colocó una armadura delante de él, en la que las dagas se hundieron con resonantes ecos.

Filius Flitwick y Pomona Sprout llegaron corriendo en ayuda de McGonagall con un rezagado Slughorn que se estaba quedando atrás. Flitwick levantó su varita, hechizando la armadura para atacar a Snape aplastándolo. Superado en número, Snape envió la armadura volando contra sus atacantes y corrió a un aula desierta, donde se escuchó un fuerte golpe. Continuando, McGonagall gritó, "¡cobarde!". Arrastrando la capa, Harry y Luna se apresuraron a entrar para descubrir que Snape había huido saltando por la ventana en forma de chorro de humo negro azabache.

Harry pensó que Snape seguramente estaba muerto, pero McGonagall comentó amargamente que, a diferencia de Dumbledore, Snape tenía una varita y había aprendido algunos trucos de su amo, Voldemort. Harry vio una figura grande, como un murciélago, volando a través de la escuela. Harry se deslizó en la mente de Voldemort de nuevo y vio un Lago lleno de Inferi. Voldemort saltó de la barca sediento de sangre y se dirigió a Hogwarts.

Preparativos para la batalla

DH2 Minerva Molly suits of armour

Minerva diciendo a las armaduras que defiendan Hogwarts

«¡Hogwarts está en riesgo! ¡Cubran los bordes, protéjanos, cumplan con su deber para con la escuela!.»
Minerva McGonagall hacia las estatuas y armaduras animadas por el conjuro Piertotum Locomotor antes de la batalla.[fuente]

McGonagall luego ordenó que los estudiantes fueran llevados al Gran Comedor. Allí, McGonagall y Kingsley Shacklebolt anunciaron que los estudiantes con la edad suficiente para luchar podrían quedarse si quisieran, mientras que los estudiantes más jóvenes serían evacuados por Poppy Pomfrey y Argus Filch a través del pasadizo del Cabeza de Puerco. Los profesores lanzaro hechizos protectores y defensivos alrededor de Hogwarts para defenderse de Voldemort, aunque todos sabían que no importaba qué tipo de protección dieran, Voldemort finalmente la penetraría. Mientras se estaba fortificando el Castillo de Hogwarts, Harry le preguntó a Flitwick sobre la diadema de Ravenclaw, pero Flitwick le informó que nadie que viviera había visto la diadema. Mientras tanto, McGonagall encantó las estatuas y las armaduras de la escuela para ayudar a defender el castillo y le ordenó a Filch que convocara a Peeves al Poltergeist para ayudar en la defensa.

DH2 Protego Maxima, Fianto Duri, Repello Inimicum

Se colocaron defensas mágicas alrededor de Hogwarts para retrasar a Voldemort

Cuando Harry y Luna regresaron a la sala de los menesteres, descubrieron que habían llegado aún más personas, entre ellas: Kingsley Shacklebolt, Remus Lupin, Oliver Wood, Katie Bell, Angelina Johnson, Alicia Spinnet, Bill Weasley, Fleur Delacour, Arthur Weasley, y Molly Weasley. Fred Weasley había alertado a El Ejército de Dumbledore, y ellos a su vez convocaron la Orden del Fénix. A medida que los estudiantes más jóvenes estaban siendo evacuados, se desató una discusión sobre la joven menor de edad Ginny Weasley, que quería ayudar a pelear. Su madre finalmente cedió hasta el punto de permitir que Ginny se quedara en Hogwarts si se quedaba en Sala de los Menesteres. El hijo desertor de los Weasley, Percy de repente llegó, y se disculpó en voz alta a su familia por no apoyarlos; los Weasley inmediatamente lo perdonaron. Mirando a su alrededor, Harry se preguntó dónde estaban Ron y Hermione. Ginny le dijo que estaban atendiendo algo relacionado con un baño, dejando a Harry desconcertado.

830px-Suits of armours DH2

Las estatuas cobran vida

La Orden del Fénix y los profesores han acordado un plan de batalla y comienzan a dividirse en grupos. A medida que aumenta la tensión sobre la batalla que se avecina, Harry busca ansiosamente en la habitación a Ron y Hermione, que aún estaban desaparecidos.

Primera parte de la batalla

El ultimátum de Voldemort

«Sé que os estáis preparando para luchar. Pero vuestros esfuerzos son inútiles; no podéis combatirme. No obstante, no quiero mataros. Siento mucho respeto por los profesores de Hogwarts y no pretendo derramar sangre mágica.Entregadme a Harry Potter y nadie sufrirá ningún daño. Entregadme a Harry Potter y dejaré el colegio intacto. Entregadme a Harry Potter y seréis recompensados. Tenéis tiempo hasta la medianoche.»
—El ultimátum de Voldemort[fuente]
Slytherins battle

Pansy Parkinson instando a los estudiantes a entregar a Harry a Voldemort

Repentinamente Voldemort amplificó mágicamente su voz por lo que se escuchó por todo Hogwarts y Hogsmeade Voldemort informó a la escuela que si le entregaban a Harry antes de la medianoche, nadie en la escuela resultaría herido. Pansy Parkinson, al ver a Harry, se puso de pie y gritó que alguien lo agarrara; toda la Casa Gryffindor se levantó inmediatamente, seguido casi por todos los Ravenclaw y Hufflepuff, y a la vez sacaron sus varitas, indicando su voluntad de luchar por Harry.
400px-Death Eaters attacking Hogwarts

Los mortífagos intentan entrar en Hogwarts

La profesora McGonagall anunció que toda la casa de Slytherin sería evacuada, seguida por las otras Casas, a través del pasaje a través del Cabeza de Puerco, aunque aquellos mayores edad podrían quedarse si lo deseaban; aunque no quedaron de Slytherin, varios Ravenclaw mayores de edad, aun más de Hufflepuff y la mitad de los de Gryffindor se quedaron para pelear. Cuando la profesora McGonagall lo solicitó, Harry volvió a buscar el Horrocrux. Bajando por un pasillo vacío, comenzó a entrar en pánico; no tenía idea de dónde buscar el Horrocrux o dónde estaban Ron y Hermione. Aunque todos los menores de edad debían ser evacuados, dos estudiantes conocidos, Colin Creevey y Ginny Weasley, ambos de 16 años, volvieron a colarse al campo de batalla, desafiando directamente la evacuación ordenada.
Hogwarts' quidditch pitch-DH2

El Campo de Quidditch es quemado por mortífagos durante la Batalla de Hogwarts

Mientras los defensores de Hogwarts se preparaban para detener a Voldemort para que Harry pudiera terminar su búsqueda del objeto de Ravenclaw, los Mortífagos lanzaron ataques contra el castillo, pero no pudieron entrar. Los defensores de Hogwarts pudieron defenderse de los Mortífagos utilizando una serie de tácticas: la profesora Sprout y Neville planeaban el uso de plantas peligrosas de los invernaderos contra los Mortífagos, como lanzar Mandrágoras al otro lado de los muros, así como las armaduras hechizadas y duelos de varita. Todo el castillo se sacudió con la fuerza de los siniestros encantamientos de los Mortífagos, y Harry se encontró con Aberforth Dumbledore y Rubeus Hagrid, su perro Fang, y su hermanastro gigante, Grawp, cuando se unieron en la defensa del castillo contra los Mortífagos. Durante los duelos, retratos en las paredes, incluido el de Sir Cadogan, corrieron entre sus lienzos gritando noticias de otras partes del castillo o dando ánimos a los combatientes.

Escaramuza en el puente cubierto

«Sí, ¿ustedes y cuantos más?»
Neville Longbottom se burla de los mortífagos[fuente]
180px-Ginny2

Ginny en el puente colgante durante la Batalla

Después de que Scabior probara si era seguro cruzar las protecciones ahora rotas, los Mortífagos cargaron en el puente cubierto. Mientras Neville corría hacia el Patio de la Torre del Reloj, hizo un breve duelo con Scabior antes de lanzar un hechizo que rebotó en las vigas de madera produciendo una gran explosión en el Reloj de Sol de Jardín, en las afueras del puente de cubierto. [3]

On the bridge

Ginny y otros estudiantes debajo del Puente Cubierto esperando a ver si Neville sobrevivió a su explosión

Cuando los mortífagos cayeron en el barranco de abajo, Neville se lanzó sobre la parte no explotada del puente, sosteniéndose en las vigas de madera intactas, así que Ginny Weasley, Seamus Finnigan, Cho Chang, Ernie Macmillan, Leanne, Padma Patil y Nigel Wolpert lograron ayudarlo a levantarse. [3]

Embate en el Viaducto

«'ENTREN! ¡Cúbranse! ¡CUBRÁNSE!'»
—La protección que rodea el castillo está rota[fuente]

Cuando los gigantes entraron en el Viaducto, el patio del viaducto fue atacado por las maldiciones de los Mortífagos, explotando gran parte del claustro. Las armaduras lucharon contra los gigantes en el Viaducto, logrando el piso uno, pero también quedaron bajo el fuego de Mortífagos. [3]

Dos gigantes murieron durante este ataque, uno estrangulado por las enredaderas del lazo del Diablo colocadas por la profesora Sprout y el otro derribado por los trajes de armadura.

Escaramuza en las Almenas del Patio

Tumblr n4afunNcf51qg4gkko7 250

Arthur Weasley y Kingsley enfrentando a los Mortífagos en las Almenas del Patio

El gigante luchó con las armaduras encantadas en el Viaducto, los Mortífagos comenzaron a lanzar maldiciones en el Patio del viaducto y en los enfrentamientos alrededor de las almenas. [3]

Debido a las almenas destrozadas, un mortífago logró aparecerse en el conjunto de pasarelas en las que los miembros de la Orden del Fénix lanzaron hechizos. El Mortífago disparó una Maldición asesina, matando a un mago, y luego disparó a otro contra Arthur Weasley, quien respondió con un hechizo rojo propio que los encerró a los dos en la batalla.

Mientras otro mortífago calvo (posiblemente Jugson) intentó aparecerse a través de una de las ventanas, fue descubierto por Kingsley Shacklebolt, quien lo golpeó con un hechizo de inversión de impulso que lo detuvo y lo envió volando de regreso a su muerte. [3]

Sin título

Mortífagos y gigantes irrumpiendo en Hogwarts

Buscar la diadema

«Le robé la diadema. Quería ser más lista, más importante que mi madre. La robé y huí con ella. Dicen que mi madre nunca admitió que había perdido la diadema, y fingió que todavía la conservaba. Ocultó su pérdida y mi espantosa traición, incluso a los otros fundadores de Hogwarts.»
—Helena Ravenclaw narra su pasado[fuente]
Harry and Helena1

La Dama Gris, o Helena Ravenclaw, fantasma de Ravenclaw con Harry

Mientras la batalla continuaba, Harry pensó en posibles ubicaciones de los Horrocrux relacionados con Ravenclaw. Todo lo que parecía asociarse con Ravenclaw era la Diadema Perdida, pero nadie que viviera había visto la diadema. Ante este pensamiento, Harry decidió preguntarle a un fantasma, ya que había vivido mucho más tiempo que nadie. Harry encontró a Nick Casi Decapitado, y le preguntó dónde podía encontrar al fantasma de la casa de Ravenclaw. Algo disgustado de que Harry no quisiera su ayuda, Nick señaló a la Dama Gris, y finalmente Harry la persiguió y le preguntó si sabía algo sobre la diadema. Después de ganarse su confianza, reveló que, durante su vida, ella era la hija de Rowena Ravenclaw, Helena, y le robó la diadema a su madre para hacerse más inteligente.

Battle ready1024

Voldemort destruyendo el escudo de Hogwarts

Ella reveló que escondió la diadema en un árbol hueco en un bosque en Albania, y también admitió avergonzadamente que se lo había contado a otro estudiante, muchos años antes. Harry pensó en privado que la Dama Gris era solo una de las muchas que habían sido engañadas por los encantos de Tom Ryddle. Harry asumió que Voldemort encontró la diadema en Albania, y la llevó a Hogwarts para ocultarla la noche que le pidió a Dumbledore el trabajo Defensa Contra las Artes Oscuras. Harry entonces recordó que Voldemort operaba solo y puede haber sido lo suficientemente arrogante como para pensar que solamente él había descubierto el secreto de Hogwarts de la Sala de los Menesteres. Harry supo de inmediato que Voldemort había escondido allí la Diadema Perdida.

Camara Secreta BH

Hermione Granger y Ron Weasley en la Cámara de los Secretos preparándose para destruir la copa de Helga Hufflepuff

Al regresar a la sala de los menesteres, Harry encontró a Ron y Hermione allí. Le informaron que Ron había abierto la Cámara de los Secretos imitando el Pársel que Harry había hablado para abrir el horrocrux del guardapelo, y Hermione había recuperado varios colmillos del Basilisco, utilizando uno de ellos para destruir la Copa de Helga Hufflepuff, uno de los Horrocruxes y recuperando los otros para destruir cualquier futuro Horrocrux que encontraran. Reunido, el trío fue a la Sala de los Menesteres para buscar el Horrocrux.

Ginny estaba adentro, junto con Tonks, y la Sra. Longbottom (la abuela de Neville) que había sellado el túnel hacia el Cabeza de Puerco. Las tres mujeres pronto se fueron para unirse a la batalla, en orden para que el trío cambiara la configuración de la Sala de los Menesteres. Cuando Ron dijo que quería advertir a los elfos domésticos, Hermione soltó los colmillos de basilisco y se arrojó a los brazos de Ron, besándolo. Él le devolvió el beso, sus sentimientos tácitos finalmente se expresaron. El trío entró luego en la Sala de los Menesteres, que Harry había vuelto a abrir como el almacén de chatarra donde Voldemort había colocado el diadema.

Sala de los Menesteres

180px-Harrypotter7part2photo2

Draco, Goyle y Zabini en la Sala de los Menesteres

«Pero no era un fuego normal; Crabbe debía de haber utilizado alguna maldición que Harry no conocía. Al doblar una esquina, las llamas los siguieron como si tuvieran vida propia, o pudieran sentir y estuvieran decididas a matarlos. Entonces el fuego empezó a mutar y formó una gigantesca manada de bestias abrasadoras: llameantes serpientes, quimeras y dragones se alzaban y descendían y volvían a alzarse, alimentándose de objetos inservibles acumulados durante siglos, metiéndoselos en fauces provistas de colmillos o lanzándolos lejos con las garras de las patas; cientos de trastos saltaban por los aires antes de ser consumidos por aquel infierno.»
—Descripción del Fuego maligno conjurado por Vincent Crabbe[fuente]

Harry, Ron y Hermione se separaron para buscar la diadema dentro de los montículos de objetos ocultos. Sin embargo, cuando Harry lo encontró, fue acorralado por Draco Malfoy y sus compañeros, Vincent Crabbe y Gregory Goyle. Un feroz duelo estalló; Hermione encontró a Harry y sus enemigos y lanzó un encantamiento aturdidor a Crabbe, que lo habría golpeado si Malfoy no lo hubiera sacado del camino, y Crabbe respondió con una Maldición asesina que Hermione esquivó. Enfurecido de que Crabbe hubiera disparado a matar, Harry lanzó un hechizo de aturdimiento a Crabbe, quien inadvertidamente golpeó la varita de Malfoy de su mano antes de disparar una segunda Maldición asesina a Ron, quien lo siguió furioso mientras Goyle fue desarmado por Harry y aturdido por Hermione. Intentando destruirlos, Crabbe desató un Fuego maligno, incendiando la habitación. Las llamas comenzaron a quemar los múltiples objetos en la habitación.

P7 Ron y Hermione fuego maldito

Hermione Granger y Ron Weasley corren de las llamas imponentes

Cuando el fuego maldito consumió toda la habitación, Crabbe se perdió entre las llamas, ahora parecía aterrorizado porque no tenía control sobre las llamas. Harry vio algunas escobas viejas y, para escapar de la conflagración, las montó para escapar. Sin embargo, cuando se fueron, Harry vio a Malfoy y al todavía inconsciente Goyle y los rescató. Luego vio que la diadema era arrojada por el Fuego maligno y la agarró también, luego se dirigió hacia la puerta. Les faltó poco ser asesinados por el infierno, y al salir de la habitación se derrumbaron en el piso del pasillo. Cuando salieron volando hacia el pasillo, la puerta se cerró detrás de ellos y se desvaneció. Cuando aterrizaron, Harry observó cómo la diadema emitía un grito y luego se deshacía en su mano. Hermione luego mencionó que Fuego maligno era una de las pocas cosas capaces de destruir Horrocruxes.

P8 Orden del fenix y aliados

Aberforth con Leanne, Ginny, Padma, Romilda, Seamus y Katie durante la Batalla de Hogwarts

Harry se dio cuenta de que era medianoche, y las fuerzas de Voldemort habían penetrado los límites del castillo. Los Mortífagos, escondiéndose ​​en el Bosque Prohibido, llegaron en gran número. Las maldiciones y embrujos volaron en todas direcciones, iluminando el cielo en verde y rojo. Draco y Goyle desaparecieron en la batalla, y el trío se encontró con múltiples brujas y magos en duelo.

Al trío se unieron Fred Weasley y Percy Weasley, cada uno de ellos en duelo con un Mortífago separado. La capucha del Mortífago batida en duelo por Percy se deslizó, revelando que el oponente era Pius Thicknesse, el Ministro de Magia bajo la Maldición Imperius por los Mortífagos, y Percy lo golpeó con un certero embrujo, diciéndole que si ya le había dicho que renunciaba, mientras que el oponente de Fred se derrumbó bajo tres aturdidores separados. Sin embargo, el momento en que el peligro parecía a raya, terminó cuando una explosión masiva destrozó el muro y despedazó un lado del castillo. Mientras Harry y Hermione luchaban entre los escombros para ver qué pasaba, se dieron cuenta con horror de que Fred estaba muerto. Buscando proteger el cuerpo de Fred de más daño o profanación, Harry y Percy metieron su cuerpo dentro de una grieta, y Percy los dejó en la batalla, persiguiendo al Mortífago Augustus Rookwood.

Llegando a la Casa de los Gritos

180px-Dhsnape

Snape durante la batalla, muriendo desangrado por un corte en el cuello.

Hermione Granger: "¡Escúchame! ¡Escúchame, Ron!"
Ron Weasley: "¡Quiero ayudar! ¡Quiero matar mortífagos!"
Hermione Granger: "¡Nosotros somos los únicos que podemos acabar con Voldemort, Ron! ¡Por favor, escúchame! ¡Necesitamos capturar a la serpiente, tenemos que matarla!(...) ¿}¡Lucharemos! ¡Tendremos que luchar para llegar hasta la serpiente! ¡Pero no perdamos de vista nuestro objetivo! ¡Os repito que somos los únicos que podemos acabar con Voldemort!"
Hermione instando a Ron a no olvidar la misión del trío[fuente]
Tumblr m3f7mtfdjZ1qgt0vro5 250

Las acromántulas se unen a la batalla con un broche de oro

Mientras el trío y Percy estaban horrorizados ante el hecho de que Fred muriera, más maldiciones volaron hacia ellos desde la oscuridad después de que un cuerpo cayera por el agujero hacia el costado de la escuela. Mientras Harry, Ron, y Hermione intentaban que Percy dejara de aferrarse a su hermano muerto para que pudieran salir del peligro, una Acromántula (uno de los descendientes de Aragog) estaban tratando de escalar a través del enorme agujero en la pared, pero Ron y Harry lo lanzaron hacia atrás con un hechizo combinado. Sin embargo, más arañas estaban trepando por el lado del edificio, expulsadas del Bosque Prohibido por los Mortífagos, quienes decidieron usarlo como base.

Harry miró dentro de la mente de Voldemort siguiendo las instrucciones de Hermione para ver dónde estaban él y Nagini. Posteriormente, Harry descubrió que estaba en la Casa de los gritos, ni siquiera peleando, y le ordenó a Lucius Malfoy que buscara a Severus Snape y lo llevara a la choza.

Tumblr m3f7mtfdjZ1qgt0vro2 250

Harry, Ron y Hermione corriendo por la escalera de mármol

Retirándose de la mente de Voldemort, Harry informó a los otros dos lo que vio y los dos decidieron quién debería ir a la Casa para matar a Nagini. Antes de llegar a un acuerdo, el tapiz en la parte superior de la escalera en la que se encontraban estaba desgarrado por dos mortífagos enmascarados. Hermione gritó Glisseo, causando que las escaleras se aplanaran en una rampa. Harry, Ron y Hermione se precipitaron hacia abajo, atravesaron el tapiz en la parte inferior y golpearon la pared opuesta. Cuando los Mortífagos se apresuraron por el tapiz detrás de ellos, Hermione lanzó un Duro, haciendo que el tapiz se convirtiera en piedra y los Mortífagos se golpearan cuando intentaran atravesarla. Se giraron y vieron a la profesora McGonagall dirigiendo un grupo de escritorios encantados para galopar junto a ellos en la refriega, ordenando la batalla con un grito de "¡A la carga!". Los tres se pusieron la Capa de Invisibilidad y corrieron por la escalera siguiente.

El trío, invisible, se encontró en un corredor lleno de duelos, mortífagos enmascarados y desenmascarados que luchaban contra estudiantes y maestros. Dean Thomas estaba cara a cara con Antonin Dolohov, mientras que Parvati Patil estaba luchando Travers. Cuando Harry, Ron y Hermione se prepararon, listos para ayudar, Peeves se acercó a ellos y dejó caer vainas de Snargaluff sobre los Mortífagos, cuyas cabezas fueron envueltas en frágiles tubérculos verdes. Sin embargo, algunas de las raíces verdes y pegajosas golpearon la Capa sobre la cabeza de Ron, y al ver los tubérculos suspendidos en el aire, un Mortífago informó a sus compañeros de que había una persona invisible. Usando la distracción temporal, Dean le disparó a un Encantamiento aturdidor al Mortífago y Parvati le lanzó una maldición de inmovilización a Dolohov antes de que pudiera reaccionar.

Peleando entre los luchadores, Harry, Ron y Hermione vieron a Draco Malfoy en el rellano superior suplicando a un Mortífago que él estaba de su lado. Harry aturdió al mortífago y Ron golpeó a Draco de debajo de la Capa, comentando que era la segunda vez que lo salvaban esa noche. Había más duelos en las escaleras y en el Vestíbulo de entrada: Yaxley estaba cerca de las puertas delanteras en combate con Filius Flitwick, y peleando contra un enmascarado mortífago Kingsley Shacklebolt justo al lado de ellos. Harry dirigió un hechizo aturdidor al mortífago enmascarado, pero falló y casi golpeó a Neville Longbottom, quien emergió con un puñado de Tentácula venenosa, que felizmente comenzó a atacar a los Mortífagos.

Greyback kills Lavender Brown

Greyback atacando a Lavender Brown

Mientras Harry, Ron y Hermione corrían por la escalera de mármol, el reloj de arena utilizado para registrar los puntos de la casa de Slytherin se rompió y derramó sus esmeraldas por todas partes. En este momento, dos cuerpos cayeron desde el balcón, y Fenrir Greyback aceleró hacia uno de los caídos para hundir sus dientes. Hermione lo arrojó hacia atrás de Lavender Brown y, mientras luchaba por levantarse, recibió un golpe en la cabeza con una bola de cristal lanzada por la profesora Trelawney, quien lanzó otra a través de una ventana con un movimiento similar a un saque de tenis.

DH2 Giant01

Uno de los gigantes de Voldemort se une a la batalla del patio

En ese momento, las puertas delanteras se abrieron de golpe y las arañas gigantes se abrieron paso. Entrando en pánico al ver a los enormes arácnidos, tanto los mortífagos como los defensores de Hogwarts, se dispersaron y chorros de luz roja y verde volaron hacia los monstruos recién llegados. Hagrid se dirigió a las arañas gritándoles que no les hicieran daño, y desapareció en medio de ellas cuando las arañas se alejaron del asalto de los hechizos que les estaban disparando. Mientras Harry corría tras él, un pie monumental casi aplastó a Harry. Mirando hacia arriba, vio que pertenecía a un gigante de Veintiocho pies, que procedió a aplastar con un puño una ventana superior. Grawp vino dando tumbos a la vuelta de la esquina, y los dos gigantes se lanzaron salvajemente el uno al otro.

Tumblr n0pkco0WC91qetk8mo3 250

Dementores atacando y siendo combatidos por los defensores de Hogwarts

El trío se escapó de los gigantes, y cuando estaban a mitad de camino hacia el bosque, cientos de dementores se deslizaron hacia ellos, extrayendo la felicidad de Harry mientras avanzaban;los Patronus Hermione y Ron brillaron con una luz mortecina y se esfumaron. La desesperación en los últimos nueve meses, así como la pérdida de Fred, casi les hizo dar la bienvenida a un olvido que vendría con un Beso del Dementor, pero una liebre plateada, un jabalí y un zorro pasaron volando e hicieron retroceder a los dementores. Luna Lovegood, Ernie Macmillan, y Seamus Finnigan habían llegado para salvarlos. Con el mayor esfuerzo, Harry logró evocar a su ciervo Patronus, y los Dementores se dispersaron en serio.

Tumblr m7j5g7D9JJ1qili3vo3 r1 250

Estudiantes y maestros que huyen del asalto de los Mortífagos

El trío corrió hacia el Sauce Boxeador, la entrada a la Casa de los Gritos, sabiendo que destruir a la serpiente y derrotar a Voldemort era la única forma de acabar con él. Jadeando entrecortadamente por su carrera, el trío llegó al árbol e intentó encontrar el único nudo en la espalda que paralizaría las ramas. Ron se preguntó dónde estaba Crookshanks cuando podrían haber usado su ayuda, pero Hermione le recordó que él es un mago. Así que usó un Encantamiento levitatorio para hacer que una ramita volara y pinchara el lugar cerca de las raíces, deteniendo las ramas que se retorcían instantáneamente. Aunque Harry tenía dudas sobre llevar a Ron y Hermione exactamente a donde Voldemort esperaba que fuera, se dio cuenta de que la única forma de avanzar era matar a la serpiente, el trío se arrastró por un pasaje subterráneo secreto que conducía a la Casa de los Gritos.

Sacrificio

«La Varita de Saúco no puede servirme como es debido, Severus, porque yo no soy su verdadero amo. Ella pertenece al mago que mata a su anterior propietario, y tú mataste a Albus Dumbledore. Mientras tú vivas, Severus, la Varita de Saúco no será completamente mía.»
—Voldemort poco antes de matar a Snape[fuente]

Antes de llegar al final del túnel, Harry se puso la Capa de Invisibilidad, y apagó su varita encendida. Luego escuchó voces que venían de la habitación directamente delante de él, amortiguadas por una caja que bloqueaba el túnel. Harry vio a través de la pequeña brecha entre la caja y la pared a Nagini, girándose y enrollándose en su protectora esfera flotante y encantada, y una mano blanca de dedos largos jugando con una varita.

Voldemortsnape

Voldemort hablando con Snape en la Casa de los Gritos

Snape, a unos centímetros de donde Harry se agachó, oculto, le dijo a Voldemort que la resistencia del castillo se estaba desmoronando, y Voldemort le dijo a Snape que no había necesidad de que regresara a la batalla. Snape se ofreció a llevar a Potter a Voldemort a la Casa de los Gritos, pero Voldemort se negó, cambiando de tema diciendo que la Varita de Saúco solo había realizado su magia habitual, que no había revelado los poderes legendarios y extraordinarios que se decía que poseía. Snape luego le rogó a Voldemort que lo dejara regresar a la batalla y encontrar a Potter, pero Voldemort se negó otra vez, diciendo que el chico vendría a él, ya que odiaría ver a sus amigos morir por él cuando entregarse a sí mismo era la única manera de detenerlo. Voldemort dijo que sus instrucciones a sus Mortífagos habían sido perfectamente claras: capturar a Potter vivo. Si bien podían matar a tantos de sus amigos como quisieran, no deben matar al niño.

Snape protestó, deseando regresar y traer el muchacho a Voldemort, pero Voldemort se enojó una vez más y le preguntó a Snape por qué cuando usó ambas varitas, la varita de Tom Ryddle y la varita de Lucius Malfoy, fallaron cuando se les ordenó matar a Harry. Voldemort le dijo a Snape que después de que las dos varitas fallaran, buscó la Varita de Saúco, la Varita del Destino, la Vara Letal; la sacó de la tumba de Albus Dumbledore. Snape le rogó nuevamente que le dejara llevarle al al niño, pero Voldemort lo ignoró y le dijo que se había estado preguntando por qué la Varita de Saúco se negaba a ser lo que debía ser, y eso creía que ahora tenía la respuesta.

Voldemort le dijo a Snape que había sido un sirviente valioso y fiel y que lamentaba lo que tenía que hacer. Voldemort le dijo a Snape que la Varita de Saúco no podía servirle correctamente porque no era el verdadero amo de la varita, que la varita pertenecía al mago que mató a su último propietario. Voldemort creyó incorrectamente que Snape había ganado la lealtad de la varita al matar a Albus Dumbledore, y creía que mientras Snape viviera, la Varita de Saúco nunca le pertenecería realmente. Por lo tanto, Voldemort creía que Snape tenía que morir para que Voldemort pudiera convertirse en el verdadero amro de Varita de Saúco.

B7C32M1 Nagini's attack on Snape

Nagini ataca a Snape en la Casa de los Gritos mientras Voldemort mira

Snape trató de explicar la situación, pero Voldemort limpió el aire con la Varita de Saúco antes de que pudiera terminar, y la jaula de Nagini comenzó a rodar por el aire. Snape gritó mientras la esfera protectora se le encajó en su cabeza y sus hombros. Sin ningún remordimiento, Voldemort le ordenó a Nagini que matara a Snape en Pársel. Snape gritó mientras los colmillos de Nagini le atravesaban el cuello. Creyendo que la varita ahora realmente cumpliría sus órdenes, apuntó a la jaula estrellada que sostenía a la serpiente y la hizo flotar hacia arriba, fuera de Snape, quien cayó de costado al suelo con sangre brotando de las heridas en su cuello. Sin mirar atrás, Voldemort salió de la habitación con la gran serpiente flotando detrás de él en su gran esfera protectora.

Snape-s-last-minutes-severus-snape-27845931-640-472

Harry con Snape momentos antes de su muerte

Después de que Voldemort saliera de la casa con Nagini, Harry apuntó su varita a la caja que bloqueaba su vista, lo que hizo que se levantara una pulgada en el aire y se desviara de lado. Harry entró en la habitación, sin saber por qué se estaba acercando al hombre moribundo, sin saber qué sentir al ver el rostro blanco de Snape y mientras Snape intentaba sujetar la herida sangrante en su cuello. Harry se quitó la capa de invisibilidad y miró al hombre que odiaba, y los ojos negros de Snape se abrieron al ver a Harry y trató de hablar. Cuando Harry se inclinó sobre él, Snape tomó la parte delantera de la túnica de Harry y lo atrajo hacia sí.

Snape, apenas vivo, le dijo a Harry "Cógelo… Cógelo…", y mientras lo hacía, gotas de color azul plateado, ni líquidas ni gaseosas, brotaban de su boca, oídos y ojos. Hermione conjuró un frasco de cristal del aire, y Harry levantó la sustancia plateada en el frasco con su varita. Cuando el frasco estaba lleno, el agarre de Snape sobre la túnica de Harry se aflojó y le pidió mirar a los ojos verdes de Harry. Los ojos verdes de Harry miraron los ojos negros de Snape por un momento, antes de que algo en los ojos de Snape se desvaneciera, la mano que sostenía la túnica de Harry cayera al suelo, y Snape cayera inmóvil.

Armisticio de una hora

«Os doy una hora. Enterrad a vuestros muertos como merecen y atended a vuestros heridos.»
—Voldemort llama a un armisticio[fuente]
DH2 Weasley family Great Hall Fred's death

La familia Weasley llora el cuerpo de Fred durante el armisticio de una hora

Después de presenciar la muerte de Snape, Harry escuchó la voz amplificada mágicamente de Lord Voldemort, hablando con todos en Hogwarts, en la aldea de Hogsmeade, y específicamente con Harry, dándole una hora para rendirse y amenazando con matar a todos si no la cumplían. Harry, Ron y Hermione regresan a Hogwarts a través del túnel, y Ron y Hermione entran al Gran Comedor, donde los defensores se estaban reagrupando y los muchos heridos y muertos se encuentran; la profesora Trelawney solloza sobre el cuerpo de un colega fallecido, mientras que la Sra Pomfrey y la enfermera Wainscott atienden a los heridos. Harry ve a Fred Weasley, Remus Lupin y Nymphadora Tonks entre los fallecidos. Incapaz de soportar la vista y avergonzado por el daño que había causado, Harry corre a la oficina del Director, donde todos los retratos están vacíos, y encuentra el Pensadero de Dumbledore.

Las memorias de Snape

«Escapar a la mente de otra persona le produciría alivio… Por muy vil que fuera Snape, ningún pensamiento que le hubiera dejado podía ser peor que los suyos propios.»
—Momentos antes de que Harry vea escenas retrospectivas del pasado de Snape.[fuente]
Harry-potter7-Harry Pensieve

Harry usando el Pensadero de Dumbledore para ver los recuerdos de Snape durante el armisticio de una hora

Harry vertió los recuerdos de Snape en el Pensadero, y con la esperanza de escapar brevemente de su propia mente, entró en la vasija. Se encontró en un patio de recreo. Un niño pequeño, a quien Harry reconoció como Snape, observaba a dos niñas, Petunia y Lily Evans, detrás de un pequeño arbusto. Después de que Lily le muestra algunos trucos extraños a su hermana mayor, sin darse cuenta de que estaba realizando magia, Snape emerge e informa a Lily de que es una bruja y se burla de Petunia como una muggle. Insultada por ser llamada bruja, Lily sigue a su indignada hermana, dejando a Snape amargamente decepcionado. Era evidente que estuvo planeando esto por un tiempo y no salió como quería.

WB F8 Lily Severus looking at each other young flashback HPDH2-07931

Snape contándole a Lily sobre la magia y el mundo mágico, mientras eran niños

La escena se disolvió y se convirtió en una nueva: Snape le contaba a Lily sobre Hogwarts y la magia, incluyendo Azkaban y los Dementores. Cuando Lily preguntó por los padres de Snape, él dijo que todavía estaban discutiendo, revelando la infeliz vida familiar de Snape. Cuando Petunia apareció e insultó a Snape, una rama del árbol arriba se rompió y cayó sobre ella. Acusando a Snape de romper la rama, Lily se fue, dejándolo triste y confundido. La escena se reformó nuevamente en un recuerdo diferente. Snape estaba de pie en el Andén nueve y tres cuartos al lado de una mujer delgada y de aspecto agrio a quien Harry reconoció como la madre de Snape. Snape estaba mirando a la familia de Lily. Petunia y Lily estaban discutiendo. Petunia llamó a Lily un monstruo por ser bruja, y Lily le replicó que no parecía pensar eso cuando le escribió al profesor Dumbledore, solicitando la admisión para asistir a Hogwarts. Petunia, avergonzada, se dio cuenta de que Lily y Snape pasaron por su habitación y leyeron su carta. Ella procedió a insultarlos y se separaron en malos términos y así se mantuvieron por mucho tiempo.

Harry-potter7-snape-sorting

Snape mira mientras Lily se clasifica en la Casa Gryffindor

La escena se reformó una vez más, y dentro del Expreso de Hogwarts, Snape encuentra un compartimiento con Lily y dos niños. Estaba molesta por las palabras hirientes de su hermana. Snape comenzó a decir que solo es una muggle, pero en cambio anunció grandemente que finalmente se iban a Hogwarts. Cuando él menciona que es mejor que esté en Slytherin, uno de los niños, el joven James Potter, le dice con desprecio a su amigo, Sirius Black, que preferiría largarse que estar en Slytherin, y él elegiría a Gryffindor. Snape discutió con Sirius y James, hasta que Lily indignada le pidió a Snape que la siguiera a un compartimiento diferente. La escena se disolvió de nuevo en Hogwarts, el Gran Comedor durante la Ceremonia de Selección. Lily fue clasificada en Gryffindor, para consternación de Snape. Remus Lupin, Peter Pettigrew, y James Potter también se clasificaron en Gryffindor, uniéndose a Sirius Black. Finalmente, Snape se clasifica en Slytherin. En la mesa de Slytherin, recibe una palmada en la espalda de un Prefecto, Lucius Malfoy.

La escena cambió a Lily y Snape discutiendo. Lily dijo que aunque eran amigos, detestaba con quién se relacionaba Snape, nombrando a Avery y Mulciber específicamente. Snape contesta mencionando los problemas que causan James Potter y sus amigos y da a entender que Lupin también es un Hombre lobo. La pelea se resuelve cuando Snape está satisfecho oyendo a Lily criticar a James como "un sinvergüenza y un engreído". La escena cambia por sexta vez y es el mismo recuerdo que Harry vio antes cuando se asomó al Pensadero de Snape durante sus lecciones de Oclumancia en su quinto año. Harry se mantiene un poco alejado, sin importarle ser testigo de este recuerdo otra vez. Termina cuando oye a Snape gritar "Sangre sucia" a Lily. La escena cambia a la noche frente a la Torre de Gryffindor. Snape se arrepintió de haber llamado a Lily Sangre sucia y había amenazado con dormir fuera de la entrada si ella no hubiera venido a verlo. A pesar de sus profundas y desesperadas disculpas, la enojada Lily estaba harta de Snape y no lo perdonaría, y lo desaprueba si tiene amigos con ambiciones de mortífagos. Ella lo abandona y la escena se disuelve.

Dumbledorememory

Dumbledore en su oficina hablando con Snape

Harry luego se entera de que Snape había revelado la profecía hecha por Sybill Trelawney (sin saber, al principio, que se refería a Lily y su familia) a Voldemort, lo que provocó que el Señor Tenebroso atacar a los Potter en un intento de impedir su cumplimiento. Aunque le pidió a Voldemort que perdonara a Lily, Snape, todavía temiendo por su seguridad, fue a Dumbledore y le rogó que protegiera solo a Lily. Como Dumbledore mostró desagrado a esa egoísta petición, Snape tuvo que rogarle que protegiera a los Potter. Así Dumbledore estuvo de acuerdo y se aseguró de que fueran colocados bajo Encantamiento Fidelio. A cambio, Snape se convirtió en un agente duplicado para la Orden del Fénix contra Voldemort, usando sus poderes de Oclumancia para ocultar su traición a su amo. Incluso con sus esfuerzos por protegerla, Snape se sintió responsable de la muerte de Lily cuando los Potter fueron traicionados por su Guardián Secreto, Peter Pettigrew.

Snape & Lily

Snape sosteniendo el cadáver de Lily

La escena cambió a la oficina de Dumbledore. Snape, afligido por la pena, se desplomó en una silla. De pie frente a él estaba Dumbledore con aspecto sombrío. Snape preguntó por qué Dumbledore no protegió a Lily. Dumbledore respondió que James y ella confiaron en la persona equivocada, muy parecido a él cuando confiaba en que Voldemort le perdonaría la vida a Lily. Dijo que su hijo, Harry, sobrevivió. Snape deseaba haber muerto con Lily, y Dumbledore le dijo que si realmente amaba a Lily, ayudaría a proteger a Harry cuando Voldemort regresara. Snape aceptó a regañadientes, haciéndole prometer a Dumbledore que nunca le diría a nadie que alguna vez estaba protegiendo al hijo de James Potter.

Dumbledore-ring

Albus Dumbledore poco antes de ser maldecido por el anillo de Sorvolo Gaunt

Los recuerdos de Snape revelaron que Dumbledore había sido afectado por una poderosa maldición portada en el anillo de Sorvolo Gaunt, uno de los Horrocrux de Voldemort, antes del inicio del sexto año de Harry en Hogwarts. Aunque el conocimiento de Snape sobre las Artes Oscuras le permitió reducir la propagación de la maldición, ésta finalmente habría matado a Dumbledore en un año. Dumbledore, consciente de que Voldemort le había ordenado a Draco que lo matara, le pidió a Snape que lo matara como una forma de salvar el alma del niño y de prevenir su propia muerte, por lo demás, lenta y dolorosa. Aunque Snape se mostró reacio, incluso preguntando sobre el impacto de tal acción en su propia alma, Dumbledore dio a entender que este tipo de golpe de gracia no dañaría el alma de un humano de la misma manera que lo haría el asesinato; afortunadamente terminar una vida es diferente. Snape finalmente accedió a hacer lo que solicitó el Director y se formó un plan.

Severus Snape casting a Patronus

"¿Lily ... después de todo este tiempo?"

El recuerdo le mostró a Albus Dumbledore diciéndole a Snape que, si alguna vez Voldemort mantiene a Nagini protegido mágicamente y siempre a su vista, Snape debe decirle a Harry que él es un séptimo Horrocrux, creado inadvertidamente por Voldemort, y que Harry debe morir en él. De esta manera matarían a Voldemort. Snape se siente engañado, molesto porque Dumbledore lo hizo proteger al hijo de Lily solo para que muriera. Dumbledore pregunta si Snape le ha tomado afecto a Harry, pero Snape rechazó esa posibilidad y lanza su Patronus, una cierva plateada. Dumbledore le pregunta a Snape, "¿Después de todo este tiempo?", A lo que Snape dice, "Siempre".

Muchos otros detalles del comportamiento de Snape también se revelaron en estos recuerdos: las escenas también mostraron que el retrato de Dumbledore le decía a Snape que debía darle a Voldemort la fecha correcta de la partida de Harry si Voldemort confiaba en Snape. Snape también sugirió a Mundungus Fletcher que los señuelos de Potter usaran Poción multijugos para que Harry estuviera realmente a salvo. Entonces se revela que Snape, cara a cara con Mundungus en una taberna, usó un Encantamiento confundus sobre él para que sugiriera usar varios Potter, y para olvidar haber visto a Snape o que se le haya ocurrido la idea.

La escena cambió una vez más, a Snape deslizándose en un palo de escoba por la noche durante la Batalla de los Siete Potters. Más adelante están Lupin y George Weasley, disfrazado de Harry. Snape lanza Sectumsempra a un Mortífago para evitar que maldijera a Lupin, pero el hechizo falló y golpeó a George, cortándole la oreja. La escena cambió de nuevo a la habitación de Sirius en el Número 12 de Grimmauld Place. Snape lloró mientras leía la carta de Lily a Sirius. Tomó la segunda página que contenía la firma de Lily, cortó su imagen de la foto de ella y Harry, luego se fue.

Patronus doe

En el recuerdo de Snape, su patronus cierva guía a Harry a la espada

La escena cambió de nuevo y mostró a Snape en la oficina del director. El retrato Phineas Nigellus dijo que Hermione y Harry estaban en el Bosque de Dean, y el retrato de Dumbledore, que parecía feliz, le dijo a Snape que plantara la espada de Gryffindor allí sin ser visto. Snape dijo que tenía un plan, quitó la Espada real de detrás del retrato de Dumbledore y se fue. Harry volvió a sí mismo desde el Pensadero, tendido en la alfombra en la misma habitación en la que acababa de ver a Snape irse.

Por lo tanto, los recuerdos que Harry vio mostraban la razón por la que Snape le estaba rogando a Voldemort que le permitiera encontrar al niño poco antes de su muerte cuando vio a Nagini en su esfera protectora. Mientras le hacía parecer a Voldemort que se estaba ofreciendo a traerle a Harry para que Voldemort pudiera matarlo. Snape realmente quería encontrar a Harry para decirle la información crucial que se encontraba en este recuerdo. Voldemort mató a Snape, creyendo que lo convertiría en el verdadero amo de la Varita de Saúco, antes de que Snape pudiera decirle a Harry la información que Dumbledore le había dado, pero afortunadamente Harry fue testigo de la muerte de Snape en Casa de los gritos y Snape fue capaz de entregar los recuerdos y la información a Harry como su acto final.

El sacrificio de Harry

«La verdad, al fin. Tumbado boca abajo, con la cara sobre la polvorienta alfombra del despacho donde una vez creyó estar aprendiendo los secretos de la victoria, Harry comprendió que no iba a sobrevivir. Su misión era entregarse con serenidad a los acogedores brazos de la muerte. Pero antes de llegar a ese punto tenía que destruir los últimos vínculos de Voldemort con la vida, de modo que cuando saliera al encuentro del Señor Tenebroso sin alzar la varita para defenderse, hubiera un final limpio y se diera por concluido el trabajo que no se había terminado en Godric’s Hollow: ninguno de los dos viviría, ninguno de los dos sobreviviría.»
—Harry aceptó la conclusión de que debía morir[fuente]

Harry emergió del Pensadero y finalmente supo la verdad; no estaba destinado a sobrevivir. Su trabajo consistía en deshacerse de los Horrocruxes de Voldemort y luego caminar con calma hasta su muerte. Mientras yacía en el suelo del Despacho del director, Harry sintió terror y miedo al saber que tenía que morir. Comprendió que Dumbledore siempre había planeado que muriera, para derrotar a Voldemort.

Harryafterpensieve

Harry después de salir del Pensadero

Sin embargo, Harry se dio cuenta de que Dumbledore lo había sobreestimado, y que Nagini, el último Horrocrux, seguía atando a Voldemort a la vida incluso después de que Harry había sido asesinado. Sabía que Ron y Hermione tendrían que matar a la serpiente después de que mataran a Harry. Sin querer perder el tiempo con las despedidas, Harry se puso la Capa de Invisibilidad, bajó los pisos y vio a Neville llevando un cuerpo desde el terreno con Oliver Wood, Harry reconoció con dolor el cuerpo de Colin Creevey. Se había colado de nuevo en el castillo para luchar a pesar de ser menor de edad.

Harry echó un vistazo a la entrada del Gran Comedor, donde la gente estaba arrodillada junto a los muertos y consolarse mutuamente, pero no podía ver a Hermione, Ron, Ginny, los otros Weasley o Luna. Para asegurarse de que Nagini fuera asesinada, habló con Neville y le dijo que, en caso de que tuviera la oportunidad, debía matar a la serpiente. Ahora, al igual que Dumbledore, Harry se aseguró de que hubiera reemplazos para continuar cuando él estuviera muerto, y que todavía habría tres personas en el secreto de Horrocrux. Neville tomaría el lugar de Harry.

Harry se puso la Capa y siguió caminando, pero se detuvo cuando vio a Ginny consolando a una niña que estaba susurrando por su madre. Harry quería gritarle a Ginny, pero haciendo un gran esfuerzo siguió su camino. Cuando vio la cabaña de Hagrid surgiendo de la oscuridad, silenciosa y vacía, recordó con emoción todos sus viajes allí, particularmente los pastelitos de pasa, Ron vomitando babosas, y Norbert. Cuando llegó al borde del bosque, sintió el frío de un enjambre de dementores. No le quedaban fuerzas para un Patronus. Sentía que no podía continuar, pero sabía que debía hacerlo, el juego había terminado, la Snitch había sido atrapada. Ante esto, recordó la Snitch que había heredado de Dumbledore, la primera Snitch que había atrapado, y la comprensión le llegaba rápidamente.

Tumblr mqmdbxW40G1qag66no1 250

"Me abro al cierre", la piedra oculta dentro de la Snitch

Entendiendo la inscripción en la Snitch, Me abro al cierre. Harry presionó el metal dorado contra sus labios y susurró: "Estoy a punto de morir". La cáscara de metal se abrió, y Harry encendió la varita de Draco debajo de la Capa. Vio la piedra negra dividida por una grieta, reposaba entre las dos mitades de la Snithc. La Piedra de la Resurrección se había resquebrajado siguiendo la línea vertical que representa la Varita de Saúco. Harry cerró los ojos e hizo girar la piedra en su mano tres veces.

Resurrection1

Harry trae a su familia y amigos

Harry abrió los ojos y vio las sombras de James Potter, Sirius Black, Remus Lupin y Lily Evans. Lily le dijo a Harry lo valiente que había sido, y Sirius le dijo que morir no duele en absoluto. Harry, dirigiéndose principalmente a Lupin, les dijo a todos que no había querido que ninguno de ellos muriera, especialmente porque Lupin nunca conocerá a su hijo, pero Lupin dijo que esperaba que su hijo comprendiera que murió para que el niño viviera una vida más feliz. James le dijo a Harry que se quedarían con él hasta el final, y Sirius le informó que los demás no podrían verlos, ya que eran parte de Harry e invisibles para todos los demás.

7-2 Stone 1

Lily y otros "resucitados" protegiendo a Harry de los Dementores

Partieron, y el frío de los Dementores no lo venció; sus compañeros actuaron como patronus, y Harry continuó más profundo en el bosque para encontrar a Voldemort. Escuchó un golpe seco y un susurro, y Yaxley y Dolohov emergieron de detrás de un árbol cercano, con Yaxley diciendo que escuchó algo y pensó que Harry estaba bajo su Capa de Invisibilidad. Pensando que debió haber sido un animal, los dos decidieron que el tiempo de Harry para venir había terminado y que regresarían con los otros Mortífagos para esperar órdenes.

Harry los siguió, sabiendo que lo llevarían a Voldemort, y su madre y su padre sonrieron dándole aliento. En solo unos minutos, Harry vio a Yaxley y Dolohov entrar en el claro que una vez perteneció al monstruoso Aragog. Un fuego ardió en medio del claro, y había una multitud de Mortífagos a su alrededor. Dos gigantes se sentaron en las afueras del grupo. Harry notó que Lucius Malfoy parecía derrotado y aterrorizado, mientras que Narcissa tenía los ojos hundidos llenos de aprensión. Voldemort miró a Dolohov y Yaxley, y le informaron que no había ni rastro del niño. Voldemort le dijo a los Mortífagos que esperaba que Harry viniera y que parecía que estaba equivocado. Harry contradijo a Voldemort tan fuerte como pudo, mientras la Piedra de la Resurrección se deslizaba entre sus dedos. Sus padres, Sirius y Lupin desaparecieron.

Voldemort se levantó y observó a Harry. Harry no intentó atacar a Nagini, sabiendo que estaba demasiado bien protegida. Ante los Mortífagos, Voldemort le lanzó a Harry la Maldición asesina, aparentemente matándolo.

Limbo

Harry Potter: «Pero si usted está muerto…»
Albus Dumbledore: «Ah, sí.»
Harry Potter: « Entonces ... ¿yo también lo estoy?»
Albus Dumbledore: «Bueno, ésa es la cuestión, ¿no? En principio, amigo mío, creo que no.»
— Harry se encuentra con Dumbledore[fuente]
Screen shot 2011-11-27 at 7.24.45 PM

Harry en el Limbo, que vio como la Estación King's Cross

Harry se encontró acostado boca abajo en una habitación extraña. Sin saber la naturaleza de este lugar, o sus leyes físicas, se dio cuenta de que estaba desnudo. Tan pronto como se dio cuenta de esto, la ropa se le apareció. Harry estaba preocupado por un extraño gemido que podía escuchar.

Voldemort's mutilated soul

La pequeña y mutilada criatura que temblaba bajo la silla

Mirando más de cerca a sus alrededores, Harry vio un gran techo de cristal abovedado que brillaba sobre él, y pensó que quizás estaba en un palacio. Girando lentamente en el lugar, su entorno se inventó ante sus ojos; un espacio abierto Harry retrocedió cuando vio la cosa haciendo los ruidos. Tenía la forma de un niño pequeño, desnudo, acurrucado en el suelo, con la piel cruda y áspera, con aspecto desollado y estremeciéndose bajo un asiento como si fuera algo indeseado, luchando por respirar. Harry le tenía miedo, sintiendo lástima y repulsión. En ese momento, una voz le dijo a Harry que no podía evitarlo, y se giró para ver a Albus Dumbledore caminando hacia él con una túnica de color azul oscuro. Sus dos manos estaban blancas y sin daños.

Vlcsnap-2011-10-26-10h44m46s196

Dumbledore y Harry en Limbo

Dumbledore llevó a Harry a algunos asientos lejos del niño desollado. Los dos se sentaron, y Harry miró a Dumbledore y vio todo lo que recordaba de él. Pero, sabiendo que Dumbledore estaba muerto, Harry preguntó si él también estaba muerto. Dumbledore dice que este no era el caso, y el hecho de que Harry se sacrificara voluntariamente habría marcado la diferencia. Cuando Dumbledore lo incitó, Harry llegó a la conclusión de que, debido a que Harry se dejó matar por Voldemort, la parte del alma de Voldemort que estaba en Harry ya se había ido. El alma de Harry era completa y completamente suya. Preguntándole a Dumbledore qué era la pequeña y mutilada criatura que temblaba debajo de la silla, Dumbledore respondió que era algo que estaba más allá de su ayuda. Harry preguntó cómo podía estar vivo cuando Voldemort usó la Maldición asesina y nadie murió por él esta vez, y Dumbledore explicó que fue porque Voldemort, en su ignorancia, en su codicia y su crueldad, usó la sangre de Harry para reconstruir su cuerpo vivo en 1995 en el cementerio de Pequeño Hangleton. Por lo tanto, la sangre de Harry estaba en las venas de Voldemort, la protección de Lily estaba dentro de ambos, por lo que Voldemort ató a Harry a la vida mientras él vivía.

Explicando más, Dumbledore reveló que Harry era el séptimo Horrocrux, un Horrocrux que Voldemort no tenía la intención de hacer. Cuando Voldemort trató de matar a Harry, su alma se separó y Voldemort dejó más que su cuerpo atrás: un trozo de su alma se aferró a Harry, su posible víctima. Voldemort permaneció ignorante de algunas formas de magia, y por lo tanto tomó la sangre de Harry en un intento por fortalecerse a sí mismo al llevar en su cuerpo una pequeña parte del encantamiento que Lily había puesto sobre Harry antes de su muerte. El cuerpo de Voldemort mantuvo vivo su sortilegio, y mientras ese encantamiento sobrevivió, también lo hizo Harry y la última esperanza de redención de Voldemort.

Duel graveyard

Priori Incantantem que ocurre entre Lord Voldemort y Harry Potter (Duelo en el Cementerio

Harry luego preguntó por qué su varita rompió la varita que Voldemort tomó prestada. Dumbledore le dijo que Voldemort, habiendo doblado el vínculo entre ellos cuando regresó a su forma humana (pensando en fortalecerse, tomó parte del sacrificio de la madre de Harry en sí mismo) procedió a atacar a Harry con una varita que compartía el núcleo de la varita de Harry. Los núcleos reaccionaron en Priori Incantatem, algo que Voldemort, quien nunca supo que su varita y la de Harry compartían el mismo núcleo, nunca había esperado. Esa noche, cuando Harry pensó, incluso aceptó la posibilidad de la muerte, la varita de Harry venció a la de Voldemort, y algo sucedió entre las varitas que hacían eco de la relación entre sus amos. Dumbledore creía que la varita de Harry absorbía parte del poder y las cualidades de la varita de Voldemort esa noche, que contenía un poco de Voldemort.

Tumblr lug4mz1evZ1qgt0vro6 250

Varita de Harry expulsando parte del propio poder de Voldemort de regreso a él durante la Batalla de los Siete Potters

Durante la Batalla de los Siete Potters, la varita de Harry reconoció a Voldemort cuando el Señor Tenebroso persiguió a Harry, y regurgitó algo de la magia de Voldemort contra él, una magia mucho más poderosa que cualquier otra cosa que la varita de Lucius había realizado alguna vez; La varita de Lucius no tuvo oportunidad contra el poder combinado del enorme coraje de Harry contra la habilidad mortal de Voldemort. Dumbledore explica que los notables efectos de la varita de Harry se dirigieron solo a Voldemort, que había manipulado las leyes más profundas de la magia, y de lo contrario era una varita como cualquier otra y por eso Hermione pudo romperla.

Dumbledore le dijo a Harry que podían estar de acuerdo en que Harry no estaba "muerto", y luego Harry le preguntó a Dumbledore dónde estaban. Dumbledore le hizo la misma pregunta a Harry, a lo que Harry respondió que se parecía a la Estación King's Cross, excepto que estaba más limpio y vacío, y sin trenes. Dumbledore se rió ante esta sugerencia, y cuando Harry le preguntó qué pensaba Dumbledore, Dumbledore respondió que no tenía ni idea. Harry, sacado de quicio sacó el tema de Reliquias de la Muerte, que borró la sonrisa de la cara de Dumbledore. Dumbledore le pidió a Harry que lo perdonara por no haberle dicho a Harry, que Dumbledore temía que Harry fallara en su fracaso y cometiera los errores de Dumbledore. Dumbledore dice que Harry es mejor hombre que él, y con lágrimas en los ojos, dice que las Reliquias son el sueño de un hombre desesperado y un atractivo para los necios, y que Dumbledore era uno de esos necios. Dumbledore le dice a Harry que él también buscó una forma de conquistar la muerte, y por eso no fue mejor, en última instancia, que Voldemort, a lo que Harry protesta, diciendo que Dumbledore intentó dominar la muerte usando las Reliquias, mientras que Voldemort trató de vencer a la muerte con el uso de Horrocruxes, por asesinato.

Deathly Hallows

Las Reliquias de la Muerte

Dumbledore le dice a Harry que, sobre todo, las Reliquias de la Muerte fueron los objetos que lo atrajeron a él y a Grindelwald; dos chicos inteligentes y arrogantes con una obsesión compartida. Las reliquias fueron la razón por la que Grindelwald quería venir al Valle de Godric para explorar el lugar donde Ignotus Peverell, el tercer hermano, había muerto. Dumbledore revela que los hermanos Peverell eran en realidad los tres hermanos del cuento, pero que es más probable que fueran simples magos dotados y peligrosos que lograron crear los objetos poderosos en lugar de que fueran las Reliquias de la Muerte, ya que esta fue el tipo de leyenda que habría surgido alrededor de las creaciones. La Capa de Invisibilidad viajó a través de las edades hasta el último descendiente vivo de Ignotus, que nació, igual que Ignotus, en el Valle de Godric: Harry. Dumbledore reveló que la Capa estaba en su poder la noche en que los padres de Harry murieron porque James se la había mostrado unos días antes, y aunque Dumbledore había abandonado su sueño de unir a las Reliquias, aún deseaba examinarla, ya que era una capa que coincidía perfectamente con la descripción de la historia.

Gellert Grindelwald and Albus Dumbledore

Albus Dumbledore y Gellert Grindelwald en 1899

Dumbledore le dijo a Harry que renunció a su búsqueda de las Reliquias por lo sucedido, y que Harry no puede despreciarlo tanto como se despreció a sí mismo. Le dijo a Harry que le molestaba la responsabilidad de la mala salud de su hermana y que su padre murió en Azkaban y que su madre abandonó su propia vida para cuidar de Ariana. Reveló que tenía talento, era brillante, quería escapar, brillar, tener gloria, y aunque amaba a sus hermanos y a sus padres, no le gustaba tener la responsabilidad de una hermana enferma y un hermano díscolo; sintió que su talento estaba atrapado y perdido. Luego vino Grindelwald, con sus ideas de muggles obligados a la sumisión y magos triunfantes, siendo Grindelwald y Dumbledore los líderes de la revolución. Dumbledore reveló que tenía escrúpulos, pero calmó su conciencia con palabras vacías acerca de que era por el bien de todos y cualquier que provocaran sería compensando con creces en beneficios para los magos. Dumbledore cerró sus ojos a lo que realmente era Grindewald, porque si sus planes se realizaban, todos los sueños de Dumbledore se harían realidad.

Tras los planes de Dumbledore y Grindewald estaban las reliquias de la muerte. Dumbledore le dijo a Harry qué tan interesados ​​estaban en los objetos fascinantes: la varita invencible que los llevaría al poder, la Piedra de la Resurrección, para Grindewald significaba un ejército de Inferi y para Dumbledore significó la resurrección de sus padres y el levantamiento de toda responsabilidad de sus hombros. Dumbledore le dijo a Harry que él y Grindelwald nunca discutieron mucho sobre la Capa. Ambos podían ocultarse perfectamente bien sin la Capa, y Dumbledore pensó que podría ser útil para esconder a Ariana, pero en su mayoría estaban interesados ​​en la Capa porque completaba el trío, lo que los haría Señores de la Muerte, que las reliquias los harían "invencibles". Después de losdos meses de locura, sueños crueles y desatención de los dos únicos familiares que le quedaban, Dumbledore se vio obligado a enfrentar la realidad encarnada en su hermano Aberforth, diciéndole la verdad de que no podía buscar a las Reliquias con una inestable hermana. La discusión se convirtió en una pelea, y Ariana yacía muerta en el suelo. Ante esto, Dumbledore comenzó a llorar en serio, y luego dijo que Grindelwald huyó mientras él tenía que enterrar a su hermana y vivir con su culpa y un terrible dolor, el precio de su conducta.

Dumbledore luego dijo que se le ofreció el puesto de Ministro de Magia mientras corrían rumores sobre que Grindewald procuraba una varita de inmenso poder. Harry le dijo a Dumbledore que él habría sido un Ministro mucho mejor que Fudge o Scrimgeour, pero Dumbledore dijo que había aprendido a una edad temprana que no se le podía confiar el poder, que era su debilidad y su tentación, y que los más capacitados para ejercer el poder son los que nunca han aspirado a él y se ven obligados a ostentar un liderazgo y asumen esa responsabilidad, y comprueban, con sorpresa, que saben hacerlo.

Harry-potter2-movie-screencaps.com-12264

Dumbledore como profesor de Transformaciones en Hogwarts

Mientras Dumbledore estaba en Hogwarts como profesor, donde creía que era más seguro, Grindewald estaba formando un ejército, y algunos dijeron que temía a Dumbledore, pero no tanto como Dumbledore le temía. No era lo que Grindelwald podía hacerle a él mágicamente (porque Dumbledore sabía que estaban igualados) lo que temía Dumbledore, sino que temía la verdad; cuál de ellos había lanzado la maldición que mató a Ariana durante esa última y espeluznante pelea. Dumbledore temía más allá de todo saber que había sido él quien había provocado la muerte de Ariana, no solo a través de su arrogancia y estupidez, sino por asestarle el golpe que había apagado su vida. Dumbledore fue posponiendo su encuentro con Grindelwald hasta que llegó un momento en que habría sido demasiado vergonzoso seguir aplazándolo. La gente se estaba muriendo, y Dumbledore hizo lo que tenía que hacer. Ganó el duelo y ganó la lealtad de la Varita de Saúco.

Harry no preguntó si Dumbledore se había enterado de quién había matado a Ariana, y al final supo lo que Dumbledore habría visto cuando mirara en el Espejo de Oesed. Después de un largo silencio, durante el cual los gemidos de la criatura detrás de ellos ya no molestaban más a Harry, Harry le dijo a Dumbledore que Grindelwald había intentado evitar que Voldemort persiguiera la varita mintiendo y fingiendo que nunca la tuvo. Dumbledore asintió y dijo que se decía que Grindelwald había mostrado remordimiento en los últimos años, solo en su celda en Nurmengard, y que tal vez esa mentira a Voldemort era su intento de hacer las paces, para evitar que Voldemort tomara la reliquia, o (como Harry sugirió) para evitar que Voldemort entrara en la tumba de Dumbledore.

Marvolo Gaunt's Ring1

Anillo de Sorvolo Gaunt, con la Piedra de la Resurrección

Después de otra breve pausa, Harry mencionó que Dumbledore había tratado de usar la Piedra de la Resurrección, a lo que éste asintió. Dijo que cuando lo descubrió, después de todos esos años enterrados en la casa abandonada de los Gaunt, perdió la cabeza y olvidó por completo que ahora era un Horrocrux y que el anillo estaba seguro de llevar una maldición. Lo recogió, se lo puso, y por un segundo Dumbledore se imaginó que podía ver a Ariana y sus padres otra vez, y disculparse, pero en cambio, sufrió la maldición del anillo de Horrocrux. Dumbledore dijo que esta era la prueba final de que era indigno de reunir las reliquias, que después de todos esos años no había aprendido nada. Harry lo defendió diciendo que era natural que quisiera volver a ver a su familia, pero Dumbledore dijo que solo era apto para poseer la Varita de Saúco, y solo para usarla para salvar a otros de su poder. La capa, dijo Dumbledore, la cogión por pura curiosidad, por lo que nunca le habría funcionado como a Harry, su verdadero amo. Dumbledore dijo que usaría la piedra para traer a los que están en paz, en lugar de sacrificarse a sí mismo, como lo hizo Harry. En esto, Dumbledore dijo que Harry era el digno poseedor de las Reliquias.

Elder Wand

La Varita de Saúco

Harry le preguntó a Dumbledore por qué tenía que hacerlo todo tan difícil, y Dumbledore sonrió cuando admitió que contaba con Hermione Granger le ayudaría a tomarse las cosas con más calma. Dumbledore dijo que su acalorada mente pudiera dominar su buen corazón, y que Dumbledore temía que, si se presentaba abiertamente con los hechos sobre los objetos tentadores, se apoderara de las reliquias como lo hizo el director, en el momento equivocado, porque las razones equivocadas Si Harry llegaba a conseguirlas, Dumbledore quería que las poseyera sin peligro. Dumbledore dijo que Harry era el verdadero Señor de la muerte porque no trata de huir de la muerte, sino que acepta que debe morir y entiende que en la vida hay cosas peores que morir.

Cuando Harry preguntó si Voldemort alguna vez supo sobre la existencia de las Reliquias, Dumbledore dijo que no lo creía. No reconoció la Piedra de la Resurrección que convirtió en un Horrocrux, pero incluso si hubiera sabido de ellas, Dumbledore dudaba de que Voldemort hubiera estado interesado en nadie excepto en la Varita de Saúco, ya que Voldemort no creería que necesitara la Capa, y no querría traer a nadie de vuelta con la piedra, ya que teme a los muerte y no ama. A pesar de esto, Dumbledore creía que Voldemort perseguiría la varita desde que Harry venció a Voldemort durante el duelo en Pequeño Hangleton. Al principio, Voldemort temía que Harry lo hubiera conquistado con una habilidad superior. Sin embargo, después del secuestro de Ollivander, descubrió la existencia de los núcleos gemelos y pensó que una varita prestada resolvería el problema. Sin embargo, la varita prestada no fue mejor contra la de Harry, y Voldemort fue tras la Varita de Saúco, una varita que supuestamente vencía a cualquier otra. Dumbledore dijo que efectivamente tenía la intención de que Severus Snape se quedara con la Varita de Saúco planeando que Snape lo matara, pero Harry y Dumbledore están de acuerdo en que ese plan en particular no funcionó al final.

Harry y Dumbledore se sentaron sin hablar por mucho tiempo, mientras que la criatura detrás de ellos se sacudió y gimió. La comprensión de lo que sucedería a continuación se asentaría gradualmente en Harry, y le preguntó a Dumbledore si tenía que regresar. Dumbledore respondió que Harry tenía una opción, y que si estaban en King's Cross, Harry tenía la decisión de regresar, o abordar un tren e ir "más allá". Harry mencionó que Voldemort tiene la Varita de Saúco, y mientras Dumbledore confirmó esto, dijo que si Harry elegía regresar, había una gran posibilidad de que Voldemort fuera derrotado para siempre.

Dumbledore dijo que no podía prometer esto, pero que Harry tenía menos que temer si volviera aquí que Voldemort. Harry miró la cosa cruda que temblaba y se ahogaba en la sombra debajo de la silla distante, pero Dumbledore le dijo a Harry que no se compadeciera de los muertos, sino que compadeciera a los vivos, especialmente de los que viven sin amor. Le dijo a Harry que al regresar, Harry podría asegurarse de que hubiera menos muertos y heridos y menos familias destrozadas, ya que Harry tenía una gran posibilidad de poder derrotar a Voldemort de una vez por todas.

Dumbledore dijo que si eso parecía una objetivo encomiable, se separarían por el momento. Harry asintió y suspiró, sabiendo que salir de este lugar no sería tan difícil como caminar en el bosque, pero era cálido, cómodo y tranquilo, y sabía que volvería al dolo, al miedo y la pérdida. Harry se levantó, al igual que Dumbledore, y se miraron. Harry luego preguntó si todo esto era real, o si simplemente había estado sucediendo dentro de su cabeza. Dumbledore sonrió, y cuando la niebla brillante descendía de nuevo, oscureciendo su figura, su voz sonó alta y potente cuando le respondió que definitivamente estaba sucediendo dentro de su cabeza, pero eso no significa que no fuera real.

Segunda mitad de la batalla

Procesión del bosque

Lord Voldemort: «Tú, examínalo y dime si está muerto.»
Narcissa Malfoy: «¡Está muerto!»
Narcissa miente anunciando que Harry está muerto[fuente]
260px-DH2 Death Eaters with Voldemort during the battle

Mortífagos y Voldemort esperan ansiosamente para ver si Harry está muerto

Harry se encontró nuevamente tendido boca abajo en el duro suelo, con el olor del bosque impregnado en el olfato y una patilla de sus lentes se le torció cuando cayó, cortándole la sien. Le dolía todo el cuerpo, y el lugar donde la Maldición asesina lo golpeó se sintió como una contusión que parecía producida por un puño de hierro, pero fingió estar muerto permaneciendo exactamente donde había caído con su brazo izquierdo doblado en una posición extraña y su boca abierta. Harry esperaba escuchar vítores de triunfo y júbilo ante su muerte, pero en cambio escuchó pasos apresurados, susurros y soplos solícitos que llenaban el aire.

Luego escuchó la voz de Bellatrix, hablando como si fuera un amante mientras se dirigía a Voldemort. Harry, sin atreverse a abrir los ojos, permitió que sus otros sentidos exploraran su situación, y descubrió que su varita estaba escondida debajo de su túnica y debido a un ligero efecto de amortiguación alrededor de su estómago, sabía que la capa de invisibilidad también estaba allí. Bellatrix se dirigió a Voldemort de nuevo, pero él la interrumpió. Harry escuchó más pasos, y varias personas se alejaron del mismo lugar. Al abrir los ojos un milímetro, Harry vio que Voldemort parecía ponerse de pie con varios Mortífagos que se alejaban de él, con solo Bellatrix arrodillada a su lado.

Tumblr n2ijqhG3n41rtmlvfo10 250

Narcissa Malfoy verifica si Harry está muerto

Harry cerró los ojos y reflexionó. Los Mortífagos debían de estar apiñados alrededor de Voldemort, que parecía haber caído al suelo; quizás Voldemort también se había desplomado cuando le lanzó a Harry con la maldición asesina. Ambos habían perdido el conocimiento brevemente y ambos lo habían recobrado. Voldemort rechazó fríamente la oferta de asistencia de Bellatrix y preguntó si el niño estaba muerto. Hubo un completo silencio en el claro cuando nadie se acercó a Harry, y con un golpe y un pequeño grito de dolor, Voldemort le ordenó a alguien que examinara a Harry y luego le dijera si el niño estaba muerto.

El mismo Voldemort temía acercarse a él, ya que sospechaba que no todo había salido de acuerdo con el plan. Harry sintió que las manos de una mujer tocaban su rostro, apartaban un párpado, se arrastraban debajo de su camisa, bajaban hasta su pecho y sentían su corazón.

El miedo de Harry se intensificó, sabiendo que podía sentir el latido constante de los latidos de su corazón contra sus costillas. En un susurro apenas audible, con sus labios a una pulgada de la oreja de Harry y su largo cabello cubriendo su rostro de los espectadores, la mujer preguntó si Draco estaba vivo y en el castillo. Harry respiro un "si". Poniéndose en pie, Narcissa Malfoy anunció falsamente a los vigilantes que el niño estaba muerto.

318px-Narcissa battleoh1

Narcissa en el bosque prohibido, afirmando que Potter murió mintiéndole a Voldemort

Ahora los Mortífagos gritaban exclamaciones de triunfo y dando contundentes patadas, y Harry vio a través de sus párpados estallidos de luz roja y plateada dispararse al aire en la celebración. Aún fingiendo la muerte en el suelo, Harry comprendió que a Narcissa ya no le importaba si Voldemort ganaba, y así le mintió al Señor Tenebroso sabiendo que la única forma en que se le permitiría entrar a Hogwarts y encontrar a su hijo era formando parte del ejército conquistador. Aullando sobre el tumulto, Voldemort anunció que ahora, con Harry Potter muerto por su mano, ningún hombre podría amenazarle. Voldemort luego lanzó la Maldición Cruciatus sobre el cuerpo de Harry. Harry creyendo que a su cuerpo no se le permitiría permanecer impoluto, que tenían que humillarlo para probar la victoria del Señor Tenebroso, cuando fue levantado en el aire, intentó esforzarse todo lo posible por mantenerse flojo, pero el dolor que esperaba de la maldición de la tortura no llegó. Fue lanzado tres veces al aire, y sus gafas se cayeron mientras su varita se deslizaba un poco debajo de su túnica, y se mantuvo flojo y sin vida. Cuando cayó al suelo por última vez, el claro aún resonaba con burlas y gritos de risa.

Tumblr mq00lsWsTd1stru2ro8 r1 250

Hagrid lleva el cuerpo aparentemente "sin vida" de Harry

Voldemort luego anunció que irían al castillo para mostrar a los defensores de Hogwarts lo que había sido de Harry. Voldemort decidió que Hagrid debería llevar el cuerpo de Harry, ya que el chico se vería bien en los brazos de Hagrid, y Harry sintió que sus gafas golpeaban su rostro con fuerza deliberada cuando Voldemort le ordenó que le pusieran las gafas para que fuera reconocible. Las enormes manos que levantaban a Harry eran extremadamente suaves, y Harry podía sentir los brazos de Hagrid temblando con la fuerza de sus sollozos; grandes lágrimas cayeron sobre él cuando Hagrid acunó a Harry en sus brazos, pero Harry no se atrevió a decirle a Hagrid que todo no estaba, aún, perdido. Voldemort le ordenó a Hagrid que se moviera, y Hagrid se tambaleó hacia adelante mientras se abría paso entre los árboles que crecían cerca del bosque. Las ramas se engancharon en el pelo y la túnica de Harry, pero continuó fingiendo la muerte con la boca abierta y los ojos cerrados y en la oscuridad, con los Mortífagos cantando alrededor de ellos y Hagrid aún sollozando, nadie miró para ver si latía el pulso en el cuello expuesto de Harry.

Dos gigantes se estrellaron a lo largo de los Mortífagos, y Harry pudo escuchar los árboles crujir y caer al pasar. Los gigantes hicieron tanto ruido que los pájaros se elevaron chillando hacia el cielo, e incluso las burlas de los Mortífagos se ahogaron. La procesión victoriosa continuó avanzando hacia el campo abierto, y Harry pudo deducir, después de un rato, al aclararse la oscuridad a través de sus párpados cerrados, que los árboles comenzaban a crecer más separados. Entonces, Hagrid gritó inesperadamente a Bane y a los otros Centauros por no pelear, preguntándoles si estaban felices de que Harry estuviera muerto, pero rompió a llorar y no pudo terminar. Harry no pudo decir cuántos centauros vieron pasar su procesión, y escuchó que algunos de los Mortífagos gritaban insultos a los centauros cuando los dejaron atrás. Un poco más tarde, Harry percibió, al refrescarse el aire, que habían llegado al borde del bosque, y Voldemort le ordenó a Hagrid que se detuviera y, debido a la sacudida de Hagrid, Harry sospechó que el guardabosques se había visto obligado a obedecer. Un escalofrío comenzó a asentarse sobre ellos, y Harry escuchó el aliento áspero de dementor que patrullaba los árboles exteriores. Sin embargo, el hecho de su propia supervivencia ardió dentro de él, actuando como un Patronus en su corazón.

Anunciando la supuesta muerte de Harry Potter

DeathEaterArrives

Voldemort y Mortífagos enfrentando a los defensores de Hogwarts

«Harry Potter ha muerto. Lo mataron cuando huía, intentando salvarse mientras vosotros entregabais su vida por él. Os hemos traído su cadáver para demostraros que vuestro héroe ha sucumbido. Hemos ganado la batalla y vosotros habéis perdido a la mitad de vuestros combatientes. Mis mortífagos os superan en número y el niño que sobrevivió ya no existe. No debe haber más guerras. Aquel que continúe resistiendo, ya sea hombre, mujer o niño, será sacrificado junto con toda su familia. Y ahora, salid del castillo, arrodillaos ante mí, y os salvaréis. Vuestros padres e hijos, vuestros hermanos y hermanas vivirán y serán perdonados, y todos os uniréis a mí en el nuevo mundo que construiremos juntos.»
—Voldemort anunciando la supuesta muerte de Harry a los habitantes de Hogwarts[fuente]
180px-BAMF Neville Color

Neville durante la batalla

Voldemort, su voz amplificada mágicamente, anunció que Harry estaba muerto y que fue asesinado mientras huía, tratando de salvarse. Les dijo a los defensores de Hogwarts que sus Mortífagos los superaban en número y que el Niño que vivió ya no existía. Afirmando que no debía haber más guerra, Voldemort amenazó con matar a cualquier persona que continuara resistiéndose, pero a los que salieran y se arrodillaran ante él los perdonaría y los salvaría. Luego afirmó que no debía haber más conflicto, que ofrece a los sobrevivientes la oportunidad de unirse a sus Mortífagos y ayudarlo a construir juntos un nuevo mundo. Voldemort se dirigió a la procesión, seguido de un Hagrid sollozante que llevaba el supuesto cadáver de Harry; con Nagini, ahora libre de su jaula encantada, alrededor de sus hombros. Hagrid continuó sollozando, y Harry aguzó los oídos para distinguir por encima de la alegre voz de los Mortífagos y sus pasos, cualquier signo de vida de los que estaban dentro del castillo.

Minerva after battle

Minerva McGonagall al ver el cuerpo supuestamente muerto de Harry Potter

Los Mortífagos se detuvieron, y Harry pudo ver a través de sus párpados cerrados la luz que fluía sobre él desde el Vestíbulo de entrada. Harry esperó el momento en que las personas por las que había intentado morir lo verían, aparentemente muerto, en los brazos de Hagrid. La primera en ver a Harry fue la profesora McGonagall, cuyo grito de enojo, desesperación y negación fue aún más terrible para los oídos de Harry porque nunca la había imaginado capaz de hacer ese ruido. La risa burlona de otra mujer cercana se escuchó, y él supo que era Bellatrix que se gloriaba en la desesperación de McGonagall. Harry entrecerró los ojos por un solo segundo y vio que la puerta abierta se llenaba de gente, mientras los sobrevivientes de la batalla salían a los escalones de la entrada para enfrentar a los Mortífagos y comprobar con sus propios hijos que Harry había muerto.

180px-DH2 Ginny Weasley running and shouting

Ginny grita al ver a Harry "muerto".

Harry vio a Voldemort parado un poco delante de él, acariciando la cabeza de Nagini con un solo dedo blanco. Luego escuchó los gritos de horror de Ron, Hermione y Ginny, incluso peores que los de McGonagall, pero Harry se obligó a permanecer en silencio. Sus gritos actuaron como un disparador, y el resto de los sobrevivientes comenzaron a gritar y vociferar insultos contra los Mortífagos hasta que Voldemort bramó ¡¡Silencio!! y con un estallido y un destello de luz brillante, todos obedecieron a la fuerza.

Voldemort le ordenó a Harry que se bajara y se pusiera a sus pies, y él proclamó a los sobrevivientes que Harry Potter no era más que un niño que confiaba en que otros se sacrificaran por él. Luego, Ron gritó y maldijo a Voldemort, alegando que Harry lo venció, haciendo trizas el encantamiento y los defensores de Hogwarts gritaban e insultaban de nuevo hasta que otra explosión apagó sus voces una vez más. Voldemort mintió una vez más que Harry fue asesinado cuando intentaba escapar de los terrenos del castillo, pero fue interrumpido por una pelea y un grito, luego un estallido, un destello de luz y un gruñido de dolor. Al abrir un poco los ojos, Harry vio que alguien se había liberado de la multitud y cargó contra Voldemort, pero golpeó el suelo, desarmado, y Voldemort se echó a reír mientras tiraba la varita del retador a un lado.

Tumblr lwfbtiNIta1r5tevgo1 500

Neville enfrentando a Voldemort y su ejército durante la Batalla de Hogwarts

Voldemort le preguntó a la multitud que quien se había ofrecido para mostrar lo que sucedería a las personas que continuaran peleando cuando se perdió la batalla. Riendo encantada, Bellatrix respondió que era Neville Longbottom, el estudiante en particular que había estado dando a los hermanos Carrow tantos problemas, y el hijo de los Aurores, Alice y Frank Longbottom. Voldemort se volvió hacia un indefenso Neville, que se encontraba entre los sobrevivientes y los Mortífagos. Impresionado por la valentía de Neville, Voldemort afirmó que Neville sería un mortífago muy valioso; pero este último se negó al instante y mostró su lealtad total al Ejército de Dumbledore, y hubo una aclamación de respuesta de la multitud, que los encantamientos silenciadores de Voldemort parecían incapaces de contener. Voldemort respondió con una voz sedosa y peligrosa que, si esa era la elección de Neville, volverían al plan original.

Sin dejar de mirar a través de sus pestañas, Harry vio a Voldemort agitar su varita, y de una de las ventanas del castillo salió el Sombrero Seleccionador. Voldemort anunció que no habría más Clasificación en Hogwarts; Gryffindor, Hufflepuff y Ravenclaw no serían más. En su mente, los colores de Salazar Slytherin serían suficientes para todos. Apuntó con su varita a Neville, que se puso rígido y quieto cuando Voldemort le lanzó una Maldición de parálisis de cuerpo entero sobre él, luego Voldemort plantó el sombrero sobre la cabeza de Neville. Se produjo cierta agitación entre la multitud que observaba la escena desde los escalones de piedra, pero los mortífagos enarbolaron amenazadoramente las varitas para disuadir a los defensores de Hogwarts. Con un movimiento de su varita, Voldemort causó que el Sombrero Seleccionador en la cabeza de Neville se incendiara.

180px-DH2 Neville Longbottom using the Gryffindor sword in battle

Neville con la espada de Gryffindor

Dentro del Gran Comedor

Artículo principal: Duelo en el Gran Comedor
«Acto seguido sacó de su interior un objeto de plata con rubíes incrustados en la empuñadura… y de un solo tajo de espada degolló a la serpiente. La cabeza de Nagini salió despedida hacia arriba, girando sobre sí misma, reluciente a la luz que llegaba del vestíbulo. Voldemort abrió la boca para dar un grito de cólera que nadie pudo oír, y el cuerpo de la serpiente cayó a sus pies con un ruido sordo.»
—Neville decapitando a Nagini[fuente]
B7C36M1

La batalla se reanuda. En la esquina superior izquierda, los refuerzos que vienen de Hogsmeade, y en la esquina superior derecha, un centauro

Hubo gritos cuando Neville, en llamas, permaneció en el lugar e incapaz de moverse, y justo cuando Harry planeaba actuar, varias cosas sucedieron simultáneamente. Era como si cientos de personas irrumpieran saltando los muros, que no se veían desde allí, y salieran disparadas hacia el castillo lanzando gritos de guerra. Al mismo tiempo, Grawp rodeó el lado del castillo, y cuando vio que su hermano Hagrid fue capturado; gritó furiosamente "¡HAGI!", y los gigantes de Voldemort rugieron a su vez y corrieron hacia Grawp como elefantes enfurecidos, haciendo temblar el suelo debajo de ellos. Grawp, sin mostrar miedo a pesar de ser un joven gigante; se arrojó sobre los gigantes que se acercaban y comenzó a golpearlos y aplastarlos. Luego se escuchó el sonido de los cascos y los toques de arcos cuando los centauros, terminando su neutralidad, se unieron a la refriega. Las flechas empezaron a caer entre los mortífagos, que rompieron filas gritando de sorpresa.

Normal mURI temp cba11769

Se reanuda la batalla

Harry sacó la Capa de Invisibilidad del interior de su túnica, se la puso sobre sí mismo y se puso de pie mientras Neville se movía al mismo tiempo. Con un movimiento rápido y fluido, Neville se liberó de la maldición de atadura de cuerpo que tenía sobre él, y el sombrero en llamas cayó de su cabeza y sacó de su interior algo plateado, con un mango brillante con rubíes incrustados: la espada de Gryffindor, una vez más llevada a la refriega para ayudar al bien. El corte de la hoja de plata no se pudo escuchar sobre sonidos de batalla; Los gigantes enfrentados y los centauros en estampida, aunque parecían llamar la atención. Con un solo golpe, Neville cortó la cabeza de Nagini, que voló dando vueltas por el aire y cuando Voldemort dejó escapar un grito de furia que nadie podía oír, el cuerpo de la serpiente cayó al suelo.

Neville sword

Neville mata a Nagini usando la Espada de Gryffindor

Aún escondido debajo de la Capa de invisibilidad, Harry lanzó un Encantamiento escudo entre Neville y Voldemort antes de que este último pudiera intentar atacar al joven. Luego, sobre los gritos y los rugidos y las atronadoras pisadas de los gigantes que luchaban, Hagrid gritó el nombre de Harry, preguntando dónde estaba. Hubo un caos cuando los centauros se lanzaron sobre los Mortífagos y todos huyeron de los pies de los gigantes, y se acercaban los refuerzos. Harry vio grandes criaturas aladas volando alrededor de las cabezas de los gigantes de Voldemort, thestrals y Buckbeak el hipogrifo, arañándoles los ojos mientras Grawp les daba puñetazos y los aporreaba. Los magos, tanto los defensores de Hogwarts como los mortífagos de Voldemort, se vieron obligados a refugiarse en el castillo., y Harry estaba disparando embrujos y maldiciones a cualquier Mortífago que pudiera ver, los cuales se desplomaban sin saber quién o qué los había alcanzado, la multitud los pisoteaba al batirse en retirada.

180px-DH2 Harry Potter crawling during the Battle of Hogwarts

Harry se arrastra durante la Batalla de Hogwarts

Todavía oculto bajo la capa invisible, el chico se vio empujado hasta el vestíbulo. Buscaba a Voldemort, y lo descubrió en el otro extremo de la estancia, arrojando hechizos a diestra y siniestra mientras se retiraba hacia el Gran Comedor sin dejar de gritarles instrucciones a sus seguidores. Harry realizó más encantamientos escudo, y dos víctimas potenciales de Voldemort, Seamus Finnigan y Hannah Abbott, pasaron a toda velocidad por su lado y entraron en el Gran Comedor para participar en la contienda que se estaba desarrollando dentro.

Liquid Tooth

Voldemort atacando a los defensores de Hogwarts

Incluso había más personas que subían por la escalera, y Harry vio a Charlie Weasley adelantando a Horace Slughorn, quien todavía llevaba puesto su pijama esmeralda, liderando lo que parecían las familias y amigos de todos los estudiantes de Hogwarts que se quedaron para pelear, junto con los comerciantes y vecinos de Hogsmeade. Los centauros Bane, Ronan y Magorian irrumpieron en el comedor con gran estrépito de cascos, y la puerta que conducía a las cocinas se salió de los goznes; los elfos domésticos de Hogwarts entraron atropelladamente en el vestíbulo gritando y blandiendo cuchillos de trinchar y cuchillas de carnicero. Kreacher iba a la cabeza, con el guardapelo de Regulus Black colgado del cuello y rebotándole sobre el pecho, alentando a sus compañeros a que pelearan por el sacrificio de su amo. Los elfos arremetían sin piedad contra las pantorrillas y los tobillos de los mortífagos, que caían como moscas, superados en número y abrumados por las maldiciones, al tiempo que se arrancaban flechas de las heridas, recibían cuchilladas en las piernas, o simplemente trataban de escapar, aunque eran engullidos por aquella horda imparable.

La muerte de Bellatrix Lestrange

«¡A mi hija no, PERRA!»
—Molly a punto de pelear con Bellatrix Lestrange[fuente]
00Molly battle of Hogwart

Molly Weasley en duelo con Bellatrix Lestrange

Harry pasó como un relámpago entre combatientes y prisioneros y entró en el Gran Comedor. Encontró a Voldemort en medio de la refriega, atacando a todo el que se le pusiera a tiro. Como no podía apuntarle bien desde donde se hallaba, fue abriéndose paso hacia él bajo la capa invisible. El Gran Comedor estaba cada vez más abarrotado, pues todos los que todavía podían andar se dirigían hacia allí como una riada. Harry vio como los Mortífagos, superados en número por los defensores y aliados de Hogwarts, fueron derribados uno por uno: Yaxley fue derribado en el piso por George Weasley y Lee Jordan, y, lanzando un alarido, Dolohov cayó al suelo a manos de Flitwick. Habiéndolo reconocido durante la ejecución de Buckbeak, Hagrid arrojó a Walden Macnair desde una punta hasta otra de la estancia, estrellándolo contra la pared de piedra y cayendo inconsciente al suelo. Ron y Neville derribaron a Fenrir Greyback, Aberforth aturdió a Rookwood, y Arthur y Percy tumbaron a Thicknesse. Durante el caos, Lucius y Narcissa Malfoy corrieron entre la multitud, sin siquiera intentar luchar, gritando por su hijo, Draco Malfoy.

Finalmente, todos los Mortífagos fueron asesinados o derrotados y solo Voldemort y Bellatrix quedaron en pie. Voldemort ahora estaba en duelo contra McGonagall, Slughorn, y Kingsley al mismo tiempo, y había un odio inhumano en su rostro cuando se movían y se agachaban a su alrededor. Hasta una buena pelea pero sin poder acabar con él. Bellatrix también estaba peleando, a cincuenta metros de distancia de Voldemort, y al igual que su amo, se batía con tres a la vez: Hermione, Ginny, y Luna, cada una de las tres chicas peleando a fondo, pero Bellatrix igualaba sus fuerzas. En vez de Voldemort, la atención de Harry se desvió cuando Bellatrix disparó una Maldición asesina que pasaba rozando a Ginny, que se salvó de la muerte por los pelos…, y cambió de objetivo, corriendo detrás de Bellatrix en lugar de Voldemort. Antes de que hubiera dado unos pocos pasos, fue apartado de un empujón con una enfurecida Molly Weasley, quitándose la capa para liberar sus brazos, corrió hacia Bellatrix, furiosa por el intento de asesinato de su hija por parte de la Mortífaga.

Tumblr n4ypju96VI1qk63b8o10 250

Bellatrix bloqueada en combate con Molly, poco antes de su muerte

Bellatrix rió a carcajadas al ver a su nueva retadora, y Molly ordenó a las chicas que se apartaran. Con un golpe de su varita comenzó el duelo. Harry vio cómo Molly Weasley agitaba incansablemente la varita y la sonrisa burlona de Bellatrix se convertía en una mueca de rabia. De las dos varitas salían chorros de luz, y alrededor de las brujas el suelo se recalentó y empezó a resquebrajarse. Ambas mujeres peleaban a muerte. Mientras unos pocos estudiantes corrían hacia adelante, tratando de acudir en su ayuda, la Sra. Weasley les gritó que regresaran y le dejaran a Bellatrix. Cientos de personas ahora se alineaban en las paredes, observando las dos peleas: Voldemort y sus tres oponentes, Bellatrix y Molly, mientras Harry permanecía invisible, incapaz de decidir entre uno y otro; quería atacar, pero también proteger, y temía herir a algún inocente.

Mientras Bellatrix, tan loca como su amo, se burlaba de Molly por la muerte de Fred Weasley, incluso cuando las maldiciones de Molly llegaban a centímetros de ella, Molly gritó que Bellatrix nunca volvería a tocar a sus hijos. Bellatrix se echó a reír, la misma risa emocionada que su primo Sirius había dado cuando él cayó hacia atrás a través del velo, y de repente Harry supo lo que iba a suceder antes de que sucediera. La maldición bien dirigida de Molly se elevó por debajo del brazo de Bellatrix y la golpeó directamente en el pecho, directamente sobre su corazón. La sonrisa de Bellatrix se congeló, sus ojos parecían abultarse; por una fracción de segundo supo lo que había sucedido, y luego se derrumbó, la multitud que miraba rugió y Voldemort gritó.

Harry sintió como si se volviera en cámara lenta. Vio a McGonagall, Kingsley y Slughorn disparados hacia atrás, agitándose y retorciéndose por el aire, como la furia de Voldemort ante la caída de su último y mejor teniente explotó con la fuerza de una bomba. Voldemort levantó su varita y la dirigió hacia Molly Weasley, pero Harry rugió protego y el encantamiento escudo se expandió en medio del Gran Comedor, y Voldemort miró a su alrededor buscando la fuente mientras Harry se quitaba la capa de invisibilidad. .

Fin de la batalla

Artículo principal: Duelo en el Gran Comedor
Harry Potter: "No quiero que nadie intente ayudarme. Tiene que ser así. Tengo que hacerlo yo."
Lord Voldemort: "Potter no lo dice en serio. Ése no es su estilo, ¿verdad que no? ¿A quién piensas emplear como escudo hoy, Potter?"
Harry Potter: "A nadie. Ya no hay más Horrocruxes. Sólo quedamos tú y yo. Ninguno de los dos podrá vivir mientras el otro siga con vida, y uno de los dos está a punto de

despedirse para siempre…"

— Harry hablando con Voldemort antes de su duelo final[fuente]
Harry and VOldemort BTLEOFHGWRTS

Harry confrontando a Voldemort

Los gritos de conmoción, vítores y gritos de alegría por la aparición de Harry fueron sofocados, y el silencio cayó bruscamente cuando Voldemort y Harry se miraron y comenzaron a rodearse, como leones merodeando. Harry llamó a la multitud diciendo que no quería que nadie más lo ayudara, que tenía que ser solo él y Voldemort, aunque Voldemort siseó que Harry realmente quería que usar a alguien como escudo, que se sacrificara por él. Harry respondió que no había más Horrocruxes, que solo eran él y Voldemort: ninguno podía vivir mientras el otro sobrevivía, y uno de ellos se iba a ir para siempre. Voldemort se burló de la propuesta de que Harry sobreviviría, el niño que sobrevivió por accidente y por quién Dumbledore movía los hilos.

Harry luego preguntó si fue un accidente cuando su madre murió para salvarlo, si fue un accidente cuando decidió pelear en el cementerio, si fue un accidente cuando no se había defendido esta misma noche y sobrevivió para a pelear nuevamente. Voldemort siguió gritando que se trataban de accidentes, pero aún así no se decidía a atacar. La multitud los observaba petrificada, y de los cientos de personas que había en el comedor parecía que sólo respiraran ellos dos. Voldemort proclamó que era un accidente y suerte, y el hecho de que se escondiera y gimoteara bajo las faldas de hombres y mujeres mejores que él, y que le permitieras matarlos por él. Harry respondió que Voldemort no mataría a nadie más, mientras se miraban a los ojos, de verde a rojo. Harry dijo que Voldemort no podría volver a matar a ninguno de ellos, porque Harry había estado dispuesto a morir para impedir que le hiciera daño a toda esa gente, y que así hizo lo que su madre le hizo. Les dio a los defensores de Hogwarts un Sacrificio protector, y por eso ninguno de los hechizos que Voldemort había durado: Voldemort no podía torturarlos ni tocarlos, y Harry terminó llamando a Voldemort "Tom" y diciéndole que nunca aprendió de sus errores.

Harry le dijo a Voldemort que sabía muchas cosas importantes que Ryddle no sabía, y se ofreció a contarle algunas de ellas antes de cometer otro grave error. Voldemort no habló, sino que siguió andando en círculo, y Harry comprendió que lo tenía temporalmente hechizado y acorralado, retenido por la remota posibilidad de que fuera verdad que él sabía un último secreto. Con su rostro de serpiente burlándose, Voldemort preguntó si el secreto era el dichoso amor, la solución favorita de Dumbledore que decía que que según él derrotaría a la muerte; aunque ese amor no evitó que cayera desde la torre y se partiera como una vieja figura de cera, que tampoco impidió matar a Lily. Y que esta vez no veía a nadie que amara a Harry lo suficiente para interponerse entre ellos y recibir su maldición. Voldemort luego preguntó, si nadie se sacrificaba por Harry, qué evitaría que Harry muriera cuando atacara.

Mientras se acosaban separados por nada más que el último secreto, Voldemort sugirió que, si no era el amor lo que salvaría a Harry, éste debía creer que poseía magia que el primero no tenía, o un arma más poderosa que la suya. Cuando Harry dijo que creía que ambos, vio la sorpresa reflejada fugazmente en el rostro serpentino del Señor Tenebroso, pero se disipó instantáneamente cuando Voldemort comenzó a reír ante la posibilidad de que Harry supiera más magia que él, Lord Voldemort, el mago que obró prodigios con los que Dumbledore nunca soñó. Harry contradijo esto, diciendo que Dumbledore sí lo había soñado, pero que sabía más que Voldemort, sabía lo suficiente como para no hacer lo que Voldemort había hecho. Voldemort gritó que esto significaba que Dumbledore era débil, demasiado débil para atreverse, débil para tomar lo que podría haber sido suyo, y lo que pronto sería Voldemort. Harry volvió a estar en desacuerdo, diciendo que Dumbledore era más inteligente que Voldemort; un mejor mago y un mejor hombre.

180px-DH - Harry and Voldemort

Voldemort y Harry durante la batalla

Voldemort dijo que provocó la muerte de Albus Dumbledore, pero Harry le dijo a Voldemort que estaba equivocado. Ante esto, por primera vez, la multitud observadora se agitó mientras cientos de personas alrededor de las paredes respiraban como uno solo. Voldemort lanzó las palabras de que Dumbledore estaba muerto hacia Harry como si pretendiera causarle un dolor insoportable, y agregó que su cuerpo se estaba descomponiendo en la tumba de mármol en los terrenos de Hogwarts, para nunca volver. Harry calmadamente estuvo de acuerdo en que Dumbledore estaba muerto, pero que Voldemort no lo había matado. Harry le dijo que Dumbledore decidió su propia manera de morir, que lo decidió meses antes de morir, que lo arregló todo con el hombre que Voldemort pensó que era su sirviente. Voldemort dijo que esto eran tonterías, sin decidirse a atacar, y sus ojos rojos no vacilaron en los de Harry.

Harry dijo que Severus Snape nunca le perteneció a Voldemort, que era fiel Dumbledore desde el momento en que Voldemort comenzó a perseguir a Lily Evans. Harry agregó que Voldemort nunca se dio cuenta de esto por lo que no puede entender. Harry le preguntó a Voldemort si alguna vez había visto a Snape lanzar un Patronus, y Voldemort no respondió mientras continuaban rodeando entre sí como lobos a punto de destrozarse. Harry reveló que el patronus de Snape era una cierva, igual que el de Lily, porque la amó durante casi toda su vida, desde que eran niños. Cuando Harry le preguntó a Voldemort si Snape le pidió que le perdonara la vida a Lily, Voldemort se burló diciendo que Snape solo la había deseado, y que cuando ella se fue, aceptó que había otras mujeres, y de sangre más pura, dignas de él. Harry dijo que, por supuesto, Snape le habría dicho eso a Voldemort, pero que en realidad Snape era el espía de Dumbledore desde el momento en que Lily fue amenazada, había estado trabajando contra Voldemort desde entonces, y que Dumbledore ya se estaba muriendo cuando Snape puso fin a su vida.

Voldemort había escuchado absorto cada palabra y soltó una carcajada enloquecida al decir que nada de esto importaba. No importaba si Snape fuera fiel a él o a Dumbledore, o qué insignificantes obstáculos habían intentado de poner en su camino. Voldemort dijo que los aplastó, los aplastó como había aplastado a la madre de Harry, el supuesto gran amor de Snape. Voldemort luego dijo que todo tenía sentido, de una manera que Harry no entendía. Voldemort luego mencionó que Dumbledore estaba tratando de ocultarle la Varita de Saúco, que Dumbledore había querido que Snape fuera el verdadero amo de la varita. Voldemort luego dijo que había llegado antes que Harry, que había llegado a la varita antes de que Harry pudiera ponerla en sus manos, entendió la verdad antes de que Harry lo alcanzara. Voldemort luego dijo que había matado a Snape hacía tres horas, y que la Varita de Saúco, la Vara Letal, la Varita del Destino era verdaderamente suya.

Final-duel-29

Harry y Voldemort bloqueados en combate

Voldemort dijo que el último plan de Dumbledore salió mal, con lo que Harry estuvo de acuerdo, pero le aconsejó que pensara en lo que Voldemort había hecho. Harry le dijo que intentara arrepentirse un poco, y de todas las cosas que Harry le había dicho, más allá de cualquier revelación o burla, nada había sorprendido más a Voldemort que esto. Las pupilas de Voldemort se contrajeron en finas hendiduras en medio de una piel que blanquecía. Harry dijo que intentar arrepentirse un poco era la última oportunidad de Voldemort, que había visto lo que Voldemort sería si no lo hacía y que era todo lo que le quedaba. Voldemort estaba furioso por esto, y Harry reveló que el último plan de Dumbledore no había sido contraproducente para él, que había sido contraproducente en Voldemort, cuya mano temblaba en la Varita de Saúco. Harry agarró con fuerza la varita de Draco, sabiendo que el momento estaba a segundos. Harry le dijo a Voldemort que la varita aún no funcionaba correctamente para Voldemort porque Voldemort asesinó a la persona equivocada; Snape nunca fue el verdadero amo de la Varita de Saúco, que nunca había derrotado a Dumbledore.

Avada Kedavra

Últimos momentos de Voldemort

Voldemort comenzó a estar en desacuerdo, pero Harry una vez más dijo que Snape no derrotó a Dumbledore porque su muerte estaba planeada entre ellos. Dumbledore había tenido la intención de morir invicto, el último y verdadero amo de la varita, y si todo hubiera salido según lo planeado, el poder de la varita habría muerto con él, porque nadie nunca se arrebataría. Voldemort dijo que esto significaba que Dumbledore le dio la varita, porque Voldemort la robó de la tumba de su último amo, la retiró contra los deseos de su último amo y que el poder de la varita era suyo. Harry contradijo esto, diciendo que Ryddle todavía no entendía que poseer la varita no era suficiente, que sostenerla y usarla realmente no era suya. Harry reveló que la Varita de Saúco reconoció a un nuevo amo antes de que Dumbledore muriera, alguien que nunca puso una mano sobre él. El nuevo amo retiró la varita de Dumbledore contra su voluntad, sin darse cuenta exactamente de lo que había hecho, o de que había alcanzado la lealtad de la varita más peligrosa del mundo. El pecho de Voldemort subía y bajaba rápidamente, y Harry vio venir la maldición; notó cómo surgía dentro de la varita que lo apuntaba a la cara.

DH - Voldemort VS. Harry Final Duel 02

Duelo final con Voldemort

Harry luego dijo que el verdadero amo de la Varita de Saúco era, de hecho, Draco Malfoy, quien desarmó a Dumbledore y que ganó la lealtad de la varita poco antes de que Snape lo matara. El rostro de Voldemort reveló una momentánea sorpresa, pero luego desapareció cuando Voldemort dijo que esto no importaba, que incluso si Harry tenía razón, ni a él ni a Harry les importaba. Harry ya no tenía la varita de fénix, por lo que lo retaba a batirse en duelo solo con su habilidad, y Voldemort dijo que después de haber matado a Harry, se encargaría de Draco Malfoy. Harry luego dijo a Voldemort que era demasiado tarde, que había perdido su oportunidad, porque Harry había vencido a Draco semanas atrás y le había quitado la varita de saúco. Harry agitó su varita, y sintió los ojos de todos en el Gran Comedor. Harry luego le susurró que todo se reduciría a esto, ya fuera que si la Varita de Saúco supiera que su último amo fue desarmado, porque si lo hacía, eso significaba que Harry era el verdadero amo de la Varita de Saúco.

Voldemort PM B7C36M2 TheFinalBattle Moment

El duelo final entre Harry y Voldemort

De repente un resplandor rojo y dorado irrumpió por el techo encantado del Gran Comedor, al mismo tiempo que una porción del deslumbrante disco solar aparecía sobre el alféizar de la ventana más cercana. La luz les dio en la cara a los dos a la vez, y de pronto la de Voldemort se convirtió en una mancha llameante. Harry escuchó el chillido de la voz aguda diciendo "Avada Kedavra" mientras gritaba simultáneamente "Expelliarmus", apuntando con la varita de Draco. El estallido retumbó como un cañonazo, y las llamas doradas que surgieron entre ambos contendientes, en el mismo centro del círculo que estaban describiendo, marcaron el punto de colisión de los hechizos. Harry vio cómo el chorro verde lanzado por Voldemort chocaba contra su propio hechizo, vio cómo la Varita de Saúco saltaba por los aires, dando vueltas en el aire retornaba hacia su dueño. Harry atrapó la varita en su mano libre al mismo tiempo que Voldemort caía hacia atrás, con los brazos extendidos y aquellos ojos rojos de delgadas pupilas vueltos hacia dentro. Voldemort estaba muerto, lo había matado su propia maldición al rebotar, y Harry se quedó allí inmóvil con las dos varitas en la mano, contemplando el cadáver de su enemigo.

Consecuencias

«¡Los hemos machacado! ¡Menudo tío es Potter! Y ahora ¡a divertirse, que Voldy la ha palmado!»
Peeves el Poltergeist canta una canción de victoria después de que termine la batalla[fuente]
Hogwarts Castle in the Daethly Hallows

Castillo de Hogwarts después de la batalla

Hubo un estremecedor instante de silencio en el cual la conmoción de lo ocurrido quedó en suspenso. Y entonces el tumulto se desató alrededor de Harry: los gritos, los vítores y los bramidos de los espectadores hendieron el aire. El implacable sol del nuevo día brillaba ya en las ventanas cuando todos se abalanzaron sobre el muchacho. Los primeros en llegar a su lado fueron Ron y Hermione, y fueron sus brazos los que lo apretujaron, sus gritos incomprensibles los que lo ensordecieron. Enseguida llegaron Ginny, Neville y Luna, y a continuación los Weasley y Hagrid, y Kingsley, y McGonagall, y Flitwick, y Sprout… Harry no entendía ni una palabra de lo que le decían, ni sabía de quién eran las manos que lo agarraban, tiraban de él o trataban de abrazar alguna parte de su cuerpo. Había cientos de manos que intentaban alcanzarlo, todas decididas a tocar al niño que sobrevivió, al responsable de que todo hubiera terminado por fin…

Tumblr mq00lsWsTd1stru2ro1 250

Hagrid abraza a Harry después de la batalla

El sol fue ascendiendo por el cielo de Hogwarts y el Gran Comedor se llenó de luz y de vida. Harry se convirtió en parte indispensable de las confusas manifestaciones de júbilo y de dolor, de felicitación y de duelo, pues todos querían que estuviera allí con ellos, que fuera su líder y su símbolo, su salvador y su consejero. Tenía que hablar con los desconsolados y oír las noticias: los que se encontraban bajo la Maldición Imperius habían vuelto en sí; los mortífagos que no habían sido capturados huían; estaban liberando a todos los inocentes de Azkaban; a Kingsley Shacklebolt lo habían nombrado provisionalmente ministro de Magia…

Weasleys after battle

La Familia Weasley después de la batalla

El cadáver de Voldemort fue trasladado a una cámara adyacente al Gran Comedor, lejos de los cadáveres de Fred, Tonks, Lupin, Colin Creevey y otras cincuenta personas que habían muerto combatiéndolo. La profesora McGonagall volvió a poner en su sitio las mesas de las casas, pero ya nadie se sentaba según la casa a que pertenecía, sino que estaban todos entremezclados: profesores y alumnos, fantasmas y padres, centauros y elfos domésticos. Firenze se recuperaba tumbado en un rincón, Grawp contemplaba el exterior por una ventana rota, y la gente comía entre risas.

Tumblr muy32q7SFQ1r19909o1 400

Neville y Luna después de la batalla

Al cabo de un rato, agotado y exhausto, Harry se sentó en el banco de una mesa al lado de Luna quien distrajo a todos llamando su atención a un Blibber maravilloso para que Harry pudiera escapar debajo de la Capa. Así pues, localizó a Ginny sentada dos mesas más allá, con la cabeza apoyada en el hombro de su madre, pero pensó que ya tendrían tiempo para hablar. Vio a Neville comiendo con la espada de Gryffindor junto al plato, rodeado por un grupo de fervientes admiradores, y al avanzar por el pasillo entre las mesas descubrió a los tres Malfoy apiñados, como si no estuvieran muy seguros de si debían estar allí o no, aunque nadie les prestaba atención.

P8 Seamus Dean Aberforth

Dean, Seamus y Aberforth después de la batalla

Allá donde miraba veía familias que se habían reencontrado, y por fin dio con las dos personas cuya compañía más anhelaba: Ron y Hermione. Los 3 se levantaron al instante y salieron del Gran Comedor. En la escalinata de mármol había unos agujeros enormes, parte de la barandilla había desaparecido, y al subir por ella no encontraron más que escombros y manchas de sangre. Oyeron a Peeves a lo lejos que zumbaba por los pasillos entonando un cántico de victoria que él mismo había compuesto el cual, según Ron, sabía expresar el alcance y la gravedad de la tragedia.

Padma Leanne Katie Cho

Padma, Leanne, Katie y Cho después de la batalla

Harry suponía que la felicidad llegaría a su debido tiempo, pero de momento la empañaba el agotamiento, y el dolor por la pérdida de Fred, Lupin y Tonks le traspasaba el corazón. Básicamente, sentía un alivio monumental y lo que más le apetecía era dormir. Pero antes que nada les debía una explicación a Ron y Hermione, puesto que llevaban mucho tiempo a su lado y merecían saber la verdad. Les contó, pues, con todo detalle lo que había visto en el Pensadero y los sucesos del Bosque Prohibido, y cuando sus amigos todavía no habían empezado a expresar su asombro y conmoción, llegaron por fin al sitio adonde se dirigían, aunque ninguno de los tres lo hubiera mencionado: el Despacho del director. La gárgola que custodiaba la entrada del despacho del director también había sufrido desperfectos desde la última vez que Harry pasara por allí, pues yacía en el suelo un poco grogui, y el chico se preguntó si todavía sería capaz de reconocer una contraseña. Cuando le preguntaron si podían subir, la gárgola gimió en señal de asentimiento.

Flitwick Sprout Slughorn

Sprout, Flitwick and Slughorn después de la batalla

Pasaron por encima de ella y subieron por la escalera de caracol de piedra que ascendía lentamente como una escalera mecánica. Al llegar arriba, Harry abrió la puerta. El Pensadero de piedra todavía estaba sobre el escritorio, donde él lo había dejado, pero se sobresaltó al oír un ruido ensordecedor; le vinieron a la mente maldiciones, el regreso de los mortífagos, el renacimiento de Voldemort… Pero eran aplausos. Desde las paredes, los directores y las directoras de Hogwarts le dedicaban una abrumadora ovación: agitaban los sombreros o las pelucas, sacaban los brazos de sus lienzos para estrecharse las manos unos a otros, daban brincos en las butacas donde los habían retratado, Dilys Derwent lloraba sin ningún reparo, Dexter Fortescue agitaba su trompetilla, y Phineas Nigellus gritaba que la intervención de Slytherin no caería en el olvido.

DumbledorePortrait

Retrato de Albus Dumbledore

Pero Harry sólo tenía ojos para el hombre que estaba retratado, de pie, en el cuadro más grande, situado justo detrás del sillón del director. Las lágrimas le resbalaban tras las gafas de media luna perdiéndose entre su larga y plateada barba, y el orgullo y la gratitud que irradiaba ejercieron sobre Harry un efecto tan balsámico como el canto del fénix. Al final el chico levantó las manos y los retratos, respetuosos, guardaron silencio. Sonriendo y enjugándose las lágrimas, todos se dispusieron a escucharlo. Sin embargo, las palabras de Harry eran sólo para Dumbledore, y las escogió con mucho cuidado. Pese a estar exhausto y muerto de sueño, debía hacer un esfuerzo más, porque necesitaba un último consejo. Harry le dijo a Dumbledore que se le había caído en el Bosque Prohibido el objeto escondido dentro de la snitch no sabía exactamente en donde pero no pensaba en ir a buscarlo. Dumbledore le dijo que estaba de acuerdo con esta decisión, mientras que las fotos de sus compañeros parecían confundidas y curiosas, y se mostró satisfecho cuando Harry dijo que nadie más sabía dónde cayó. Harry le dijo a Dumbledore que iba a quedarse con el regalo de Ignotus, y Dumbledore dijo que era de Harry para siempre hasta el día que se lo pasara a alguien.

Harry Elder Wand

Harry con la Varita de Saúco

Harry luego levantó la Varita de Saúco, y Ron y Hermione la miraron con una veneración que, incluso en su somnolencia y aturdimiento, no le gustaba nada. Harry dijo que no la quería y, a pesar de las protestas de Ron, dijo que estaba más feliz con su vieja varita. Harry rebuscó en el monedero que colgaba de su cuello y sacó los dos trozos de Acebo que aún estaban conectadas por una delgadísima hebra de Pluma de fénix. Hermione había dicho que la varita no podía repararse, que el daño sufrido era demasiado grave. Así pues, Harry sabía que si lo que iba a hacer a continuación no daba resultado, no habría ningún remedio. Harry colocó la varita rota sobre el escritorio del director, la tocó con la punta de la Varita de Saúco y dijo "Reparo". Su varita se volvió a soldar, y al hacerlo, chispas rojas salieron de su extremo. Harry recogió la varita de acebo y fénix y sintió un repentino calor en sus dedos, como si la varita y la mano se alegraran de reencontrarse.

Trio after battle

"Ya he cubierto el cupo de problemas que tenía asignado en esta vida."

Harry le dijo a Dumbledore, quien lo observaba con enorme afecto y admiración, que iba a devolver la Varita de Saúco al lugar de donde salió, en la Tumba Blanca, y que podía quedarse allí. Harry preguntó que si moría de una muerte natural como Ignotus, su poder se perdería, que su amo anterior nunca habrá sido derrotado y sería el final de la misma. Dumbledore asintió, y los dos sonrieron el uno al otro. Ron preguntó si Harry estaba seguro de esta decisión, con un leve rastro de anhelo en su voz mientras miraba a la Varita de Saúco, pero Hermione estuvo de acuerdo con la elección de Harry. Éste último dijo que la varita era más problemática de lo que valía, y cuando se apartó de los retratos pintados, ahora solo pensaba en la cama con dosel que lo esperaba en Torre de Gryffindor, y se preguntó si Kreacher podría subirle un bocadillo. Harry mencionó que "ya había cubierto el cupo de problemas que tenía asignado en esta vida".

Secuelas

«Ron y Hermione se levantaron al instante y salieron del Gran Comedor. En la escalinata de mármol había unos agujeros enormes, parte de la barandilla había desaparecido, y al subir por ella no encontraron más que escombros y manchas de sangre.»
—El daño infligido en el castillo de la batalla de Hogwarts[fuente]
Tumblr lwd9ngY1Ns1r5tevgo1 500

Harry Potter, el más afectado por la Segunda Guerra Mágica

La muerte de Voldemort y de muchos de sus seguidores pusieron fin a la Segunda Guerra Mágica. La Gran Bretaña mágica, que había estado viviendo con miedo durante los dos años anteriores, se encontró repentinamente libre del alcance de los Mortífagos y su líder, Lord Voldemort. Harry Potter, sin duda una de las personas más afectadas por la guerra, habiendo perdido a sus padres, padrino, mentor y muchos amigos, ahora se encuentra libre de la carga que se le impuso antes de su nacimiento, cuando la profecía lo nombró como el único que podía derrotar al Señor Tenebroso.

Esto también le da libertad para perseguir lo que siempre ha deseado: una familia propia, que esperaba encontrar junto a Ginny Weasley. Además, Ron de repente está pensando en el bienestar de los Elfos domésticos de las Cocinas, y decirle a Hermione que deberían advertirles, es un punto de inflexión en su relación. Hermione reconoció esto como un signo de madurez, que Ron ahora estaba pensando en los demás, y eso profundiza su amor por él.

Víctimas

«'(...) Fred, Tonks, Lupin, Colin Creevey y otros cincuenta que murieron luchando contra él.»
—Después de la batalla[fuente]
Scabior

Scabior y algunos Carroñeros muriendo

Lavender Brown mordida

Lavender herida

Lupintonks

Remus y Tonks antes de su muerte durante la Batalla de Hogwarts

Bellatrix dead

Bellatrix Lestrange muerta a los pies de Molly

Las primeras víctimas fueron tres Carroñeros que cruzaron inadvertidamente los encantamientos protectores alrededor del Castillo momentos antes de la medianoche del 1 de mayo. Podría decirse que estas muertes no pueden considerarse bajas de batalla per se, aunque se sabe que las primeras muertes fueron las de Scabior y algunos de sus compañeros de la banda de Carroñeros, que murieron cuando el Puente Cubierto se derrumbó.

Lavender Brown fue herida por Fenrir Greyback cuando la atacó. Vincent Crabbe trató de usar la maldición Fuego maligno en Harry Potter, solo para que fuera contraproducente y lo matara. Fred Weasley murió en una explosión causada por un hechizo desconocido. Remus Lupin y Nymphadora Tonks fueron asesinados por Antonin Dolohov y Bellatrix Lestrange, respectivamente. .[4] Colin Creevey fue encontrado muerto durante el armnisticio, por Neville Longbottom y Oliver Wood, aunque se desconoce cómo murió o quién lo mató. Severus Snape fue asesinado por Nagini bajo las órdenes de Voldemort.

Cuando la batalla estalló en su etapa final, más personas murieron del lado de Voldemort, ya que el sacrificio de Harry protegió a todos los que defendían a Hogwarts. Neville Longbottom decapitó a Nagini con la Espada de Godric Gryffindor. Bellatrix Lestrange murió a manos de Molly Weasley luego de haber casi asesinado a Ginny con un Avada Kedavra. El duelo final fue de Harry contra Lord Voldemort para finalmente matarlo. Hubo al menos cincuenta vidas mencionadas que se habían perdido en ambos lados.

HogwartsAfterBattle

Vista Aérea de Hogwarts, tras la batalla.

Lista de muertes conocidas

Bajas de la Orden del Fénix y del Ejército de Dumbledore

Persona Asesinado por Causa de la muerte
Hombre no identificado muerto en la explosión del patio Desconocido, posiblemente un mortífago Explosion
Mago no identificado asesinado en las almenas de Quad Mortífago no identificado que se batió en duelo con Arthur Weasley Maldición asesina
Fred Weasley Desconocido Explosión causada por hechizo desconocido (posiblemente Expulso o Confringo)
Remus Lupin Antonin Dolohov [4] Duelo
Nymphadora Tonks Bellatrix Lestrange [4] Duelo (Posiblemente)
Severus Snape Nagini (mandada por Voldemort)

Mordedura de serpiente

Colin Creevey Mortífagos Desconocido
Estudiantes no identificados de Hogwarts asesinados en el séptimo piso Desconocido Desconocido
Profesor de Hogwarts no identificado Desconocido Maldición asesina (posiblemente)[5]
Otros cincuenta Varios Mortífagos y otros combatientes Varios

Muertes de los mortífagos

Persona Asesinado por Causa de la muerte
Tres Carroñeros no identificados que se desintegraron durante la Batalla de Hogwarts Ellos mismos (inadvertidamente) Cruzando los encantamientos protectores, muriendo en el proceso.
Muchos Carroñeros, incluyendo Scabior Neville Longbottom Colapso del Puente Cubierto
Gigante no identificado en la batalla de Hogwarts (II) Pomona Sprout, Neville o quien más ayudó al ataque con plantas. Lazo del Diablo
Gigante no identificado en la batalla de Hogwarts (III) Minerva McGonagall Armaduras encantadas
Un mortífago no identificado asesinado por Kingsley Shacklebolt Kingsley Shacklebolt Hechizo de inversión de impulso
Vincent Crabbe Él mismo (por accidente) Fuego maligno
Mortífago no identificado (III) Desconocido Desconocido
Mortífago masculino no identificado(X) Desconocido Desconocido
Mujer no identificada Mortífago en la Mansión Malfoy (I) Desconocido Desconocido
Mortífago no identificado que luchó en un Corredor del Primer Piso (II) Harry Potter Incarcerous
Mortífago no identificado que luchó en un corredor del primer piso Ron Weasley Desconocido
Nagini Neville Longbottom Decapitación
Mortífago negro no identificado en la batalla de Hogwarts Harry Potter (por accidente) Maldición explosiva
Mortífago negro no identificado en la batalla de Hogwarts (II) Desconocido Desconocido
Mortífago masculino no identificado durante la batalla de Hogwarts (IV) Desconocido Desconocido
Un mortífago hombre no identificado asesinado por un mago de pelo gris Hombre de pelo gris no identificado durante la Batalla de Hogwarts Duelo
Mortífago no identificado durante la Batalla de Hogwarts que fue incendiado (posiblemente) Desconocido Desconocido, posiblemente Incendio
Bellatrix Lestrange Molly Weasley Duelo
Un mortífago hombre no identificado asesinado en el séptimo piso de Hogwarts Desconocido Duelo
Lord Voldemort La Varita de Saúco que fracasó al reconocer a su verdadero maestro (Harry Potter) El dominio de Harry sobre la Varita de Saúco, la destrucción de los Horrocruxes de Voldemort, Expelliarmus, y su propio rebote Maldición asesina.
HogwartsBattleScene2 1

El castillo después de la batalla

Combatientes

Organizaciones

El trío

Personal de Hogwarts

Orden del Fénix

Lord Voldemort, mortífagos y seguidores

Estudiantes de Hogwarts

Criaturas mágicas

Diferencias entre la película y el libro

Batalla de Hogwarts 1

Batalla de Hogwarts

  • En la película, Lavender Brown es asesinada por Fenrir Greyback, en el libro, Hermione y la profesora Trelawney logran salvarla.
  • En el libro, Greyback es derrotado por Neville y Ron. En la película es arrojado al vacío por Hermione después de descubrir el cadáver de Lavender.
  • En la película, los Mortifagos destruyen el campo de Quidditch.
  • En la película tanto Voldemort como Bellatrix al morir se desmenuzan, no ocurre esto en el libro.
  • En el libro, Colin Creevey muere en la batalla; en la película fue eliminado de la trama.
  • En la película no aparecen los centauros, los fantasmas, los thestrals, los elfos, Peeves, Grawp ni Buckbeak.
Batalla de Hogwarts 3

Batalla

  • En el libro se describe en la última parte de la batalla como los defensores de Hogwarts derrotan a los mortífagos. En la película solo se ven escenas de los estudiantes peleando con los mortífagos restantes mientras Nevile se libera del hechizo de Voldemort.
  • En el libro se dice que los mortífagos restantes son asesinado con flechas de centauros, acuchillados por los elfos o derrotados por hechizos. En la película después de la muerte de Voldemort desaparecen y solo se ven a los defensores de Hogwarts.
  • Fred muere al derrumbarse una habitación del castillo, se narra su muerte; en la película sólo aparece su cadáver.
  • En el libro, Snape muere en la Casa de los Gritos, en la película es en el embarcadero.
  • En la película, Voldemort muere en el patio de Hogwarts y no en el gran comedor.
  • En la película, Goyle muere en lugar de Crabbe. Ésto se debió a que Jamie Waylett, quien interpretaba a Crabbe, fue arrestado por posesión de cannabis y sentenciado a trabajos comunitarios.
  • En la película, nunca se menciona explícitamente que la capa de invisibilidad de Harry es la tercera reliquia.
  • En la película, Harry destruye la varita de Saúco; en el libro la usa para reparar su varita original, y luego la regresa a la tumba de Albus Dumbledore.
  • McGonagall, Slughorn y Kingsley se baten en duelo contra Voldemort, lo que no ocurre en la película.
  • Hermione, Ginny y Luna también se baten en duelo contra Bellatrix. En la película solo se muestra a Ginny con su familia.
  • En el libro, McGonagall y Snape se baten a duelo en un pasillo, con el apoyo más adelante de los profesores Flitwitck y Sprout, mientras Luna y Harry permanecen escondidos bajo la capa para hacerse invisible. En la película, sólo McGonagall y Snape se baten a duelo en el Gran Comedor, frente a todos los alumnos, además el duelo entre ambos es muy simplificado en la película.
  • En el libro, la profesora McGonagall aturde a Alecto Carrow y a Amycus le lanza la maldición Imperius en la sala común de Ravenclaw, dejándolos atrapados en una red mágica posteriormente. En la película, durante el duelo entre McGonagall y Snape, este último desvía a los Carrow el hechizo de fuego de McGonagall, aturdiéndolos.
  • En el libro, Grawp, Buckbeak, thestrals y centaurs están entre los defensores de Hogwarts en la batalla; mientras que en la película, todos fueron omitidos.
  • En el libro, Severus Snape simplemente es mordido en el cuello causándole la muerte., luego de ser derribado por un hechizo de Voldemort. Mientras que en la película, Voldemort usa una maldición no verbal Sectumsempra para deshacerse de este último, y bajo su mando Nagini elimina a Snape realizando numerosos golpes y mordidas en el cuerpo, aplastándolo contra una pared , y muere de la misma manera.
  • En la película, cuando Ron y Hermione huyen de Nagini, Ron le lanza una maldición similar a la Maldición Avada Kedavra, pero Nagini la esquiva y entonces Neville la mata con la Espada de Godric Gryffindor. En el libro, Neville mata a Nagini con la espada después de liberarse del hechizo de Parálisis de Cuerpo Completo y el hechizo de fuego de Voldemort, aprovechando el desconcierto de los presentes ante la súbita desaparición del "cadáver" de Harry.
  • En la película, se añade un enfrentamiento mayor entre Harry y Voldemort, lo que hace que no estén presentes durante la muerte de Bellatrix.

Detrás de las escenas

Voldemorts Death

Voldemort finalmente muere después de ser derrotado por Harry

Goyle Falls to his Death

La muerte de Goyle en Deathly Hallows: Part 2

Voldemort kills Pius T

Voldemort kills Pius T.

Voldemort mata a Pius Thicknesse

  • Tanto el libro como la película dicen que hubo participantes de la batalla en el hombre lobo. Sin embargo, el 2 de mayo de 1998 no fue una luna llena, por lo que este ataque se habría considerado inútil ya que tanto Lupin como Greyback tenían forma humana, haciendo que un ejército de hombres lobo fuera nulo.
  • La Batalla de Hogwarts fue nominada para el premio de Fight Scene' of the Year en los Scream Award 2011. La Batalla de la sala de los Menesteres fue nominada para el premio Holy Sh!t Scene of the Year.
  • Se encuentra en Harry Potter y el Legado Maldito, en un universo alternativo que fue creado por Albus Potter y Scorpius Malfoy en 2020 y provocó una captación diferente de los eventos y consecuencias de la batalla: Neville Longbottom es asesinado por Cedric Diggory y, por lo tanto, evita que Neville mate al último Horrocrux, Nagini, y mediante estas acciones, Voldemort finalmente pudo derrotar y matar a Harry Potter durante la batalla. Sin embargo, estos eventos se descartaron después de que Scorpius corrigió los eventos durante el Torneo de los Tres Magos, que había sido alterado por él y por Albus Potter a través de un Giratiempo.

Apariciones

Notas y Referencias


3

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.