FANDOM


«...comandó al frente de su ejército para formar una brigada de cazadores de brujas, acompañados con una jauría de perros negros feroces.»
—La Brigada de Cazadores de Brujas.[fuente]

La Brigada de Cazadores de Brujas era una organización ficticia del cuento Babbitty Rabbitty y su Cepa Carcajeante, escrita por Beedle el Bardo e incluida en Los cuentos de Beedle el Bardo.

Historia

Creación

«...vivía un rey insensato que decidió que sólo él debería tener el poder de la magia.»
—Descripción del rey.[fuente]

De acuerdo con la historia, esta organización se creó hace mucho tiempo por un Rey Muggle de una tierra muy lejana que quería mantener toda la magia del mundo para sí mismo. Para hacerlo, tenía que reunir a todos los magos y brujas del mundo, por lo que formó la Brigada y les dio jaurías de perros salvajes. Se sabe que había un Capitán de la Brigada de Cazadores de Brujas, y que uno de los sabuesos de la Brigada fue nombrado Sabre y murió al comer una seta venenosa.

«¡Si tu no puedes ayudarme, voy a denunciarte como una bruja, y será tu quien será desgarrada por perros de caza del rey!»
—El charlatán.[fuente]

Cuando el charlatán fue sospechado por el Rey de ser un fraude debido a la risa de Babbitty cuando el charlatán pretendía enseñarle magia al rey a cambio de oro, el charlatán chantajeó a Babbitty para que lo ayudara con la amenaza de denunciarla como una bruja y entregarla a la Brigada de Cazadores de Brujas, con lo cual ella habría sido destrozada por los perros.

Disolución

«En ese momento, el rey cayó de rodillas también, y dijo que iba a emitir una proclamación a la vez, para proteger a todos los magos y brujas del reino, y permitiendoles practicar su magia en paz.»
—El fin de la Brigada.[fuente]

La Brigada probablemente se disolvió cuando la lavandera del Rey, Babbitty, lo amenazó con que iba a sufrir un gran dolor (presumiblemente la Maldición Cruciatus) si otra bruja o mago se hacía daño a causa de sus acciones.

Apariciones


El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.