FANDOM


Padlock
La edición de Draco Malfoy por usuarios no registrados o nuevos está actualmente desactivada.
Dichos usuarios pueden discutir cambios, pedir la desprotección, iniciar sesión, o crear una cuenta.
HPCC cabecera
«Realmente creo que no deberían dejar entrar a los otros, ¿no te parece? No son como nosotros, no los educaron para conocer nuestras costumbres. Algunos nunca habían oído hablar de Hogwarts hasta que recibieron la carta, ya te imaginarás. Yo creo que debería quedar todo en las familias de antiguos magos.»
—Draco a Harry Potter antes de su primer año en Hogwarts.[fuente]
Draco Lucius Malfoy (n. 5 de junio de 1980) es un mago de sangre pura y el único hijo de Lucius y Narcissa Malfoy. Por ser el hijo de un mortífago, a Draco le enseñaron a creer firmemente en la importancia de la pureza de sangre. Asistió al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería desde 1991[1] hasta 1998[7] y fue seleccionado en la Casa Slytherin. Durante sus años en Hogwarts, se hizo amigo de Vincent Crabbe, Gregory Goyle, Pansy Parkinson y otros compañeros de Slytherin, mientras él rápidamente desarrolló una rivalidad con Harry Potter. Fue nombrado prefecto de su casa y miembro de la Brigada Inquisitorial durante su quinto año,[3] al final del cual fue encarcelado su padre en Azkaban después de la batalla del Departamento de Misterios. Lord Voldemort se encargó de Draco, con lo que fue un fracaso para Lucius, y se convirtió en un mortífago a la edad de dieciséis años,[5] pero se desilusionó rápidamente con el estilo de vida. Draco no pudo completar su tarea - asesinar a Albus Dumbledore, que fue tomada por Severus Snape - y sólo cumplió con sus deberes por temor y de mala gana. Él y su familia desertaron horas antes del fin de la Batalla de Hogwarts con el fin de evitar el encarcelamiento en Azkaban después de la derrota de Voldemort. Draco finalmente se casó con Astoria Greengrass y tuvo al menos un hijo, Scorpius Malfoy.[7]

Biografía

Vida temprana

Draco era el único hijo de Lucius y Narcissa Malfoy (de soltera Black), nacido en una de las más antiguas y ricas familias de sangre pura. A través de su madre, Draco era un descendiente de la Noble y Ancestral Casa de los Black. Tanto los Malfoy como los Black han estado tradicionalmente en la Casa Slytherin desde hace siglos y se oponían fuertemente a algún pariente que no siguiera esta tradición. Los Malfoy estaban muy orgullosos de su condición de sangre pura y social, hasta el año 1996, que fueron capaces de mantener una imagen respetable al público mientras se aliaron con Lord Voldemort. Lucius fue un mortífago despiadado que hacía todo por Voldemort, mientras que Narcissa era aliada de Voldemort aunque no una mortífaga en sí, solo ayudaba a Voldemort.

En 1981, Harry Potter derrota a Voldemort con solo un año de edad, y Voldemort desaparece; entonces los Malfoy evitaron el encarcelamiento en Azkaban después de la Primera Guerra Mágica, alegando que habían estado bajo el maleficio Imperius.

Los Malfoy consintieron siempre a Draco, dándole lo mejor de todo en cuanto a posesiones materiales. Los Malfoy también educaron a Malfoy con sus creencias; que eran que la sangre pura era una raza mágica superior a todas y los muggles eran seres despreciables y tontos y los sangre pura que no pensaban eso eran traidores de la sangre. Lo único que esto causó en Draco fue el prejuicio contra los muggles, hijos de muggles, mestizos, y traidores a la sangre, es decir, contra cualquier persona que no fuese una bruja o un mago de sangre pura, o cualquier persona que apoyara este tipo de personas.

Draco fue criado en una atmósfera en la que se lamentaba que el Señor de las Tinieblas no hubiera tomado con éxito el poder en la comunidad mágica, aunque se le recordó prudentemente que este sentimiento no debía ser comentado fuera del pequeño círculo de la familia y sus amigos más cercanos "o sus papás podrían meterse en un lío". En su niñez, Draco se asociaba primordialmente con los hijos de sangre pura de los amigos ex-mortífagos de su padre.

Como cualquier otro niño de la edad de Harry Potter, Draco oyó historias del "Niño que sobrevivió" durante su infancia. Durante años habían circulado teorías sobre cómo Harry logró sobrevivir lo que hubiera debido ser un ataque mortal, y una de las más persistentes era que el mismo Harry era un gran mago oscuro. El hecho de haber sido extraído de la comunidad mágica parecía (a gente con ilusiones) apoyar esta opinión y el padre de Draco, el astuto Lucius Malfoy, fue uno de los que más respaldó esta teoría. Era reconfortante pensar que él, Lucius, podría tener una segunda oportunidad en la dominación del mundo, si este chico, Potter, resultara ser otro campeón mayor de sangre pura. Fue por ello, sabiendo que no estaba haciendo nada que su padre fuera a desaprobar, y con la esperanza de poder enviar a casa noticias interesantes, por lo que Draco Malfoy siempre quizó conocer a Harry cuando él vaya a la escuela.[1]

El modelo a seguir de Draco fue la persona más impresionante que conocía, su padre, y en él basó la mayor parte de su comportamiento en el colegio. Copió el ademán frío y despectivo de Lucius y lo utilizó con todas las personas que no pertenecían a su círculo más cercano.

Años en Hogwarts

«Pronto te darás cuenta que algunas familias de magos son mucho mejores que otras, Potter. No querrás hacerte amigos con el tipo equivocado. Yo te puedo ayudar.»
—Draco, mientras hablaba con Harry Potter y Ron Weasley.[fuente]

Primer año

Draco 1991

Draco en el Bosque Prohibido en 1992.

Cuando Draco estaba listo para ir al colegio, Lucius pensó en enviarlo a Durmstrang, ya que era un colegio en donde se admiraba a los sangre pura y se odiaba a las clases mágicas“inferiores”;también se enseñaban artes oscuras y lo mejor era que no podían entrar Hijo de Muggles; y además, Lucius era amigo de Igor Karkarov, el director de Durmstrang. Pero Narcisa no quería que Draco fuera tan lejos así que decidió que entraría en Hogwarts.

Cuando Draco fue al Callejón Diagon para comprar sus útiles escolares en 1991, conoció a Harry Potter en la tienda de Madame Malkin, sin saber quién era. Él hizo un discurso bastante intolerante sobre los muggles y sobre Rubeus Hagrid, pero por lo demás actuó de una manera amistosa hacia Harry. Luego, Draco va a la tienda de Ollivander y compra su varita:Espino, 25,4 centímetros, pelo de unicornio, elástica. Posteriormente, en el Expreso de Hogwarts, le ofreció su amistad a Harry. Sin embargo, a Harry no le gustó la actitud expresada por Draco hacia Ron Weasley, con el que Harry ya se había hecho amigo, y también encontró que Draco le recordaba a su primo Dudley con su actitud desdeñosa. Por lo tanto, él lo rechazó, creando una enemistad que duró por el resto de su vida escolar. Draco sentía envidia hacia Harry por ser el foco de atención y no le agradaba al no tener las mismas creencias que él y su familia.[1]

«¿Sabes a qué tipo de gente escogen para la Casa Gryffindor? Se trata de personas que dan pena al verlas. Está Potter, que no tiene a sus padres, están los Weasley, que no tienen dinero... y estás tú, Longbottom, que no tienes cerebro.»
—Draco burlándose de los estudiantes de Gryffindor.[fuente]

Una vez en Hogwarts, Draco fue seleccionado para la casa Slytherin, al igual que muchos otros miembros de su familia; Draco estaba muy feliz por este hecho. Él rápidamente trabó amistad con dos compañeros de Slytherin quienes también eran hijos de ex-mortífagos:Vincent Crabbe y Gregory Goyle. Ellos eran muy tontos pero siempre estaban con Draco y parecían sus guardaespaldas(de hecho lo eran). Draco también se relacionó con Pansy Párkinson, una chica también tonta que estaba loca por Draco; también se relacionó con Blaize Zabini y Theodore Nott, otros estudiantes de Slytherin y que creían en la Supremacía de la Sangre Pura. Draco empezó a ser hostil con Harry; lo molestaba continuamente, al igual que a Ron y al otro amigo de Harry:Neville;quien era muy torpe y distraído. También a Draco le agradaba el Profesor de Pociones Severus Snape; este tenía a Draco como su estudiante favorito y molestaba continuamente a Harry. Una vez, Draco retó a Harry a un duelo. Este fue, de hecho, un intento de poner a Harry en problemas por estar fuera de la cama después del toque de queda; entonces en la noche Draco le avisó a Argus Filch que Harry estaba merodeando por los pasillos; entonces Filch junto a la Sra Norris persiguió a Harry, quien estaba con Ron y Neville, y a ellos se les había unido Hermione Granger; sin embargo, el cuarteto logró escapar aunque se encontrar con Fluffy; el perro guardián del pasillo prohibido del tercer piso. En otra ocasión, cuando Neville se accidentó en una de las clases de vuelo; Draco tomó la Recordadora de Neville y escapó en su escoba voladora, pero fue perseguido por Harry quien la recuperó; sin embargo, este fue otro intento de Draco de poner en problemas a Harry, quien fue descubierto por Minerva McGonagall, pero esta, en vez de regañar a Harry, lo unió al equipo de Quidditch de Gryffindor al ver las habilidades de Harry. A Draco le molestaba la atención que Harry recibió a causa de su fama y su prodigiosa capacidad de vuelo, lo que llevó que a Harry se le permitiera formar parte del equipo de Quidditch de Gryffindor a una edad mas joven que la mayoría. Durante el transcurso del año; Draco hechizó a Neville con el Hechizo paralizador de piernas. Más tarde, en el año, Draco descubrió el plan de Harry de pasar por contrabando el dragón, Norberto, de Hagrid fuera del castillo y puso en conocimiento de esto a la mismísima profesora McGonagall; esta atrapó a Harry, Neville y Hermione pero también castigó a Draco por estar fuera de la cama a deshoras también. Como castigo, Draco tuvo que ayudar a Hagrid, Harry, Hermione y Neville, en la búsqueda de un unicornio herido. Esta fue una tarea que realizó muy resentido porque le pareció que eso era "el trabajo de los sirvientes". Al final del año, Draco estuvo alegre porque Slytherin ganó la copa de las casas; pero la alegría duró poco cuando Dumbledore agregó puntos a Gryffindor por los buenos actos cometidos por Hermione, Ron, Harry y Neville.

Segundo año

Draco 1992

Draco en 1992 en Flourish y Blotts.

«San Potter, el amigo de los sangre sucia. Es otro mago sin ningún sentimiento apropiado de mago, yendo por ahí con esa sangre sucia Granger. ¡Y la gente piensa que él es el heredero de Slytherin!»
—Draco burlándose de la especulación de que Harry sea el Heredero de Slytherin.[fuente]

En su segundo año en Hogwarts, Lucius compró la Nimbus 2001 para todo el equipo de Quidditch de Slytherin; esto provocó que el equipo admitiera a Draco como su buscador. Más tarde, se realiza una revisión de objetos de artes oscuras; por lo que Lucius tiene que esconder sus cosas en su cámara secreta pero otras cosas se las vende a Borgin; Draco acompaña a Lucius durante ese evento y se cruza con Harry, lo molesta como siempre aunque esta vez también molesta a Ginny, la hermana de Ron; Lucius aparece y tiene una discusión con Arthur que termina en una pelea a golpes.

Draco, Lucius y Arthur

El 1 de septiembre de 1992 Draco entra en su segundo año en Hogwarts y empieza sus deberes como Buscador del equipo de Quidditch de Slytherin. Draco y el equipo de a Quidditch de Slytherin tienen un cruce con el equipo de Quidditch de Slytherin, Ron y Hermione; quienes iban a practicar ese día en la cancha pero el equipo de Quidditch de Slytherin se les adelantó. Draco presume la compra de su padre de las Nimbus 2001, pero Hermione Granger especuló abiertamente que se trataba en realidad de un arreglo de Draco con el equipo. Draco respondió airadamente a esta acusación y llamó a Hermione "asquerosa sangre sucia", haciendo que el equipo de Quidditch de Gryffindor arremetiera contra él; Fred y George intentaron atacar a Draco si Marcus Flint, el capitán del equipo de Slytherin, no hubiera cubierto a Draco; Alicia Spinnet le dijo con enojo a Draco qué le pasaba y Ron intentó lanzarle un hechizo vomita babosas, pero el hechizo fue contraproducente debido a su varita rota.[4]

Irónicamente, Draco fue la razón por la cual Slytherin perdió ante Gryffindor ese año, debido a que no estaba consciente de que la snitch dorada se movía a centímetros de él por encima de su oreja izquierda, pero estaba demasiado ocupado insultando a Harry Potter para darse cuenta. Harry se aprovechó de su falta de concentración, lo que permitió a Gryffindor ganar el partido y Draco ser reprendido por el Capitán del equipo, Marcus Flint, por su estupidez.

Ese año, la Cámara de los Secretos se abre y el monstruo de Slytherin petrifica a la Sra Norris, a Colin Creevey y a Justin Finch-Fletchley. Draco estaba alegre por ese hecho, ya que los petrificados eran Nacidos de Muggles y Draco pensaba que tuvieron lo que merecían.

Durante una reunión del Club de Duelo de corta duración de ese año, Draco se batió en duelo con Harry Potter. Arrojó a Harry un hechizo que tiene el efecto de que una sartén golpee la cabeza de la víctima, pero Harry arremetió aturdiendo a Draco con el Encantamiento de cosquillas, pero Draco a duras penas contraatacó con el Encantamiento de pies danzantes, pero Snape anuló todos los hechizos y preparó a Draco a una segunda ronda. Evocó una serpiente y se decepcionó cuando Harry frustró el ataque hablándole a la serpiente en pársel. Esto llevó a muchos estudiantes a sospechar que Harry era el heredero de Slytherin, que había abierto la Cámara de los Secretos y había dejado libre a un "monstruo" en el castillo.

Draco Duelo

Draco en el Club de Duelo.

Harry, Ron y Hermione sin embargo sospechaban que Draco podría ser el heredero, teniendo en cuenta sus puntos de vista intolerantes hacia los muggles y la tradición familiar de ser ordenados en la casa Slytherin. Hermione preparó la Poción Multijugos en el baño de niñas del segundo piso, así que Harry y Ron fueron capaces de disfrazarse de Gregory Goyle y Vincent Crabbe respectivamente y entrar en la sala común de Slytherin. Draco, sin saberlo, les reveló a través de una conversación que él no era el heredero ni sabía quién era, aunque no pensaba que era Harry ya que era muy amigo de los Nacidos de Muggles. Él les dijo que la cámara había sido abierta hacía cincuenta años y que le gustaría poder ayudar al verdadero heredero. También manifestó sus esperanzas en que Hermione fuera petrificada.

Draco en la mesa de slytherin

Draco en la mesa de Slytherin.

Fue, de hecho, el padre de Draco quien había conspirado para conseguir que la Cámara de los Secretos fuese abierta de nuevo mediante la plantación de un viejo diario en el caldero de la estudiante de primer año, Ginny Weasley, aunque su verdadero objetivo en este acto fue desacreditar a su padre Arthur y expulsar a Dumbledore. No parece que Draco fuera consciente de ello, según las instrucciones de Lucius a su hijo en ese año tenía que "mantener la cabeza gacha."El diario era un Horrocrux, que contenía un pedazo del alma de Voldemort, aunque ni Lucius lo sabía. Uno de los objetivos de Lucius que fue expulsar a Dumbledore se cumplió y Lucius manipuló al Consejo Escolar para conseguir este objetivo; entonces Dumbledore se vio obligado en irse. Draco estuvo muy emocionado por el ambiente de terror en el colegio, igualmente estaba emocionado por la expulsión de Dumbledore y quería que Snape fuera el siguiente director, y además, Hermione, junto con Penelope Clearwater, fue petrificada. Sin embargo, a final de año, Ginny fue arrastrada hasta la Cámara de los Secretos por lo que fue seguida por Harry; este entonces mata al Basilisco y destruye el Diario y a su vez el Horrocrux con un colmillo de Basilisco. Lucius fue delatado por el Consejo Escolar, provocando que a Dumbledore volviera y expulsara a Lucius del Consejo Escolar y para colmo Gryffindor ganó la copa de las casas, provocando que Draco termine resentido y enfurruñado.

Tercer año

Draco 1993

Draco en 1993.

Draco: "... Me temo que no va a ser nuestro maestro por mucho más tiempo. Mi padre no está muy feliz con mi lesión... él se ha quejado con el Consejo Escolar y en el Ministerio de Magia. Mi padre tiene un montón de influencia ¿sabes? Y una lesión duradera como ésta... ¿quién sabe si mi brazo volverá a ser el mismo otra vez?"
Harry: "¿Por eso estás haciendo todo esto? ¿Para obtener el despido de Hagrid?"
Draco: "Bueno, en parte, Potter. Pero hay también otras ventajas."
— Draco, Harry y Ron en una clase de Pociones después de su lesión.[fuente]
Draco en DCAO

Draco en una clase de Defensa Contra las Artes Oscuras.

Draco comenzó su tercer año burlándose de la reacción de Harry hacia los dementores que estaban cerca de Hogwarts ese año debido al escape de un prisionero de Azkaban, Sirius Black, a pesar de estar aterrorizado él mismo. Él también hizo alusión a los crímenes de Black con respecto a Harry y sus difuntos padres, que Harry no tenía conocimiento alguno, y le dijo que si alguien había traicionado y hubiese conseguido que sus padres murieran - como se creía que Black había hecho con los Potter - que él buscaría venganza.[8]

Draco lesionado

Draco lesionado.

Durante el partido de Quidditch contra Ravenclaw, Draco, Crabbe, Goyle y Flint intentaron hacer decaer el rendimiento de Harry haciéndose pasar por dementores, pero sus planes fueron frustrados, ya que, el exitoso Patronus de Harry los asustó. Durante ese año, Draco se burló del nuevo Profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras; debido a su apariencia y vestimenta de pobre.

En una lección de Cuidado de Criaturas Mágicas, Draco, celoso de Harry quien había conseguido amaestrar a un hipogrifo, provocó al hipogrifo Buckbeak y resultó herido cuando Buckbeak lo atacó con sus garras; aunque Draco exageró lo mal que estaba herido para llamar la atención, y en un intento de utilizar el incidente contra Rubeus Hagrid para conseguir que lo despidieran; sin embargo, esto no se logró. Cuando Draco se burló de él, por lo molesto que se convirtió el caso, Hermione le propinó a Draco un puñetazo, luego lo amenazó e incluso casi lo hechiza, pero Draco logró zafarse de Hermione. En la final de la Copa de Quidditch, Gryffindor se enfrenta contra Slytherin; Malfoy casi gana cuando casi atrapa la Snitch, pero Harry la atrapa antes, ganando la Copa de Quidditch. [8] Lucius trató de conseguir que Buckbeak fuera ejecutado, y aunque fue un éxito la obtención de este veredicto, Buckbeak se salvó gracias a los esfuerzos de Harry y Hermione.

Cuarto año

Draco 1994

Draco en 1994.

«¿Por qué tan tenso, Potter? Mi padre y yo tuvimos una apuesta, ya ves. Le dije que no durarás diez minutos en el torneo. Él no estuvo de acuerdo. ¡Él piensa que no durarás ni cinco!»
—Draco, burlándose de Harry antes de que la primera prueba del Torneo de los Tres Magos.[fuente]

En 1994, Draco asistió a la Copa Mundial de Quidditch con sus padres en el palco del Ministro invitados por Cornelius Fudge. Él se burló de Harry Potter, Ron Weasley y Hermione Granger, cuando un grupo de mortífagos comenzaron a aterrorizar a los campistas, burlándose de los muggles, lo que implicó que podrían hacer lo mismo con Hermione por ser hija de muggle. También insinuó que sus padres estaban entre las filas de esos mortífagos.

Draco con una araña en su rostro

Draco con una araña en su rostro en DCAO.

Durante su cuarto año, Hogwarts acogió el Torneo de los Tres Magos, y, para consternación de Draco, Harry fue elegido como un campeón a pesar de ser demasiado joven. Draco apoyó a Cedric Diggory, repartiendo prendedores con la inscripción: "Potter apesta" y se burlaba de Harry con regularidad, comentando que estaba apostando con su padre que Harry no iba a durar más de unos minutos con los dragones. También fue el informante y el ímpetu detrás la redacción de los artículos difamatorios y sensacionalistas sobre Harry, Hagrid y Hermione escritos por Rita Skeeter para el diario El Profeta, debido a que él sabía que ella era una animaga.

Draco huron

Draco siendo transfigurado en un hurón.

Cuando Draco trató de hechizar a Harry a principios del año después de que él insultara a su madre, el profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras, Alastor Moody (en realidad Barty Crouch Jr. disfrazado), transformó a Draco en un hurón y lo hizo rebotar alrededor de la sala como castigo. A pesar de que la profesora McGonagall lo detuvo, Draco estaba muy avergonzado por lo ocurrido, mientras que otros estudiantes se divertían en gran estima; Ron lo apodó "Draco el increíble hurón saltarín". A lo largo del año, los estudiantes se burlaban de Draco, diciéndole que el profesor Moody estaba detrás de él, lo que le causaba retroceder o temblar, cosa que provocaba más burlas.[2] En la época navideña, Draco asistió al baile de Navidad con Pansy Parkinson. Al final del año, Draco se burló de Harry por estar en contra de Voldemort y también hizo referencia a la muerte de Cedric Diggory. Antes de que pudiera terminar, sin embargo, fue alcanzado por varios hechizos de Harry, Hermione, Ron, Fred y George Weasley.

Quinto año

Draco 1995

Draco en su quinto año.

«La Brigada Inquisitorial Granger, un grupo de estudiantes que apoyan al Ministerio de Magia seleccionados por la profesora Umbridge. Los miembros de la Brigada Inquisitorial tienen el poder de quitar puntos... por lo tanto, Granger, tomaré cinco tuyos por hablar de forma grosera acerca de nuestra nueva directora. Macmillan, cinco por contradecirme. Cinco, porque no me gustas nada, Potter. Weasley, la camisa está fuera del pantalón, así que tendré otros cinco. Oh, sí, se me olvidaba, eres una sangre sucia, Granger, por lo tanto, diez puntos menos para ti.»
—Draco como miembro de la Brigada Inquisitorial.[fuente]

En 1995, Draco se convirtió en Prefecto de Slytherin junto a Pansy Parkinson. Estaba seguro de que podría burlarse de Harry Potter por no recibir el mismo honor, ya que los prefectos de Gryffindor eran Hermione Granger y Ron Weasley. También Draco se aprovechaba de su puesto como Prefecto y le quitaba puntos a Gryffindor por razones estúpidas. Él también escribió la letra de la canción degradante "A Weasley vamos a coronar", que se burlaba de las habilidades de Ron como Guardián de Gryffindor.[3] Fue la invención de esta canción, así como insultar a Molly y Arthur Weasley y a la fallecida Lily Potter en la cara de Harry, que llevó a que Harry y George Weasley comenzaran una pelea a golpes con Draco que dio lugar a la pareja (así como el hermano de George, Fred, porqué él también intentó golpear a Draco) la prohibición de jugar Quidditch, aunque sus prohibiciones fueron levantadas más tarde después de la destitución de Dolores Umbridge de Hogwarts. Lucius le había dicho a Umbridge buenas cosas sobre Draco y Snape; por eso, Umbridge llegó con buenas expectativas sobre a Draco y lo trataba bien.

Más tarde ese año, se unió a la Brigada Inquisitorial de Dolores Umbridge, una organización creada por el Ministerio para controlar a Dumbledore y a los estudiantes; casualmente todos los miembros de la brigada eran alumnos de Slytherin, Filch y su gata. Un día, Marietta Edgecombe, miembro del Ejército de Dumbledore le avisa a Umbridge la existencia del ejército su ubicación, Umbridge rápidamente convoca a la Brigada Inquisitorial y la envía a la ubicación dada por Marietta. A su vez, Dobby, el antiguo elfo doméstico de Draco, les advierte al Ejército de Dumbledore que Umbridge sabe de la existencia de este así que rápidamente todos son evacuados. Draco llega justo a tiempo para atrapar a Harry al salir corriendo de la última reunión del Ejército de Dumbledore; Draco usa el embrujo zancadilla para hacer que Harry tropiece; Draco por esta acción recibe cincuenta puntos de casa. A continuación, Umbridge se lleva a Harry quien junto a Marietta, Kingsley Shacklebolt, John Dawlish y el mismísimo Ministro de Magia Cornelius Fudge van a la Oficina de Dumbledore para confrontarlo. Dumbledore asume la culpa y se ve obligado a escapar, dejando a Umbridge como nueva directora. Ahora con Umbridge como directora, hace que la Brigada Inquisitorial tenga un rango muy alto, incluso sobre los Prefectos, y los miembros de la Brigada Inquisitorial pueden bajarle puntos a las casas incluso a los Prefectos; Draco se aprovecha de esto y baja puntos a las otras casas por razones tontas y estúpidas. Una vez, Umbridge le avisó a Draco que encontraron a Graham Montague atrapado en un inodoro y envía a Draco a llamar a Snape; el muchacho hace caso.
Draco en la Brigada Inquisitorial

Draco en la Brigada Inquisitorial.

Más tarde, él fue uno de los miembros de la Brigada Inquisitorial que atraparon a Harry y a sus amigos en su intento de descubrir el paradero de Sirius Black, a quien Harry había visto siendo torturado en una visión. Harry, Ron, Hermione, Ginny Weasley, Neville Longbottom y Luna Lovegood fueron llevados todos al despacho de Umbridge, custodiados por la Brigada Inquisitorial. Draco le quitó la varita a Harry y empezó a jugar con ella, lanzándola al aire y atrapándola al vuelo. Antes de que Umbridge pudiese llevar a cabo su amenaza de usar el maleficio Cruciatus para hacer hablar a Harry, Hermione le dijo a Umbridge que estaban tratando de ponerse en contacto con Dumbledore para hablar acerca de un "arma" que tenía previsto utilizar en contra del Ministerio de Magia. Draco tenía una expresión de "avidez y codicia" por esta noticia pero no convenció a Umbridge de permitir que él o cualquier otro integrante de su escuadrón la acompañara cuando ella fue con Harry y Hermione al Bosque Prohibido en busca de la supuesta arma.

Después de que Umbridge se marchó con Harry y Hermione, el resto del E.D. utilizó una larga lista de hechizos aturdidores y encantamientos desarmadores para escapar del despacho, Draco se vio afectado por el maleficio mocomuerciélago, de parte de Ginny. Pronto se reveló que Hermione había estado mintiendo acerca del arma; Umbridge fue llevada por los centauros y los seis miembros del E.D volaron al Ministerio, donde la batalla del Departamento de Misterios se produjo.

El padre de Draco fue visto participando en la batalla como un mortífago y fue encarcelado en Azkaban por sus crímenes. Draco estaba muy molesto por esto, y sobre todo culpaba a Harry, jurando venganza e intentó atacarle al final del año escolar con la ayuda de Vincent Crabbe y Gregory Goyle. La primera ocasión en que intentó hacer esto fue en el vestíbulo, en donde confrontó a Harry y casi lo ataca usando su varita, pero Harry sacó su varita mucho antes; sin embargo, ambos fueron detenidos por Snape quien le intentó quitar puntos a Gryffindor pero se dio cuenta de que no habían más; justo en ese momento irrumpe Minerva McGonagall y le da cincuenta puntos a Ravenclaw y doscientos cincuenta a Gryffindor por los actos de miembros de esas casas en el Departamento de Misterios. En el Expreso Hogwarts, Draco nuevamente intentó atacar a Harry junto a Crabbe y Goyle. Sin embargo, miembros del E.D los cuales eran Ernie Macmillan, Hannah Abbott, Susan Bones, Justin Finch-Fletchley, Anthony Goldstein y Terry Boot, salieron en defensa de Harry teniendo como resultando que Draco, Crabbe y Goyle terminaran tomando apariencias repulsivas, como por ejemplo babosas, después de ser golpeados por una serie de hechizos.

Sexto año

Narcisa: "Veo que ser el preferido de Dumbledore te ha dado una falsa sensación de seguridad, Harry Potter. Pero él no estará siempre a tu lado para protegerte."
Harry: "¡Ahora no lo veo por aquí! ¿Por qué no lo intenta? ¡Quizá le encuentren una celda doble en Azkaban y pueda ir a hacerle compañía al fracasado de su marido!"
Draco: "¡No te atrevas a hablarle así a mi madre, Potter!"
Narcisa: "No pasa nada, hijo. Creo que Potter se reunirá con su querido Sirius antes de que yo vaya a hacerle compañía a Lucius."
Narcisa, Draco y Harry en la tienda de Madame Malkin.[fuente]
Draco en 1996

Draco en 1996.

A finales de 1996, Voldemort estaba furioso con Lucius por su fracaso así que Voldemort decidió vengarse. Lo que hizo fue obligar a Draco a unirse a los Mortífagos, y entonces Draco quedó obligado a hacerse la Marca Tenebrosa en el antebrazo izquierdo. Entonces Voldemort inició su venganza, lo que hizo fue darle una misión a Draco que era matar a Dumbledore para el final del ciclo escolar; Voldemort sabía que Draco no tendría las agallas de cumplir la misión y solo le dio esta misión a Draco para humillar a Lucius. Narcissa era consciente de la misión dada por Voldemort y temía que Draco fuera asesinado por Voldemort si no cumplía la misión, así que Narcissa recurrió a Bellatrix, su hermana quien era Mortífaga, y ambas fueron con Snape, al cual convencieron de hacer un Juramento Inquebrantable para proteger a Draco y matar a Dumbledore si Draco no podía.

Narcissa acompañó a Draco al Callejón Diagon para comprar sus nuevos túnicas y Draco aprovechó la ocasión para confrontar a Borgin; el dueño de Borgin y Burkes. Draco amenazó a Borgin diciendo que si no colaboraba iría Fenrir Greyback a la tienda y también le mostró la Marca Tenebrosa. Entonces Borgin le da instrucciones a Draco de cómo reparar el Armario Evanescente de Hogwarts. Lo que planeaba Draco era arreglar un Armario Evanescente que estaba en Hogwarts y su pareja estaba en Borgin y Burkes; cuando Draco arreglara el armario, un grupo de Mortífagos irían a Borgin y Burkes, y llegarían a Hogwarts a través del Armario Evanescente en Borgin y Burkes. Los Mortífagos dejarían un escándalo en Hogwarts y Draco aprovecharía esto para ir con Dumbledore y matarlo. Para que no le leyeran la mente, Bellatrix le enseñó a Draco Oclumancia para que no descubran su plan; también le enseñó grandes habilidades mágicas, como hechizos no verbales, Artes Oscuras y encantamientos y maleficios difíciles de hacer. Luego de esto, el ciclo escolar por fin inicia. Draco se jactaba de haber recibido una misión a sus compañeros estudiantes de Slytherin en su camino a la escuela en el Expreso de Hogwarts; no se había dado cuenta de que Harry lo estaba espiando bajo su capa invisible pero cuando lo descubrió, petrificó a a Harry, le rompió la nariz con una patada por el encarcelamiento de su padre y lo dejó invisible bajo la capa, con la esperanza de que Harry regresara a Londres y no pudiera hacer su sexto ciclo escolar, pero Harry fue rescatado por Nymphadora Tonks.

Mientras el año se prolongaba, Draco sintió cada vez más miedo de fracasar en su tarea aparentemente imposible; lo que pasaba era que Draco no conseguía reparar el Armario Evanescente. El año anterior, Montague quedó atrapado en el Armario Evanescente debido a que Fred y George lo encerraron y no pudo salir debido a que el armario estaba roto, así que tuvo que aparecerse en un inodoro; Montague le había contado a Draco que durante su estadía podía escuchar sonidos provenientes de Hogwarts y Borgin y Burkes; y Draco comprendió que debía reparar el armario para crear un lazo entre Hogwarts y la tienda oscura; sin embargo, Draco no lo conseguía y se ponía cada vez más nervioso y desesperado ya que la seguridad de su familia se basaba en el éxito de Draco con su misión.[5] Draco iba constantemente a la Sala de los Menesteres en donde estaba el Armario Evanescente y lo intentaba reparar cada vez que podía. Draco entonces robó Poción Multijugos de la Sala de Pociones y la usó en Crabbe y Goyle. Ellos tomaban la apariencia de niñas y se ponían detrás de la puerta de la sala; ellos portaban cualquier clase de objetos y cuando alguien venía, los soltaban, algo que provocaba un ruido que Draco detectaba y le advertía que había alguien afuera. Draco ya no hacía sus deberes, ya no jugaba Quidditch, ya no ejercía sus trabajos como Prefecto e incluso ya no molestaba a sus víctimas comunes. Lo que hacía era ir a clases, intentar reparar el Armario Evanescente, y dormir. Harry notó esta actitud en Draco y lo siguió continuamente. Pronto Harry descubrió que Draco iba constantemente a la Sala de los Menesteres y que Crabbe y Goyle se transformaban en niñas para cubrir a Draco; también espió a Draco durante su conversación con Borgin y dedujo que era Mortífago. Harry compartió estos pensamientos con la Orden del Fénix pero ellos no pensaron que a Voldemort haya admitido a Draco como Mortífago. Snape, para cumplir su Juramento Inquebrantable, le ofreció a Draco su ayuda pero este se negó, incluso le faltó el respeto, algo muy raro ya que Draco tenía a Snape como su profesor favorito. Snape intentó leerle la mente a Draco pero no pudo debido a que él usaba la Oclumancia aprendida a través de su tía Bellatrix.

«... él es sensible, la gente lo intimida también, y él se siente solo y no tiene a nadie con quien hablar, ¡y él no tiene miedo de mostrar sus sentimientos y llorar!»
Myrtle la Llorona hablando sobre Draco.[fuente]
Draco en el espejo

Draco mirándose al espejo.

Dos veces durante el año escolar, en las cuales temía que no podría reparar el armario, recurrió a intentos de asesinato desesperados. Lo primero que hizo fue manipular a Madame Rosmerta con la Maldición Imperius, para que ella también manipulara con la misma maldición a Katie Bell, luego Rosmerta le pasó a Katie un collar maldito que Draco había comprado en Borgin y Burkes; Draco tenía la intención de que Katie se lo pasara a Dumbledore y él muriera, pero debido a la intervención de la amiga de Katie:Leanne; Katie tocó accidentalmente el collar y quedó gravemente herido y fue hospitalizada en San Mungo durante varios meses. La segunda ocasión en que Draco intentó asesinar a Dumbledore fue cuando usó a Rosmerta quien le pasó al profesor Horace Slughorn una botella de hidromiel envenenada para que se la diera a Dumbledore, pero accidentalmente Ron bebió la hidromiel y casi muere si Harry no lo hubiera salvado usando un bezoar. La tensión comenzó a afectar negativamente a Draco, quien empezó a enfermar debido al nerviosismo, su piel se puso pálida y demacrada; ya no tenía su actitud de fanfarronería y burla. En una ocasión, Draco fue a llorar a los baños y le confesó sus temores a Myrtle la Llorona, uno de los fantasmas de la escuela. En esa ocasión, Harry Potter tropezó con él. Draco reaccionó lanzándole a Harry un maleficio que el muchacho esquivó, así que el hechizo dio en una lámpara que se hizo pedazos; Harry respondió con el hechizo Levicorpus pero Draco bloqueó el embrujo; a continuación respondió con otro hechizo que hizo explotar un recipiente; Harry contestó lanzando el hechizo paralizador de piernas que rozó a Draco, rebotó en la pared y destrozó una cisterna algo que provocó que chorros de agua salieran disparados por todas partes y Harry tropezó por esto; Draco aprovechó la ocasión para lanzar el maleficio Cruciatus a Harry, pero Harry lo atacó con el maleficio Sectumsempra que dio de lleno en Draco, provocando numerosos tajos y hoyos en la piel de Draco; sangre salió de los orificios, Draco se desplomó por sobre el piso y soltó su varita. Draco hubiera muerto si Snape no hubiera llegado y hubiera curado a Draco con el contrahechizo del maleficio Sectumsempra.[5]

Batalla de la Torre de Astronomía

Sectumsempra Draco

Draco cuando Harry lo ataca con Sectumsempra.

Dumbledore: «Draco... años atrás, conocí a un chico que tomó todas las decisiones equivocadas... por favor, déjame ayudarte.»
Draco: «¡Yo no necesito su ayuda! ¡¿No entiende que tengo que hacer esto?!... tengo que matarlo o él me matará a mí...»
Albus Dumbledore y Draco en 1997[fuente]
Draco y Bellatrix

Draco en la Batalla de la Torre de Astronomía.

Finalmente, Draco logró reparar el Armario Evanescente pero cuando lo hizo, Sybill Trelawney irrumpió en la Sala de los Menesteres, así que Draco utilizó polvo peruano de oscuridad instantánea para cegar a Trelawney y a continuación tomarla desprevenida y atacarla con un encantamiento obstaculizador que provocó que Trelawney saliera disparada hacia afuera. Luego, Draco utilizó el Armario Evanescente para que los mortífagos entraran en la escuela; los Mortífagos eran:Alecto Carrow, Amycus Carrow, Corban Yaxley, Thorfinn Rowle, Gibbon y; para el gran horror de Draco, el vicioso hombre lobo, Fenrir Greyback. Sin embargo, los Mortífagos no esperaban que varios miembros del E.D estén protegiendo Hogwarts, ya que Harry les advirtió que algo podría pasar así que Ron, Hermione, Ginny, Neville y Luna Lovegood empezaron a proteger Hogwarts, también, debido a la Segunda Guerra Mágica, varios miembros de la Orden del Fénix protegían Hogwarts. Cuando Draco y los Mortífagos salieron se toparon con Ron, Ginny y Neville; así que Draco les arrojó polvo peruano de oscuridad instantánea, cegando a los estudiantes quienes se vieron obligados a usar hechizo de luz y de creación de fuego, aunque fue en vano. Draco y los Mortífagos siguieron su paso pero no tardó mucho en generarse una batalla entre miembros de la Orden del Fénix y del E.D en contra de los Mortífagos. Durante la batalla, Draco pasó desapercibido y presenció como Gibbon era asesinado por Rowle accidentalmente(ya que Rowle le había arrojado a Remus Lupin una maldición asesina pero Lupin la hizo rebotar y dio en Gibbon)y como Greyback hería gravemente a Bill Weasley. Entonces Rosmerta se comunicó con Draco con unas monedas encantadas y le dijo que Dumbledore había llegado; entonces Draco se escabulló y subió a la parte superior de la Torre de Astronomía. Draco fue capaz de arrinconar a un debilitado Dumbledore y desarmarlo, pero cuando llegó el momento de matarlo, no se atrevió a cometer el asesinato. Dumbledore le insistió a Draco que no lo matara y que él podría protegerlo a él y a su madre, pero Draco hizo caso omiso. En última instancia, Draco no pudo hacerlo y bajó su varita; pero en ese momento, el resto de Mortífagos irrumpieron e instaron a Draco en asesinar a Dumbledore; al ver que no podía, Greyback casi mata a Dumbledore pero Yaxley lo detiene arrojándole un hechizo. Finalmente, Snape llega y, debido a que hizo el Juramento Inquebrantable con Narcissa, utiliza la Maldición Asesina en el director sin siquiera dudarlo; Dumbledore cae de la Torre de Astronomía al vacío. De inmediato, Snape, Draco y el resto de los Mortífagos escapan, pero Harry los persigue e incluso petrifica a Yaxley y a Greyback. Cuando Draco llega afuera del colegio, Hagrid lo detiene y lo ataca; pero debido a la presencia de los otros Mortífagos, Draco logra escapar. Cuando Draco desarmó a Dumbledore, sin saberlo, ganó la lealtad de la Varita de Saúco, una de las tres Reliquias de la Muerte.

Después de la Batalla de la Torre de Astronomía, Draco ya no podía volver a Hogwarts, al ser cómplice de Snape, aunque a regañadientes, en el asesinato del venerado Albus Dumbledore. Su temor al Señor Oscuro le llevó a buscar refugio, junto con su familia, con Voldemort.

Séptimo año

«¿A quién le importa lo que tú piensas?. No seguiré más tus ordenes, Draco. Tú y tu padre están acabados.»
Vincent Crabbe a Draco en la Sala de los Menesteres[fuente]
Draco y Harry en 1998

Draco y Harry en la Mansión Malfoy

En el verano de 1997, Voldemort hace una fuga masiva en Azkaban en la cual todos los Mortífagos encerrados escapan, incluido Lucius. Ahí es cuando Voldemort toma como base la Mansión Malfoy; quedándose a vivir ahí junto a Draco, Narcissa, Lucius y Bellatrix, esta última se había ido a vivir a la Mansión Malfoy también; a los Malfoy les incomodaba la presencia constante de Voldemort y este lo notó. Draco a regañadientes participó en las actividades de los Mortífagos antes del inicio del año escolar 1997-1998. Draco fue testigo del asesinato de Charity Burbage y más tarde torturó a Antonin Dolohov y Thorfinn Rowle bajo las órdenes de Voldemort; quien al estar harto de los Malfoy, quería verlos sufrir y aprovechó la situación en la que Dolohov y Rowle fallaron en una importante misión. Los Malfoy habían perdido mucha de su influencia en los círculos de mortífagos, ya nadie los respetaba; lo que fueron alguna vez ahora son solo un recuerdo; Voldemort se burlaba constantemente de ellos; incluso se burlaba de Narcissa y Bellatrix porque su sobrina; Nymphadora Tonks, se había casado con un hombre lobo, Remus Lupin. Ya para ese entonces, los Malfoy no tenían ni la más mínima lealtad hacia Voldemort; ellos habían sufrido mucho por él. No se sabe si Draco asistió a Hogwarts ese año, aunque lo más probable es que su último año haya sido omitido, en favor de sus deberes para el Señor Oscuro. Durante las vacaciones de Pascua, Draco estaba en la Mansión Malfoy. Fue llamado por sus padres y por Bellatrix para confirmar las identidades de Harry, Ron y Hermione, quienes fueron capturados por un grupo de carroñeros liderados por Fenrir Greyback, pero Draco se mostró muy dubitativo al hacerlo; aunque claramente sabía que eran ellos.[7] Bellatrix en un momento aturdió a todos los Carroñeros a excepción de Greyback y le ordenó a Draco sacar a los carroñeros afuera para matarlos, pero al verlo incapaz de hacer eso, Bellatrix le dijo a Draco que si no tenía las agallas de hacer eso, lo haría ella. Cuando Hermione le mintió a Bellatrix bajo tortura sobre la Espada de Godric Gryffindor, Draco fue enviado a los calabozos a buscar al duende Griphook, para obtener la confirmación de la historia. Más tarde en la noche, los prisioneros lograron escapar y emboscaron a Bellatrix, desarmándola en el acto. Draco se volteó justo cuando Harry aturdía a Lucius con la varita de Bellatrix que había atrapado al vuelo; Draco actúa rápido y junto a su madre y Greyback le lanzan hechizos a Harry pero este se cubre detrás de un sillón. Bellatrix detiene la batalla cuando amenaza con matar a Hermione cortándole el cuello con su daga; Draco tomó las caritas que habían tomado a Harry y Ron; entonces Dobby llega y suelta el candelabro del techo, este cae al suelo y se hace añicos; los fragmentos vuelan por todas partes y unos de ellos arañan la cara de Draco; este queda adolorido y cae al piso, Harry aprovecha esto para quitarle a Draco sus varitas y las que había recogido; Harry, al robarle su varita, indirectamente perdió la lealtad de la Varita de Saúco, así que ahora le pertenecía a Harry. Narcissa arrastró a Draco para ponerlo a cubierto. Justo en ese momento, Voldemort llegó y se puso furioso al enterarse de que los Malfoy y Bellatrix habían dejado escapar a Harry, así que los Malfoy y Bellatrix fueron torturados física y brutalmente por Lord Voldemort. Los residentes de la Mansión Malfoy fueron castigados por Voldemort, ya no podían salir de la mansión y para colmo perdió su varita, así que Narcissa le prestó la suya.[7]

Batalla de Hogwarts

Lucius, Draco y Narcissa
Draco: "¡Esperen! El Señor Oscuro lo quiere vivo."
Crabbe: "¿Entonces? No lo estoy matando, ¿o sí? Pero si puedo hacerlo, lo haré. El Señor Oscuro lo quiere muerto de todos modos, ¿cuál es la diferencia?"
Draco: "¡No lo maten, no lo maten!"
— Draco y sus secuaces en la Sala de los Menesteres[fuente]

Más tarde, ese mismo año, ocurrió la Batalla de Hogwarts; Draco fue reclutado por Voldemort a Hogwarts; cuando Draco entró al castigo, se reunió con Crabbe y Goyle; estos sabían que Voldemort buscaba una diadema, y también sabían que Harry la buscaba, así que el trío usó un encantamiento desilusionador para camuflarse y seguir a Harry a la sala de los Menesteres mientras él no los observaba. Teniendo en cuenta las observaciones anteriores, lo más probable es que Draco hubiera estado haciendo esto en un intento de redimir a su familia a los ojos de Voldemort.

Escape

«... y esta es la segunda vez que hemos salvado tu cuello esta noche, ¡bastardo de dos caras!»
Ron Weasley después de golpear a Draco y después de que Harry aturde a un mortífago durante la Batalla de Hogwarts.[fuente]
Draco, Crabbe y Zabini

Goyle, Draco y Zabini en la Sala de los Menesteres

Draco notó en Crabbe y Goyle ganas de matar a Harry, pero él insistió en que no lo hicieron porque Voldemort lo quería vivo. Draco, junto a Crabbe y Goyle arrinconaron y apuntaron con sus varitas a Harry cuando encontró la diadema. Estuvieron un tiempo charlando hasta que Ron llegó y Crabbe intentó matarlo usando el hechizo Descendo en una pila de objetos, para que cayera y aplastara a Ron pero Harry detuvo la avalancha. Draco discutió con Crabbe ya que iba a enterrar la diadema si usaba el hechizo Descendo, pero Crabbe se reveló contra Draco ya que no le tenía más respeto al tener una familia tan poco respetable; los amigos de Draco que siempre fueron considerados sus secuaces ahora se le revelaban. Una batalla se desencadenó y Malfoy siguió discutiendo con Crabbe ya que tenía la intención de matar a Harry, luego Malfoy empujó a Crabbe para que un encantamiento aturdidor lanzado por Hermione no le diera de lleno en la cabeza; Crabbe respondió lanzándole una Maldición Asesina a Hermione que ella esquivó; entonces un furioso Harry contraatacó contra Crabbe arrojándole un encantamiento aturdidor; Crabbe esquivó el tiro y golpeó a Draco accidentalmente provocando que la varita se le cayera de las manos, rodará por el suelo y se perdiera bajo una pila de objetos. Draco gritó desesperadamente que no mataran a Harry cuando ellos apuntaban a él, y a continuación Draco se apartó para esquivar otro encantamiento aturdidor de Hermione; entonces un desarmado Draco se cubrió detrás de un ropero mientras volaban hechizos por todas partes. Finalmente, Crabbe intentó matar a sus enemigos y conjuró el fuego maligno, pero fue incapaz de controlar la maldición, y la Sala de los Menesteres fue invadida rapidamente por el fuego. Draco salió de su camino para tratar de salvar a Crabbe y Goyle. Se las arregló para ayudar a este último, que había sido sorprendido por Hermione durante la lucha anterior y estaba inconsciente; Crabbe, sin embargo, murió consumido por el fuego, dejando a Draco muy contrariado y triste. Draco y Goyle quedaron al final sobre una torre de pupitres que poco a poco estaba siendo consumida por el fuego; Ron, Hermione y Harry habían logrado escapar en escobas voladoras pero rescataron a Draco y a Goyle; Harry tomó a Draco quien se subió en su escoba; Draco desesperadamente gritaba que fueran a la puerta y se asustó cuando Harry se lanzó hacia el fuego para atrapar la diadema, pero cuando Harry la consiguió, se lanzó hacia la puerta y junto a Hermione, Ron, Goyle y Draco se estrellaron contra la pared mientras la puerta de la Sala de los Menesteres se cerraba de golpe. Draco cayó al piso y llamó a Crabbe, solo para que Harry le diga con aspereza que estaba muerto.[7] (En la película el rol de Crabbe es tomado por Goyle, y el de Goyle por Zabini). Luego, Draco logra recuperarse y se va del lugar; durante la batalla de Hogwarts, en las escaleras del vestíbulo; Draco se encontró con un Mortífago quien intentó atacarlo; Draco le gritaba al Mortífago que estaba, en ese momento llega el trío de oro bajo la Capa de invisibilidad, Harry aturde al mortífago y Ron golpea a Draco, quien cae sobre el Mortífago y le sangra la boca. Ron llama a Draco ”canalla traidor”, al ser esa la segunda vez que le salvaban la vida aquella noche.

Después de que se reanude la batalla, Draco se refugia en él Gran Comedor mientras que sus padres lo buscan. Draco presencia como muchos de sus compañeros Mortífagos caen, incluida su tía Bellatrix, quien es alcanzada por una Maldición Asesina de Molly Weasley. Luego, Draco presencia el combate final entre Harry y Voldemort y ve como la Maldición Asesina de Voldemort rebota en él junto al encantamiento de desarme de Harry, provocando la muerte instantánea de Voldemort. Luego de la derrota de Voldemort, Draco y sus padres se reúnen para luego sentarse en el Gran Comedor, en busca de un lugar seguro durante las celebraciones de la victoria, sin estar seguros de estar ahí o no, pero nadie les prestaba atención, todos sabían que los Malfoy habían sufrido mucho.

Vida posterior

Draco en 2017

Draco, Astoria y Scorpius Malfoy en 2017

Las dificultades de su adolescencia marcaron a Draco de por vida, ya que se vio obligado de manera chocante a cuestionar los ideales que había mantenido su familia durante generaciones. Los Malfoy evitaron el encarcelamiento en Azkaban, ya que Lucius Malfoy colaboró con la justicia y proporcionó información para la captura de otros mortífagos.

Draco finalmente se casó con Astoria Greengrass, la hermana menor de su compañera de Slytherin, Daphne Greengrass. Esto decepcionó a los padres de Draco, que tenían mayores expectativas de una familia perteneciente a los Sagrados Veintiocho, debido a que Astoria tenía una maldición de sangre hereditaria. Sin embargo, Lucius y Narcissa no discriminaron abiertamente a Astoria, ya que pensaban que Draco podría quizás haber tomado una buena decisión en elegir a Astoria como pareja.

Draco y Astoria tuvieron un hijo, al que llamaron Scorpius Malfoy.[7] A diferencia de sus padres, Scorpius fue educado para no creer que los muggles eran inferiores,[6] lo que significó que las cenas familiares fueran bastante incómodas.

El 1 de septiembre de 2017, al enviar a su hijo a su primer año en Hogwarts, Draco saludó a Harry, Ron, Hermione y Ginny en la estación de King's Cross con un gesto. La relación entre Harry y Draco fue mucho mejor de lo que había sido cuando eran estudiantes en conjunto, pero no llegaron a considerarse cercanos o amigos.

La riqueza de Draco le permitió no tener que trabajar, pudiendo dedicarse a sus aficiones como la colección de artilugios tenebrosos (que no utiliza y guarda en vitrinas de cristal) y la alquimia, mostrando así que desea aún más riqueza.

En el verano de 2019, su esposa murió por la maldición que tenía, lo que dejó a Draco y a Scorpius con el corazón destrozado.[6]

Apariencia física

Draco era un muchacho delgado, con elegante pelo rubio, ojos fríos y grises y tez pálida.[1] Draco se asemeja fuertemente a su padre.[4] Cuando se unió a los Mortífagos, Voldemort grabó a fuego la Marca Tenebrosa en su antebrazo izquierdo. Durante la época de estrés, el rostro de Draco se debilitó, y su complexión se volvió bastante delgada, con sombras oscuras bajo los ojos y un tinte grisáceo en su piel.[5]

Personalidad y rasgos

DracoQuidditch

Draco con su Nimbus 2001

«¡Has escogido el bando perdedor, Potter! ¡Te lo advertí! Te dije que deberías elegir tu compañía con más cuidado, ¿recuerdas? ¿Cuando nos conocimos en el tren, el primer día en Hogwarts? ¡Yo te dije que no te juntaras con gentuza como esta! ¡Ahora es demasiado tarde, Potter! ¡Ellos serán los primeros en irse, ahora que el Señor Oscuro está de vuelta! ¡Los sangre sucia y los muggles serán los primeros!... Bueno, los segundos- Diggory fue el primero.»
—Draco burlándose de Harry Potter después del regreso de Voldemort y la muerte de Cedric Diggory[fuente]

Draco fue, en general, un matón arrogante y rencoroso. Al igual que Dudley Dursley, su naturaleza narcisista provino de ser mimado por sus padres durante la infancia, aunque según el propio Harry, Draco es aún menos comprensivo que su primo. Se creía superior a la mayoría de la gente debido a la pureza de sangre de su familia, así como su gran riqueza y posición social. Con frecuencia se comportó cruelmente con los nacidos de muggles, los "traidores de la sangre", los estudiantes de Gryffindor y cualquier persona que fuera partidaria de Harry Potter o de Albus Dumbledore. Durante gran parte de su juventud, Draco se pareció a su padre, Lucius Malfoy, ya que este era para él un modelo a seguir, y con frecuencia se jactaba de la influencia de su familia y de su riqueza.

Sin embargo, algo comenzó a cambiar en la mente de Draco en su sexto año en Hogwarts, después de que Lord Voldemort lo convirtió en un mortífago y le impusiera la tarea de asesinar a Albus Dumbledore al final del año, algo que Draco estaba muy ansioso por hacer al principio. Después de una serie de débiles intentos Draco comenzó a resquebrajarse bajo la enorme presión que Voldemort estaba poniendo sobre él. No estaba seguro de su capacidad para cumplir con tan tamaña misión, y le aterrorizaba pagar, junto con su familia, el precio de su fracaso; el estrés lo llevó a ser imprudente ya que sus dos débiles intentos fueron vistos como insensatos por Snape, e intentó una Maldición Cruciatus sobre Harry, a pesar de las consecuencias de una cadena perpetua en Azkaban.

En el transcurso del año, la misión también llevó a Draco a descuidar otros aspectos de su vida escolar que antes habría abusado o disfrutado: rechazó sus deberes de Prefecto que una vez felizmente abusaría; fingió estar enfermo y le pagó a otro estudiante para que se hiciera cargo de él para evitar jugar al Quidditch, a diferencia de tres años antes, cuando se aseguraba de que todo el partido se pospusiera exagerando una lesión menor para satisfacer los intereses del equipo; se perdió dos tareas de Transfiguración; se distanciaría de sus amigos Crabbe y Goyle y les ordenaría que vigilaran sin decirles nada; y también pasaría menos tiempo burlándose de Harry y sus amigos a pesar de las muchas oportunidades. Al final, no pudo matar a Dumbledore, bajando su varita al sentirse tentado de aceptar la oferta de Dumbledore de brindar protección a él y a sus padres. Además, durante la Batalla de Hogwarts, mostró una preocupación genuina por Crabbe y Goyle, algo raro en él.

Draco era muy inteligente y muy astuto, capaz de deducir las cosas y dar con planes inteligentes con tan solo poseer una pequeña cantidad de información; su padre había esperado que obtuviera las mejores notas en la escuela después de su primer año, y mostró desilusión porque Hermione lo superó. Se imaginó a través de la experiencia de Montague que los armarios evanescentes en Hogwarts y Borgin y Burkes estaban vinculados y que él podría utilizar ese pasaje para su beneficio. Sin embargo, sus planes podrían tener limitaciones basadas en su propia arrogancia al tratar con personas. Cuando intentó sabotear a Harry durante el partido de Quidditch Gryffindor-Ravenclaw en su tercer año, todo su plan se basó únicamente en la idea de que la apariencia de los Dementores asustaba a Harry, ignorando el hecho de que era el efecto que los Dementores tenían sobre él causó problemas a Harry. Draco también era adepto a compartimentar sus emociones, como se evidencia en su éxito con la Oclumancia.

Durante el resto de la Segunda Guerra Mágica, Draco se desilusionó con el estilo de vida de los mortífagos. De mala gana, participó en sus actividades y al final de la guerra se mantuvo en la valla. Cuando Harry fue capturado en su casa, Draco se mostró muy dubitativo al momento de identificarlo ante los mortífagos.

Se implica que, como adulto, lamentó haberse unido a los mortífagos y perdió buena parte de su racismo, ya que tiene una relación civil, si no amistosa, con sus antiguos compañeros y rivales de la escuela, y evidentemente, inculcó a su hijo el ser una mejor persona de lo que él fue. Más tarde admitió ante Harry que nunca ansió el poder como su padre y que su ambición era convertirse en un jugador estrella de Quidditch, pero no era lo suficientemente bueno, y principalmente solo quería ser feliz. También envidiaba las amistades de Harry, ya que él solo tenía a Crabbe y Goyle.

Draco era un esposo muy cariñoso y devoto de Astoria, y le había dicho que no le importaba si él acababa con el linaje Malfoy para protegerla de la maldición de su familia que hacía que el parto fuera peligroso y perjudicial para su salud. Draco también fue bastante sabio en sus últimos años, nunca había cedido a su deseo de usar el Gira Tiempo secreto de su familia para ver a su esposa por un minuto más, teniendo demasiado respeto por sus deseos y su memoria corría el riesgo de poner en peligro la línea de tiempo de su amada Astoria. Esto muestra cuán profundamente Draco era capaz de amar a alguien, hasta el punto en que incluso cuando el poder estaba a su alcance para alterar el tiempo para estar con ellos, podía resistir una tentación tan abrumadora. Esto mostró un cambio inmenso en su carácter a la edad de cuarenta años.

Él también tenía mucha más fe en los demás en este momento. A raíz de la muerte de su esposa, implícitamente confió en que Albus Potter llegaría a su hijo de una manera que no podía evitar que Scorpius se aislara completamente de la tristeza y lo ayudara a volver a ponerse de pie. Esto muestra que, a pesar de su historia con el padre de Albus, Draco no le guardaba rencor por eso, incluso implicaba tener una relación amistosa con el niño.

Habilidades mágicas y destrezas

Varita de Draco

Varita de Draco

Draco era un mago con talento desde muy temprana edad y poseía varias habilidades mágicas impresionantes.

  • Oclumancia: En su sexto año, su tía Bellatrix le enseñó el difícil arte de la Oclumancia, debido a su misión de mortífago. Como Draco cerró su compasión para convertirse en el matón que era, le resultó mucho más fácil cerrar su mente y desligarse de sus emociones.[5]
  • Pocionero: Adquirió gran destreza con las pociones a una edad relativamente joven. Esto puede deberse al hecho de que Snape le hubiera ofrecido más ayuda durante su clase. Cuando el profesor Slughorn estaba enseñando el tema, sin embargo, Draco pareció haber perdido su ventaja como el mejor alumno, produciendo una solución de hipo calificada como "meramente aceptable". Por supuesto, esto puede atribuirse a la tensión que padeció ese año.[5]
  • Magia no verbal: Draco dominó varios hechizos no verbales antes de su sexto año, que incluían maldiciones de bloqueo, lo que sólo unos pocos han conseguido antes de su último año (el séptimo).[5]
  • Quidditch: Era un buen jugador de Quidditch. Comenzó a volar a una edad muy joven y mostró sus habilidades en su primer año. Jugó desde su segundo año en el equipo de su casa como Buscador, la cual era una posición muy difícil de adquirir. A pesar de que su entrada en el equipo había mejorado gracias a que su padre apoyó al equipo con las nuevas escobas Nimbus 2001, tenía además el talento suficiente, aunque Harry aún le superó en habilidad pura -a pesar de la experiencia alegada de Draco- en su primer partido uno contra el otro.[4]
  • Duelo: Draco desde hace tiempo se convirtió en un duelista muy competente, una habilidad probablemente heredada de sus padres. Fue capaz de realizar el Tarantallegra en Harry en su segundo año. En ese mismo duelo fue capaz de realizar el Serpensortia, el cual era un hechizo muy difícil que aprendió con algunos consejos rápidos de Snape. En su sexto año mejoró sus habilidades con la ayuda de su tía Bellatrix para ser capaz de hacer encantamientos de bloqueo de forma no verbal; mostró talento en un montón de hechizos no verbales, aunque en el duelo contra Harry Potter, Harry fue capaz de derrotarlo. Draco pudo despojar a Albus Dumbledore de su varita, aunque esto se debiera a que Dumbledore estaba ocupado en inmovilizar a Harry, además de halarse sumamente debilitado.
  • Transformación: Draco estaba muy avanzado en transfiguración. Con algunos sencillos consejos de Snape, fue capaz de producir una serpiente en su segundo año, lo que constituye un conjuro muy difícil, aprendido de sexto año en adelante. También podía lanzar el encantamiento proteico, muy complejo de realizar, algo que sólo Hermione Granger era conocida por haber hecho (si bien se sabe que él lo había dominado dos años más tarde de lo que habría podido).
  • Maleficios Imperdonables: Aprendió por lo menos dos de las Maldiciones Imperdonables en su sexto año. (Durante su cuarto año, en la clase de Defensa Contra las Artes Oscuras, Barty Crouch Jr. disfrazado del profesor Moody les había instruido que había tres.) De la Maldición Avada Kedavra -o maldición asesina-, la Maldición Cruciatus y la Maldición Imperius, Draco aprendió las dos últimas. Ambas eran maldiciones muy difíciles y oscuras, que ni siquiera los magos adultos tenían permitido llevar a cabo. Su tía Bellatrix, experta en las Artes Oscuras, podría haberle enseñado Oclumancia y los hechizos no verbales. Es posible que él tuviera la capacidad (pero no la voluntad) para llevar a cabo la Maldición Asesina, visto que se le asignó matar a Albus Dumbledore.
  • Reparación mágica: Draco logró reparar el Armario Evanescente en su sexto año con un poco de ayuda de Borgin. El armario había sido aplastado por Peeves en el segundo año de Draco, y este lo reparó a pesar de que el vínculo mágico entre ambos armarios podría haber sufrido daños.

Posesiones

  • Varita: La varita de Draco medía 25 cm, hecha de madera de espino y tenía núcleo de pelo de unicornio. La varita fue fabricada por Garrick Ollivander y fue descrita por él como "razonablemente flexible".
  • Nimbus 2001: El padre de Draco le compró a todo el equipo de Quidditch de Slytherin Nimbus 2001 a cambio de que su hijo fuese buscador.
  • Túnicas de gala: Draco vistió una túnica de gala cuando asistió al Baile de Navidad con Pansy Parkinson en 1995.
  • Búho real: Draco tenía un búho real. Durante el primer año de Malfoy en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, el búho le llevaba a diario paquetes de dulces de parte de su madre.[9]
  • Giratiempo: Draco poseía un giratiempo, heredado de su padre. A diferencia de los artefactos usados por el Ministerio que tenían un viaje de seguridad de cinco horas, este era un artefacto genuino que permitía a alguien viajar atrás al pasado. También a diferencia del prototipo de Theodore Nott, no estaba limitado por un duración de permanencia de cinco minutos antes de regresar al presente, ya que ese estaba fabricado con material barato. Draco mantuvo el artefacto ya que pensó que podía usarlo para ver a su esposa de nuevo, y Harry le dijo que quedarse con un artefacto tan peligroso podría llevarlo a Azkaban. No obstante, este giratiempo fue esencial para salvar a la línea de tiempo original de la interferencia de Delphini.

Detrás de las escenas

Malfoy HP6
  • Draco es interpretado por el actor británico Tom Felton en las adaptaciones cinematográficas de la piedra filosofal, la cámara secreta, el prisionero de Azkaban, el cáliz de fuego, la Orden del Fénix, el misterio del príncipe, las Reliquias de la Muerte: Parte 1 y Parte 2 y por lo tanto es uno de los 14 personajes que aparecen en todas las adaptaciones cinematográficas.
  • Draco iba a asistir al Instituto Durmstrang, una escuela que no admite nacidos muggles y enseña las Artes Oscuras, pero su madre no quería que se quedara tan lejos de casa.
  • En los primeros borradores de J. K. Rowling para Harry Potter y la piedra filosofal, el apellido de Draco era "Spungen" o "Spinks".
  • La varita de Draco es notable, dado el hecho de que es una de las pocas que tienen el mismo aspecto en las ocho películas.
  • Irónicamente, fue la varita de Draco la que Harry usó en su duelo final con Lord Voldemort. Sin embargo, no fue esa varita la mató a Ryddle, sino el hechizo de rebote de la Varita de Saúco que blandía él mismo.
  • Rowling ha expresado cierta preocupación por los fans de Draco: "La gente ha dicho palabras bonitas [por escrito] de Draco Malfoy, y creo que es el único momento en que dejo de divertirme y comienzo casi a preocuparme, ya que estoy tratando de distinguir claramente entre Tom Felton, que es un joven adorable, y Draco que no es un buen hombre. Es un romántico, pero poco saludable ... "
  • La primera vez que Draco vio a Voldemort, estaba en el Bosque Prohibido, ya que éste estaba compartiendo un cuerpo con el profesor Quirrell. Draco huyó de él con horror, a pesar de que su padre había servido a Voldemort en la Primera Guerra Mágica. Se presume que Voldemort no sabía que Draco estaba en ese momento, o que no se acordaba de él cuando se convirtió en Mortífago.
  • En la adaptación cinematográfica del Prisionero de Azkaban, la lesión del brazo de Draco no dura tanto como lo hace en el libro.
  • Draco no es tan antagónico de Rubeus Hagrid en las películas como en los libros.
  • En las películas, Draco parece tener una predilección por las manzanas verdes, ya que se le ve comiendo una en el prisionero de Azkaban y pone una en el Armario Evanescente en el Misterio del Príncipe. (Hay que recordar que, al estar en el sótano, las ventanas de Slytherin son verdes, ya que dan al interior del Lago Negro.)
  • Tom proporcionó la voz de Draco Malfoy en las adaptaciones de videojuegos de Harry Potter y la Orden del Fénix y Harry Potter y el misterio del príncipe.
  • En la película de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 2, Draco recibe un abrazo de Voldemort y es el único de sus seguidores conocidos en recibir este "honor".
  • En la batalla final de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 2, él y su familia salen de la batalla y no fueron vistos en el Gran Salón durante la recuperación de la batalla.
  • Su varita en la película al final se la queda Harry.
  • En Harry Potter y el legado maldito le confiesa a Harry que siempre se sintió celoso de la amistad que él tenía con Ron y Hermione, que había sido sincero su ofrecimiento de amistad en primer año y que se sintió muy solo durante sus años en Hogwarts.
  • En la versión 20° aniversario de Harry Potter y la piedra filosofal de la casa de Slytherin, Draco es mencionado como uno de los estudiantes más memorables de dicha casa.

Apariciones

Wiki
Harry Potter Wiki tiene 106 imágenes relacionadas con
Draco Malfoy.
Lego2 Draco

Draco Malfoy como minifigura Lego

Notas y referencias








El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.