FANDOM


Dumbledore: «Has hecho muy mal en venir al Ministerio esta noche, Tom. Los aurores llegarán en cualquier momento.»
Voldemort: «Cuando lleguen, yo ya me habré ido. Y tú... muerto estarás.»
Albus Dumbledore y Lord Voldemort se reencuentran luego de casi treinta años.[fuente]

El Duelo en el Atrio del Ministerio de Magia fue un duelo crucial entre Albus Dumbledore y Lord Voldemort al final de la Batalla del Departamento de Misterios, en junio de 1996. Es casi seguro que fue uno de los más grandes duelos de la generación.

Fue el único momento en el cual Lord Voldemort y Albus estuvieron cara a cara, al menos después del estallido de la Segunda Guerra Mágica, donde Voldemort se vio obligado a retirarse tras mantener un combate con Dumbledore.

Acontecimientos

Comienzo

El duelo comenzó cuando Voldemort entró en el Ministerio de Magia para saber si la profecía había sido destruida y tratar una vez más de matar a Harry Potter, que había estado persiguiendo a Bellatrix Lestrange, luego de la Batalla del Departamento de Misterios, y se encontraba en el Atrio del Ministerio. Albus Dumbledore intervino cuando Voldemort estaba a punto de matar a Harry. Entonces, Albus encantó a las estatuas de la Fuente de la Hermandad Mágica para que protegieran a Harry, inmovilizó a Bellatrix, y advirtió a importantes funcionarios del Ministerio de lo que estaba pasando.

El Duelo

Voldemort: «¿No quieres matarme, Dumbledore? Estás por encima de esa crueldad, ¿verdad?»
Dumbledore: «Ambos sabemos que existen otras formas de destruir a un hombre, Tom. Reconozco que quitarte la vida no bastaría para satisfacerme...»
Voldemort: «¡No hay nada peor que la muerte, Dumbledore!»
Dumbledore: «Te equivocas. De hecho, tu incapacidad para comprender que hay cosas mucho peores que la muerte siempre ha sido tu mayor debilidad.»
Albus Dumbledore y Voldemort discuten sobre la muerte.[fuente]

Albus procedió a luchar contra Voldemort. Voldemort respondió apareciéndose cerca de la fuente y disparando una maldición a Albus, la cual se perdió. Después, Albus envía un poderoso hechizo a Voldemort, el cual se vio obligado a bloquearlo con un escudo de plata, el hechizo no dañó el escudo, pero hizo un profundo estruendo, ya que fue desviado. Voldemort se dio cuenta de que la naturaleza del hechizo no era con la intención de matarlo, y, sorprendido, volvió a intentar matar a Albus, ésta vez, la estatua de un centauro interceptó la maldición, destruyéndose. Albus echó una soga de fuego alrededor de Voldemort, pero éste la transfiguró en una serpiente de fuego y se la regresó. Voldemort otra vez desapareció y reapareció en el centro de la fuente, y envió otra maldición asesina a Albus. La serpiente de fuego y la maldición iban hacia Albus, pero Fawkes, el fénix, se interpuso en el camino de la maldición. Fawkes estalló en llamas y de inmediato volvió a nacer como un pequeño Fénix, sin plumas. Albus al mismo tiempo causó que la serpiente desapareciera, mientras elevaba el agua de la fuente para rodear a Voldemort. Voldemort luchó sin éxito para deshacerse de la sofocante agua hasta que finalmente logró desaparecerse por un momento.

Posesión de Harry

Tras una breve pausa, Voldemort trató de poseer a Harry con la esperanza de que Albus lo sacrificaría a fin de acabar con él. Sin embargo, el poder del amor de Harry hizo imposible para Voldemort poseerlo, y Voldemort huyó, llevándose a Bellatrix con él, pero no antes de que fuese visto por funcionarios del Ministerio que habían aparecido en ese preciso momento. El duelo terminó, Harry se salvó, y el Ministerio no podía negar el hecho de que Voldemort había regresado.

Detrás de las escenas

Versión cinematográfica del Duelo en el Atrio del Ministerio

Dumbledore vs Voldemort

El duelo

En la adaptación cinematográfica de Harry Potter y la Orden del Fénix, después de que Harry persigue a Bellatrix, lleno de ira por la muerte de Sirius Black, él trata de usar la maldición Cruciatus en ella. El hechizo la tumba, pero no le causa un dolor prolongado. Harry está frente a ella apuntándola con su varita, mientras la voz de Voldemort provocaba a Harry para que usara una Maldición Imperdonable. Voldemort aparece en el Atrio y Bellatrix se ríe de Harry. Harry se enfrenta a Voldemort, y éste desarma a Harry con un movimiento de su mano. En ése momento Albus aparece en una de las chimeneas a través de la Red Flu, y advierte a Voldemort que los Aurores están en camino. Voldemort ataca a Albus con Avada Kedavra, Albus se opone a éste con Expelliarmus. Durante el caos, Bellatrix desaparece a través de la Red Flu. Tanto los hechizos como las varitas chocan provocando una poderosa conexión, Harry se aleja hacia la pared detrás de Albus. Voldemort intenta varias veces dirigir su maldición (aún atrapado en lucha con la varita de Albus) hacia Harry. La varita de Voldemort logra romper la conexión y éste expulsa un Fiendfyre  que evoca una enorme serpiente de llamas. Albus la detiene con su varita, enviando las llamas a toda velocidad hacia Voldemort. Voldemort también se defiende, haciendo que las llamas desaparezcan. Albus lanza un hechizo hidrocinético no verbal, donde señala al agua de la Fuente de la Hermandad Mágica para que brote de su envase y encierre a Voldemort, en un aparente intento de ahogarlo. Harry se acerca demasiado al duelo, lo que exige que por arte de magia Albus lo aleje, causando que se pierda la concentración de Albus y la esfera de agua se rompa, esto combinado con que Voldemort estaba reduciendo a través del agua, hace que el ámbito colapsara, lo que hace que Voldemort pueda escapar de su prisión acuosa. Voldemort arroja un torrente grande y rodea de oscuridad a Harry y Albus, pero éste lo detiene con un encanto muy poderoso. En un segundo ataque, Voldemort recoge la energía de la oscuridad en una bola incandescente, que se libera con un rugido, enviando la energía a todas las direcciones; ésta explosión de energía oscura hace que Albus y Harry caigan hacia atrás y que todas las ventanas en el Atrio se rompan.

«Tú eres el débil, nunca conocerás el amor, ni la amistad, y siento lástima por tí.»
—Harry rompe la posesión que Voldemort tenía en él.[fuente]

Los millones de fragmentos de cristal comienzan a llover sobre Voldemort y con un movimiento de su varita los desvía de su camino, haciendo que se dirijan hacia Albus y Harry, entonces Abus transfigura los fragmentos de cristal en arena y la frena con un escudo de blanco azulado. Voldemort evoca un torbellino pequeño que azota la arena a su alrededor, con el cual desaparece. Sin embargo, a continuación intenta poseer y torturar a Harry. Harry intenta defenderse, pero es incapaz de hacerlo hasta que sus amigos entran en la sala. Entonces se acuerda de toda la felicidad que ha tenido con las personas que ama, y cuando se llena de emoción es capaz de expulsar de su cuerpo a Voldemort (lo cual también desmiente la teoría de Snape, que decía que la manera más fácil de realizar la Oclumancia era tratar de expulsar del cuerpo todas las emociones), Voldemort se materializa por encima de Harry, y pareciera que hubiera un hechizo protector no verbal alrededor de Voldemort y Harry. Un tenue anillo de arena los rodea, flota en el aire, y mientras Albus parece estar tocando el borde de la barrera, su mirada parece concentrada en Voldemort, mientras éste avanza hacia 

180px-Auror Dawlish, Cornelius Fudge and Percy Weasley

Fudge mira a Lord Voldemort antes de desaparecerse.

Harry, pero en ese momento el Ministro de Magia y varios Aurores llegan a través de las chimeneas, viendo a Voldemort antes de que desapareciera en otro remolino de arena. El duelo entre Albus y Voldemort no finaliza, ya que Voldemort huye. Harry y Albus son justificados, el Ministro se ve obligado a admitir que se ha equivocado al negar el regreso de Voldemort, y comienza la Segunda Guerra Mágica.

Significado

Apariciones

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.