FANDOM


«En lugar de revelar la verdadera fuente de su poder, pretendía que sus pociones, amuletos y antídotos surgían ya hechos desde un pequeño cazo que él llamaba su olla de la suerte.»
—El padre del mago.[fuente]

El Cazo Saltarín es una olla, específicamente un caldero saltarín, que era propiedad de un mago y su hijo. Originalmente fue utilizado para preparar pociones y antídotos para los Muggles cuando necesitaban ayuda del padre del mago. Sin embargo, cuando murió, él sabía que su hijo era anti-muggles, le dejó su cazo con la esperanza de que eso le daría una lección al darle una idea de la miseria de los Muggles. Al final, el cazo finalmente hizo despertar la conciencia del hijo, y el hijo aceptó utilizar su magia para ayudar a sus vecinos muggles.

Historia

Ayudando a los vecinos Muggles

«Desde millas la gente venía a él con sus problemas, y el mago tenía el placer de darle al cazo un gran revuelo y ponía las cosas bien.»
—El padre del mago.[fuente]

Un mago utilizaba el cazo para preparar pociones y antídotos para los muggles cuando necesitaban su ayuda. Él no reveló la fuente de su magia y fingió que sus pociones, amuletos y antídotos surgían ya hechos desde el pequeño caldero, que lo había llamado su olla de la suerte.

Muerte del mago

«Su padre solía mezclar un cataplasma especial en esa vieja olla.»
—El Cazo Saltarín.[fuente]

Después de la muerte de su propietario, una de las cosas que el mago dejó a su hijo fue el cazo. Pronto, el hijo encontró el cazo y una sola zapatilla en su interior, junto con una nota de su padre que decía: "Con la esperanza, hijo mio, que nunca lo necesites". Enojado por no haber recibido más que un cazo, decidió utilizarlo a partir de ahora como un cubo de basura y el hijo decidió cerrarle la puerta a toda persona que le pidiera ayuda.

La lección del hijo

The Wizard and the Hopping Pot 2

El mago y el Cazo alejándose de la aldea.

«...poco a poco eñ cazo junto a él dejó de gemir y hacer arcadas, y se quedó en silencio, brillante y limpio.»
—El Cazo Saltarín.[fuente]

El primero de ellos en buscar ayuda fue una anciana cuya nieta estaba plagada de verrugas, el hijo le cerró la puerta en las narices, por lo que al cazo le creció un pie y fue afectado por un caso de verrugas. El siguiente en buscar ayuda fue un anciano, cuya burra había desaparecido. El hijo ñe cerró la puerta tras él también, y el cazo comenzó a hacer sonidos como un burro. Unos pocos más incidentes similares se llevaron a cabo ya que el cazo se volvió cada vez más afectado por diversas enfermedades de los vecinos del mago, hasta que el hijo finalmente cedió, y llamó a todos los vecinos para ofrecerles ayuda. Como los problemas de la gente se desvanecieron, el cazo se vació, hasta que por fin logró despedir la misteriosa zapatilla - una que se ajustaba perfectamente al pie del cazo, ahora tranquilo y juntos los dos caminaron hacia el atardecer.

Poderes

El Mago y el Cazo Saltarin

El Mago y el Cazo Saltarín.

«Dentro de unos días, no sólo rebuznaba y gemí, sino que seguía con las verrugas, también tenía arcadas, lloraba como un bebé, gemía como un perro, y escupía queso y leche agria y una plaga de babosas hambrientas.»
—El poder del Cazo Saltarín.[fuente]

La Cazo Saltarín fue capaz de preparar pociones complicadas y antídotos, mostrando que tenía los poderes de un caldero. También fue capaz de ocultar la fuente de la magia de los propietarios de los muggles. El bote fue capaz de hacer crecer un pie de bronce y copiar las enfermedades de los vecinos muggles, ya que le habían brotado verrugas, se llenó hasta el borde con agua salada, queso y leche agria y una plaga de babosas hambrientas sin la ayuda de otro mago en el momento.

Descripción

«...vio la vieja olla de su padre: le había brotado un solo pie de bronce, en el centro de la base, haciendo un ruido terrible sobre las losas de piedra.»
—El Cazo Saltarín.[fuente]

Cuando el hijo del mago comenzó a negarse a ayudar a cualquiera de sus vecinos, le brotó un pie de bronce que hacía mucho ruido. Comenzó a ser afectado por las dolencias de los vecinos, le brotaron verrugas, y comenzó a llenarse hasta el borde con agua salada, queso y leche agria y una plaga de babosas hambrientas. Sin embargo, cuando el mago curó a todos sus vecinos de sus enfermedades, se convirtió en brillante y limpio. También escupió una sola zapatilla y la colocó sobre su pie de bronce.

Apariciones


El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.