«Es un encantamiento tremendamente complicado que supone el ocultamiento mágico de algo dentro de una sola mente. La información se oculta dentro de la persona elegida, que es el guardián del secreto. Y en lo sucesivo es imposible encontrar lo que guarda, a menos que el guardián del secreto opte por divulgarlo. Mientras el guardián del secreto se negara a hablar, el Innombrable podía registrar el pueblo en que estaban James y Lily sin encontrarlos nunca, aunque tuviera la nariz pegada a la ventana de la salita de estar de la pareja.»
Filius Flitwick describiendo el encantamiento[fuente]

El encantamiento Fidelio (conjuro desconocido) es un encantamiento muy complejo, multifacético y de gran alcance y potencia, que puede usarse para ocultar un secreto en el alma de un individuo; aquel mago o bruja cuya alma alberga el secreto es conocido como el guardián del secreto.[1] Un lugar cuya ubicación haya sido protegida por este hechizo se vuelve invisible, intangible, inmarcable e insonoro.[2] Es uno de los hechizos más antiguos existentes.[3]

Naturaleza

Convertirse en guardián del secreto

Cuando el encantamiento es inicialmente pronunciado, se puede elegir más de una persona para ser guardián del secreto, aunque se desconoce si existe un límite en cuanto al número de personas que pueden llevar el mismo secreto de esta manera. Pese a que siempre es posible recurrir a esta alternativa, usualmente se recomienda que la cantidad de guardianes secretos sea la menor posible, ya que cuantos más guardianes del secreto se designen, menos potencial tendrá el encantamiento para mantener oculta la información, puesto que, si son demasiados, habría un número peligrosamente alto de personas que podrían revelar la información de la que son guardianes, ya sea voluntariamente o por la fuerza. Una vez que el guardián del secreto muere, todas las personas que hayan conocido el secreto a través de él se convertirán en nuevos guardianes del secreto. Si el poseedor ha optado por no revelar el secreto a nadie (es decir, que sea el único guardián), el secreto reside en ellos para siempre más allá de la muerte.

Se desconoce qué criterios deben cumplirse para que alguien pueda convertirse en guardián del secreto. Sin embargo, parece ser posible que para poder convertirse en uno, se debe ser un ser capaz de divulgar el secreto, ya que eso explicaría porqué los magos no confieren el secreto a criaturas incapaces de hablar, o criaturas como elfo domésticos que simplemente se les ordena que no difundan el secreto. También existe la posibilidad de que el hechizo sea lanzado por el que se convertiría en el guardián del secreto, por lo que solo un mago podría hacerlo.

Revelando el secreto

«Lily y James te nombraron guardián del secreto solo porque yo se lo recomendé. Pensé que era una idea perfecta... una trampa. Voldemort nunca iría tras de mí, nunca pensaría que los Potter utilizarían a alguien débil y mediocre como ... Sin duda fue el mejor momento de tu miserable vida, cuando le dijiste a Voldemort que podías entregarle a los Potter.»
Sirius Black revelando que Peter Pettigrew era el guardián del secreto de los Potter[fuente]

Una vez que el secreto se ha implantado, el único método para que otro lo sepa es la divulgación por parte del guardián hacia otra persona, directamente, no se puede descubrir de otra manera. Además, la revelación debe ser completamente voluntaria, ya que métodos de coerción como el Veritaserum, la legeremancia, la maldición Cruciatus o la maldición Imperius no tienen efectos sobre el encantamiento.

Las personas a las que el guardián del secreto ya haya divulgado la información (guardianes secundarios), no serán capaces de transmitirla, incluso si lo quisieran, y la información en cuestión no podrá ser asimilada aunque se topase con ella en la cara. Por ejemplo, si alguien decide esconder un sitio utilizando el encantamiento, incluso si un sujeto fuese a tropezar con el área específica, no sería capaz de reconocerla como lo que era (es decir, como el lugar que estaba buscando) y, por lo tanto, no se podría revelar la ubicación de forma accidental.

El método para que el guardián original revele voluntariamente a otra persona el secreto puede ser verbal o escrita. También es posible que los guardianes primarios puedan revelar la información a otra persona, mostrándoselas ellos mismos. Esta teoría se basa en que, aunque el 12 de Grimmauld Place se encontraba bajo el encantamiento y se utilizaba como base de operaciones de Harry, Hermione y Ron después de la muerte de Dumbledore, los mortífagos, evidentemente, se dieron cuenta de la ubicación aproximada del 12 de Grimmauld Place al saber que Harry Potter había heredado la propiedad de Sirius Black. A pesar de percatar la diferencia entre los números 11 y 13 cuando se hallaban en la búsqueda de Harry, la casa permaneció invisible para ellos hasta que Yaxley agarró el brazo de Hermione Granger, en el episodio en que junto con Harry y Ron Weasley desaparecieron del Ministerio de Magia al 12 de Grimmauld Place, donde se habían escondido. Se explicó que debido a Hermione (como todo el mundo que conocía la ubicación de la casa) había quedado sin Guardián del Secreto después de la muerte de Dumbledore, involuntariamente llevaron a Yaxley más allá de la protección del encantamiento Fidelio. El trío posteriormente abandonó la casa como escondite.

Una vez que un Guardián Secundario ha recibido la información en cualquiera de las formas, seguirá apareciendo oculta hasta que se comience a trabajar en su construcción mental (materializar la información en el pensamiento), momento en el que el secreto se revelará sólo a ese grupo de personas. Por ejemplo, Alastor Moody le dio a Harry Potter un pergamino que decía:

"Los cuarteles de la Orden del Fénix pueden ser encontrados en el número 12, Grimmauld Place. Londres."

A continuación, sólo tenía que pensar en dicho lugar, mientras que se encontrara en el área correcta aparecería de la nada, lo que le permitiría la entrada.

Detrás de las escenas

  • Harry Potter y las Reliquias de la Muerte contiene algunas discrepancias notables en relación con el encantamiento Fidelio. Por ejemplo, no se sabe si Yaxley había descubierto la ubicación de 12 de Grimmauld Place por estar aferrado al brazo de Hermione, o incluso si había comprendido que había sido llevado por Hermione, sino que simplemente puede haber salido de la guarida desconociendo su ubicación real y la entrada a la sede.
  • Cuando la familia Weasley se vio obligada a esconderse, Bill les dijo que Arthur era un guardián secreto, y también les dijo que se estaban quedando en casa de tía Muriel. Debido a que Arthur era un guardián secreto, lógicamente se deduce que Bill no debería haber sido capaz de decirle al trío sobre el paradero de los Weasley. Además, cuando Harry, Ron y Hermione fueron capturados y llevados a la Mansión Malfoy, Ron le dijo a Dobby dónde llevar a los rehenes cuando el elfo doméstico vino a rescatarlos. Hay varias teorías para explicar estas incidencias: si bien es posible que Bill y Arthur fueron los Guardianes secretos de Muriel, y que Ron había sido convertido en un adicional guardián secreto de Shell Cottage, esto nunca se ha especificado. Es más probable que los Encantamientos Fidelio fueron lanzados después de que el trío llegó a la casa, debido a que Bill y Arthur no sabían que estaban en peligro inmediato hasta que el primer grupo de presos que se escaparon llegaron a Shell Cottage. O quizás es debido al hecho que la magia de los elfos está más allá de la magia de los magos (es decir, son capaces de aparecerse en la entrada y en la salida de Hogwarts, son capaces de aparecerse en la entrada y en la salida de la Mansión Malfoy, las cuales también están protegidas por el Encantamiento Fidelio).
  • También es concebible que, si bien nadie puede saber donde se encuentran las personas y los lugares protegidos por un encantamiento Fidelio, una vez que el encantamiento es conjurado, sólo el guardián secreto puede revelar, o haga detectable, la ubicación. Esto está respaldado por el hecho de que los mortífagos sabían que el número 12 de Grimmauld Place existía, y estaban estacionados fuera de ella, a pesar de que no era visible para ellos. Esta comprensión alternativa de la palabra revelan permite entender un número de estas inconsistencias.
  • Además, el encantamiento Fidelio parece ser inmune a un encantamiento tabú, como el que se coloca en el nombre de Lord Voldemort después de la caída del Ministerio de Magia. Varias veces, sin darse cuenta del tabú, Harry y Hermione dicen el nombre de Voldemort, sin romper el encantamiento Fidelio en 12 de Grimmauld Place, o incluso los mortífagos parecen ser conscientes de que el tabú se usó. Esto contrasta directamente con el resultado cuando Harry dice el nombre, mientras están en la tienda, que fue seguido de inmediato por la desaparición de los encantos que se habían puesto y un equipo de carroñeros aparecieron en el exterior de la tienda. El encantamiento Fidelio parece, por lo tanto, no sólo es para hacer que las personas que residen en el lugar encantado, no sean detectables como la ubicación en sí, sino tampoco transmite la información que podría contrarrestar el encanto (como decir el nombre que es Tabú) fuera de su esfera de influencia.
  • También vale la pena señalar que, cuando murió Dumbledore, Snape se habría convertido en guardián secundario. Por lo tanto, teóricamente, debería haber sido capaz de decirle a los Mortífagos la ubicación de 12 Grimmauld Place. Sin embargo, no fue así hasta que Hermione accidentalmente lleva a Yaxley al lugar y posiblemente fue descubierto. Snape ni debe de haber optado por no revelar la ubicación o puede haber sido incapaz de revelar la ubicación debido a la maldición lanzada por la lengua-Atada conjurada por Alastor Moody (o porque no era en realidad leal a los mortífagos, como se indica claramente en el libro).

Etimología

"Fidelis" en latín, quiere decir confiable, fiel. "Fidelius" es el comparativo neutro de esta palabra, que significa más fiel o más confiable. También puede traducirse a autores.

Apariciones

Notas y referencias

de2:Fidelius-Zauber

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.