Harry Potter Wiki
Advertisement
Harry Potter Wiki
Padlock.png
La edición de Gellert Grindelwald por usuarios no registrados o nuevos está actualmente desactivada.
Dichos usuarios pueden discutir cambios, pedir la desprotección, iniciar sesión, o crear una cuenta.
AF cabecera.png

«Escúchame. La desaprobación de los cobardes es un elogio para los valientes. Tu nombre se escribirá con letras de oro cuando los magos gobiernen el mundo. Y cada vez queda menos tiempo.[…] Por el bien común.»
—La ideología supremacista de Gellert Grindelwald.[fuente]

Gellert Grindelwald [GUÉ-let GRÍN-del-wold][3] (pronunciación inglesa) (n. 1883[2] - f. 28 de marzo de 1998) fue un mago inglés-búlgaro de sangre pura y el más oscuro y peligroso Mago Tenebroso conocido en cualquier lugar del mundo mágico, siendo solo superado por lord Voldemort. Así como la principal búsqueda de Voldemort era volverse inmortal, y así como la de Herpo el Loco era experimentar las ramas más oscuras de la magia, la de Grindelwald era reunir las tres Reliquias de la Muerte (la Varita de Saúco, la Piedra de la Resurrección y la Capa de Invisibilidad), ya que eso lo convertiría en el "Señor de la Muerte" y sería el mago más poderoso de todos los tiempos en cualquier clase de magia.

Estudió en Durmstrang, donde comenzó a hacer experimentos de magia oscura. Estos resultaron excesivamente crueles para los directores y acabaron expulsándolo. Ya expulsado, se mudó al Valle de Godric, en Inglaterra, donde tenía a su único pariente con vida, la famosa historiadora de magia Bathilda Bagshot. Ella lo describió como un joven amigable y de carácter encantador que podría ganarse la confianza de cualquiera. Era, a los ojos de todos, alguien muy amigable y bello, con el cabello rubio y los ojos azules y penetrantes. Allí entabló, por medio de Bathilda, una profunda amistad con Albus Dumbledore, y una profunda enemistad con su hermano Aberforth. Tal enemistad llegó a duelo, y Ariana murió accidentalmente, por lo que Grindelwald debió escapar, ya que tenía varias acusaciones de magia negra en su país como para que lo culparan de un asesinato en Inglaterra.

Cualquiera que negara su poder, era enviado a Nurmengard, una cárcel construida por él en la cual había grabado el símbolo de las Reliquias, y el lema que Dumbledore le hubiera sugerido durante su amistad: "por el bien mayor".

Dumbledore pospuso muchos años, más de medio siglo, su enfrentamiento con Grindelwald, pero finalmente no pudo soportar más las muertes que este, con la Varita de Saúco, provocaba, y lo derrotó, ganándose la lealtad de la Varita de Saúco y encerrando para siempre en Nurmengard, a Grindelwald. Grindelwald sabía que, en cualquier momento, alguien que supiera de las Reliquias, un mago oscuro, vendría a buscarlo. Durante más de cincuenta años esperó su enfrentamiento final con Lord Voldemort, el nuevo Mago Tenebroso. Este llegó y ambos mantuvieron una breve conversación en la que Grindelwald se negó a desvelarle al otro la ubicación de la Varita de Sauco, hasta que finalmente, Voldemort lo asesinó y se dirigió a la tumba de Dumbledore a obtener la varita de su cadáver.

Biografía

Vida temprana

Gellert Grindelwald nació alrededor de 1883[2] y fue educado en el Instituto Durmstrang durante sus años de formación, donde se destacó en varios campos de la magia y absorbió gran parte de la cultura de la escuela, obsesionada con la fuerza y orientada a la magia oscura. Era un mago extremadamente talentoso que poseía una personalidad atractiva y cautivadora, que se combinaba con una disposición "alegre y salvaje".

En algún momento de su juventud, Grindelwald, quien era un vidente nato, tuvo una visión en la que se vio a sí mismo alzarse para dominar el mundo mágico, y cuando se enteró de las legendarias Reliquias de la Muerte; tres objetos legendarios que, si se unían, convertirían al poseedor en el Señor de la Muerte, rápidamente llegó a ver la búsqueda como un instrumento para cumplir la predicción antes mencionada. A lo largo de su carrera escolar, Grindelwald se obsesionó cada vez más con aprender todo lo que pudiera sobre los tres elementos en cuestión, hasta el punto de apropiarse del símbolo rúnico que los representaba como su propio emblema personal; e incluso lo grabó en las paredes de Durmstrang antes de su partida. Estos grabados persistieron durante muchas generaciones, y el libro de Rita Skeeter Vida y mentiras de Albus Dumbledore explica que los "experimentos retorcidos" de Grindelwald habían sido la razón de su expulsión a los 16 años de Durmstrang antes de que pudiera graduarse. Esta fue una señal ominosa y preocupante, ya que significaba que Grindelwald realizó experimentos que eran demasiado perturbadores incluso para una escuela con una tolerancia notablemente alta de las Artes Oscuras.

Estudios en Durmstrang

«Educado en Durmstrang. Instituto de magia conocido por su lamentable inclinación a las Artes Oscuras. Desde pequeño fue un mago increíblemente poderoso, al igual que Albus Dumbledore. Sin embargo, mientras que este último se inclinaba por los premios y galardones, Grindelwald buscaba otra cosa. Sus experimentos fueron tales que ni Durmstrang pudo hacer la vista gorda y lo expulsaron un año antes de que terminara su educación.»
—La historia escolar de Grindelwald.[fuente]

Un joven Gellert en Durmstrang, meses antes de su expulsión.

Grindelwald estudió por seis años en el Instituto Durmstrang. Las razones por las cuales estudió allí varían. Bien pudo ser por que su nacionalidad era búlgara o eslava, o por el hecho de que en ese colegio podría experimentar sin temor, ya que allí apreciaban las artes oscuras.

En Durmstrang destacó en varios campos de la magia y se impregnó bastante de la obsesión de dicha institución por las artes oscuras. Fue un mago extremadamente talentoso, poseyendo además una personalidad bella y atractiva, combinada con una disposición "alegre y salvaje". Al instante, se sintió atraído por las artes oscuras.

Se interesó por la historia, la tradición y la poderosa mística de los artefactos mágicos. En concreto, quedó fascinado por las Reliquias de la Muerte, antiguamente pertenecientes a los Peverell, e inició una búsqueda que lo llevó hasta el fabricante de varitas Gregorovitch.

Sin embargo, ni en Durmstrang lograron hacer la vista gorda a sus experimentos. Cuando estos empezaron a volverse peligrosos, Grindelwald fue expulsado a finales de 1898. Enfadado por lo "ciegos" que estaban los directores y profesores en cuanto a sus habilidades, el joven de todavía dieciséis años grabó el símbolo de las Reliquias de la Muerte en la pared y todo el mundo lo consideró, hasta el final, como "La Marca de Grindelwald". Grindelwald jamás desmintió tal teoría, probablemente incluso reforzó el rumor de que esa era su propia Marca para no ganarse enemigos ni rivales en la búsqueda de las Reliquias. El símbolo nunca pudo ser limpiado de la pared y hasta el final fue odiado por los estudiantes que habían perdido algún familiar antiguo a manos de Grindelwald o que hubieran tenido mala relación con él en el pasado.

Albus Dumbledore le contó a Harry Potter que los "experimentos retorcidos" habían sido la razón de su expulsión a los 16 años de Durmstrang antes de que pudiera graduarse. Este fue un signo inquietante y preocupante, ya que significaba que Grindelwald realizó experimentos que eran demasiado perturbadores incluso para una escuela con una tolerancia notablemente alta a las Artes Oscuras.

Relación con Albus Dumbledore

Artículo principal: Duelo en el Valle de Godric
«Sí, Grindelwald. No te imaginas cómo me atrajeron sus ideas, cuánto me inflamaron: los muggles obligados a someterse a los magos, el triunfo de los magos, Grindelwald y yo convertidos en los gloriosos y jóvenes líderes de la revolución… En el fondo tenía algunos escrúpulos. Pero calmaba mi conciencia con palabras vacías: iba a ser por el bien de todos y cualquier daño que provocáramos sería compensado con creces en beneficio de los magos. Aunque, ¿sabía yo, en el fondo, quién era Gellert Grindelwald?»
Albus Dumbledore relatando su relación con Grindelwald a Harry.[fuente]

Gellert Grindelwald y Albus Dumbledore, julio de 1899.

Grindelwald se mudó al Valle de Godric, en Inglaterra, donde estaba su tía abuela, la famosa historiadora Bathilda Bagshot. Bathilda confiaba plenamente en Gellert y lo veía como un mago de considerable talento, despreciado por los profesores y pensó que debería hacer amigos para animarlo. Ella tenía una fuerte amistad con Kendra Dumbledore y sus hijos: Albus, Aberforth y Ariana, todos muy tristes por el encarcelamiento de su padre, Percival Dumbledore, por la agresión a tres jóvenes muggle que atacaron y dejaron loca a Ariana. Bathilda presentó a Gellert con Albus, que tenían la misma edad, poco después de la sorpresiva y triste muerte de Kendra a manos de la propia Ariana. Albus era el cabeza de la familia y se sentía humillado de no poder sacar a relucir sus habilidades mágicas. Grindelwald y Albus congeniaron desde el principio, y fundaron un dúo llamado "Los Invencibles Señores de la Muerte", ya que juntos planeaban reunir y compartir las Reliquias de la Muerte, así como usarlas para someter a los muggles que tanto habían dañado a Ariana e instaurar un nuevo orden mundial.

Grindelwald y Dumbledore sellando su pacto de sangre

La pareja compartió dos preocupaciones. La búsqueda de las Reliquias de la Muerte mantuvo su fascinación por el objetivo de adquirir las tres y ejercer el poder como Señor de la Muerte, que creían que significaba inmortalidad e invencibilidad. También soñaban con anular el Estatuto Internacional del Secreto Mágico y crear un nuevo orden en el que magos y brujas sabios y poderosos fueran los señores benévolos de su mundo, incluidos los Muggles. Dumbledore acuñó la frase "Por el bien de todos" que se usaría para justificar el uso necesario de la fuerza requerida para lograr sus objetivos, y Grindelwald lo adoptaría más tarde como su lema. En algún momento antes de terminar su relación con Albus, él y su amante crearon un pacto de sangre en donde juraron que ninguno iba a luchar contra el otro; siendo él quien portase el pacto encima.

Sin embargo, las motivaciones e intenciones de Dumbledore eran diferentes a las de Grindelwald: Él quería el poder para proteger a sus seres queridos (y por extensión a todo el mundo) contra la crueldad y la xenofobia como la que mostraban los muggles. Vio la Piedra de la Resurrección como una forma de devolver a sus padres a la vida y liberarlo de sus nuevas obligaciones familiares, mientras que Grindelwald lo vio como una herramienta para amasar a un ejército de inferi.

El símbolo de las Reliquias de la Muerte.

Albus también describió más tarde ese tiempo como uno de los peores para su familia. Fueron meses de desatención para sus hermanos y de locura y excitación para él. Aberforth odiaba a Grindelwald por mantener a su hermano tan ocupado que no podía cuidar de Ariana. La semana antes del comienzo de clases, el 26 de agosto de 1899, Aberforth le recriminó a Albus su mala manera de actuar con Ariana. Grindelwald, que se encontraba presente, le exigió que no le dijera nada, que era una tontería, y que su pobre hermana no tendría por qué esconderse cuando hubieran sometido a los muggles, hasta le prometió encontrar una cura para ella.

La carta de Albus Dumbledore a Gellert Grindelwald durante el verano de 1899.

Enfadado, Grindelwald perdió el control y le echó a Aberforth la maldición cruciatus. Albus, aterrado, lo detuvo y los tres se batieron a duelo. Finalmente, Ariana salió a ayudar con sus propios poderes y, accidentalmente, uno de los tres la mató. Los hermanos quedaron destrozados, y Grindelwald echó a correr. Esa misma noche, se apareció en casa de Bathilda, se despidió, dijo que debía irse urgentemente y escapó de la casa con todas sus cosas, sin que se volviera a oír nada de él por un tiempo.

Guerra de Magos Global

Ascenso al poder

«¡No la tengo! ¡Ya no la tengo! ¡Me la robaron hace muchos años![…] ¡No lo sé, nunca lo supe, era un muchacho… no… por favor… POR FAVOR!»
Gregorovitch a Lord Voldemort sobre el robo de Grindelwald[fuente]

Grindelwald robando la Varita de Saúco a Gregorovitch.

Grindelwald profundizó en su investigación sobre las Reliquias de la Muerte y descubrió que Gregorovitch, un famoso fabricante de varitas búlgaro, poseía la tan ansiada Varita de Saúco, y alardeaba de como podía estudiar su poder y crear varias para sí, incrementando incluso, su poder. Sin embargo, Grindelwald se enteró de donde vivía, y una noche, cerca del año 1901, se apareció en el taller velozmente y robó la varita, convirtiéndose así en su nuevo amo. A pesar de que Grindelwald fue sorprendido, pudo escapar por un ventanal antes de que Gregorovitch pudiera hacer nada. La investigación de Gellert pudo significar el descubrimiento de un camino poco convencional respecto a la propiedad de la varita; ya que desmontó la común interpretación de que la propiedad de la misma sólo puede cambiar por asesinato.

Caza de magos internacional

Grindelwald asesina a un grupo de aurores, evitando así su captura.

Tras la adquisición de la Varita de Saúco, Grindelwald decidió que debía cumplir el tan ansiado objetivo que tenía con Albus: la conquista y creación de un Imperio Mágico Mundial sobre los muggles. Se apodó a sí mismo el "Señor de la Muerte", pese a no haber encontrado las otras dos reliquias, y utilizó el lema "Por el bien de todos" para justificar todos los asesinatos que cometió con tal de ascender al poder. Mientras iba ganando más y más poder, se ganó como seguidores a varios magos oscuros famosos y los utilizó, creando un verdadero ejército. Cada vez que mataba a alguien, convertía su cuerpo en un Inferius para que le fuera útil.

Finalmente, él y sus legiones de "fanáticos" lanzaron varios ataques devastadores en Europa, cometiendo una masacre en masa y obteniendo la atención internacional de las autoridades mágicas. Varios de los ataques también llamaron la atención del mundo muggle, arriesgándose a la exposición y la guerra. En respuesta a las acciones de Grindelwald, se produjo una caza de magos internacional que se publicó en periódicos como El Profeta o El Fantasma de Nueva York.[4]

La prisión de Nurmengard, donde Grindelwald encerraba a sus opositores.

En algún momento, Grindelwald fue casi capturado, pero fue capaz de evadir a sus perseguidores y desaparecer. La presidenta del MACUSA Seraphina Picquery más tarde echaría la culpa de la huida de Grindelwald a Heinrich Eberstadt, afirmando que había dejado escapar al mago oscuro "a través de sus dedos".[5] Para asegurarse el poder para siempre, Grindelwald construyó una cárcel mágica llamada Nurmengard, en la cual encerró a todos los que se oponían a su Imperio. Durante este período, también se sabe que asesinó a numerosas personas, entre ellas el Abuelo de Viktor Krum.[6]

A medida que crecía el poder de Grindelwald, comenzó a hacer planes para la confrontación que sabía que algún día ocurriría, una confrontación con su viejo amigo y el único mago en el mundo que se creía lo suficientemente poderoso como para derrotarlo: Albus Dumbledore. Desconocido para el resto de la comunidad de magos, ni Dumbledore ni Grindelwald podían luchar entre sí directamente, como resultado del pacto de sangre que se habían hecho en su juventud jurando que nunca pelearían entre sí. Ambos se tenían respeto y miedo mutuo, por lo que Dumbledore no actuó en su contra, mientras que Grindelwald no se atrevió a intentar conquistar Gran Bretaña. Grindelwald sabía que el mayor miedo de Dumbledore saber cual de los dos mató a Ariana realmente, y más aún de ser él. Los dos pospusieron el enfrentamiento por años. Sin embargo, Grindelwald sabía que Dumbledore era lo suficientemente poderoso como para comprometer sus planes sin luchar directamente contra él, una amenaza que expuso claramente a todos sus seguidores. Buscando un medio para derrotar a Dumbledore sin tener que luchar personalmente, Grindelwald vio visiones de un Obscurus aterrorizando Nueva York. Sabiendo que un Obscurus podría ser lo suficientemente poderoso como para confrontar y destruir a Dumbledore, el Mago Oscuro dejó Europa por América para encontrar y reclutar a un niño para su causa.[7]

La desaparición de Grindelwald fue recogida por muchos periódicos alrededor del mundo mágico, quienes estaban preocupados por la ausencia de noticias sobre el mago Oscuro.[7]

En Nueva York

Grindelwald adopta la identidad de Percival Graves y hace amistad con Credence Barebone para encontrar al Obscurial, sin saber que Credence era el Obscurial.

En diciembre de 1926, y sin el conocimiento de Picquery, Grindelwald ya se había infiltrado en MACUSA al asumir la identidad de su mano derecha Percival Graves - con una falsa apariencia usando la transformación humana.[8] Grindelwald creía que los misteriosos ataques que ocurrían en la Ciudad de Nueva York eran obra de un poderoso Obscurial, que consideraba que sería un gran activo para sus planes de dominación mundial. Usando su disfraz de Graves, Grindelwald consiguió establecer amistad con Credence Barebone, creyendo que éste estaba conectado al Obscurial debido a una visión que recibió. En dicha visión, el Obscurial era una niña relacionada con Barebone, por lo que se dispuso a manipular a este. Gellert creía que se trataba de un squib y pretendió darle falsas esperanzas de aprender magia con la promesa de protegerlo de su abusiva madre adoptiva.

Durante este tiempo, Grindelwald (como Graves) arrestó a Newt Scamander, cuyos animales escapados creyó MACUSA que fueron la causa de los ataques del Obscurial. Durante su interrogatorio, Grindelwald descubrió al Obscurus dentro de la maleta de Newt; y en un esfuerzo por ocultar sus pistas, le sentenció a él y a Tina Goldstein a muerte. Posteriormente, se acercó a Credence después de que Mary Lou Barebone fuera asesinada por el Obscurial y le hizo localizar a su hermana adoptiva Modesty, creyendo que ella era la fuente del Obscurus. Una vez que encontraron a Modesty, Grindelwald rechazó cruelmente a Credence, ya que no podía aprovecharse más de él. Esto enfureció a Credence, quien luego reveló que él era el Obscurial, para sorpresa de Grindelwald; ya que ningún Obscurial había sobrevivido hasta la edad de Credence hasta el momento. Gellert había malinterpretado su visión, siendo que el obscurial se trataba del propio Credence, y sería una niña quien lo revelaría.

Grindelwald quiso usarlo para exponerlo ante la comunidad de magos estadounidense y crear un arma contra Dumbledore. Intentó convencer a Credence de que ya no tenía nada que temer y debía unirse a sus filas; pero esto lo enfureció aún más, y comenzó a arrasar la ciudad. Sin embargo, Grindelwald no se disuadió fácilmente, y continuó tratando de reclutar a Credence, enfrentándose a Tina y más tarde a Newt, quienes fueron fácilmente vencidos. Cuando Grindelwald, Newt y Tina finalmente estuvieron cerca de calmar a Credence; Picquery y sus aurores aparecieron en la escena e inmediatamente atacaron al Obscurus.

Gellert durante su arresto en Nueva York.

Con Credence aparentemente destruido por los aurores; Grindelwald terminó tan enfadado consigo mismo que, liderado por su idealismo extremo, comenzó a deshacerse de su disfraz, expresando su total disgusto por haber sido forzado a esconderse de los Muggles. Picquery posteriormente ordenó a los otros aurores que le trajeran a "Graves", pero Grindelwald, que ya no reprimía su tremenda habilidad mágica, pronto comenzó a abrumarlos a pesar de ser superado en número por lo menos veinte a uno; hasta que Newt finalmente logró sorprender su guardia con su Swooping Evil y refrenó las manos de Grindelwald desde atrás, mientras que Tina usó un encantamiento convocador para coger su varita.

Newt luego lanzó el encantamiento revelio, haciendo que el disfraz de Grindelwald se desvaneciera, y revelando su identidad. Incluso aprehendido, Grindelwald no se inmutó, cuestionando arrogantemente la capacidad de Picquery para contener a un mago de su reputación y poder. Cuando se lo llevaron, Grindelwald miró fijamente a Newt y le preguntó misteriosamente: "¿Moriremos, por esto?"

Huida de la MACUSA y la búsqueda de Credence

Seis meses después de que Grindelwald fuera capturado por Newton Scamander, se suponía que debía ser transportado de la prisión de MACUSA a Europa por Rudolph Spielman y los aurores para responder por los delitos que cometió. Debido a su don de persuasión, le cortaron la lengua, ya que varios guardias se habían puesto del lado de él. Sin el conocimiento de Picquery, Spielman y otros; Abernathy, empleado de MACUSA, fue uno de sus acólitos. Unos momentos antes de escoltar al mago oscuro, Abernathy fue a la celda de Grindelwald y ambos asumieron la identidad del otro. Cuando el carro de encarcelamiento volador con Abernathy (como Grindelwald) partió, Grindelwald (como Abernathy) apareció en el carro y mató a los aurores que lo escoltaban. Más tarde, entró en el carro y arrojó a Spielman a las aguas de Nueva York, antes de volar a Europa con su teniente.

Grindelwald en su sede temporal en París, en septiembre de 1927.

Tres meses después, Grindelwald, junto con sus acólitos, viajó a París para buscar nuevamente a Credence Barebone, quien había sobrevivido a la batalla en Nueva York, para utilizar sus habilidades para matar a Albus Dumbledore. Ordenó a sus subordinados que mataran a la pareja desconocida y a su pequeño hijo para hacerse cargo de su apartamento como cuartel general temporal. Durante este tiempo, Grindelwald instó a Queenie Goldstein y Grimmson, el cazarrecompensas, a unirse a su causa; debido a su vez a que Queenie tenía una relación con el No-Maj Jacob Kowalski. Grindelwald le ordenó a Grimmson que matara a Irma Dugard, para mantener en secreto la identidad de Credence. Más tarde, el mismo Grindelwald encontró a Credence y le ofreció la oportunidad de descubrir su verdadera familia y le dio un mapa del cementerio de Pere Lachaise.

Grindelwald en el mausoleo de la familia Lestrange durante su discurso.

El mismo día, Grindelwald convocó una reunión para sus seguidores en el mausoleo familiar de los Lestrange. Allí, pronunció un emocionante discurso, en el que compartió su perspectiva idealista de los muggles, así como su visión del futuro, que sostiene otra gran y terrible guerra, con imágenes del Blitz de Londres e Hiroshima que acentuaron su retórica. Reconociendo abiertamente al batallón de aurores que se había infiltrado en el mitin, Grindelwald los invitó al círculo. Al darse cuenta de que una joven bruja contemplaba con desdén a un auror, describe cómo los aurores lo habían combatido sin piedad, matando a sus seguidores simplemente por su creencia. Cuando la chica va a por su varita, el auror la mata. Grindelwald martiriza a la niña, antes de ordenar a sus seguidores que desaparezcan de la escena mientras se enfrenta a los aurores.

Cuando Theseus Scamander puso a sus hombres junto a Grindelwald, conjuró un círculo de fuego protector alrededor de él, y agregó un encantamiento diseñado para probar la lealtad de sus seguidores: aquellos que ingresaron con total fidelidad y creyeron en su causa sobrevivirían; los que no lo hicieron, serían engullidos y perecerían. Abernathy, Vinda Rosier, Credence y Queenie se unieron a Grindelwald en el círculo y aparecieron, mientras que muchos de los aurores murieron huyendo o peleando cuando Grindelwald manipuló el fuego para que también funcionara como un arma, enviando bolas y ráfagas de fuego negro contra sus enemigos y matándolos. En última instancia, alrededor de media docena de los cincuenta aurores que Theseus había traído aceptaron su oferta y se unieron a él en el círculo también. Luego Grindelwald, burlándose de Newt preguntándole si creía que Dumbledore lloraría por él; luchó contra él y Theseus Scamander. Leta Lestrange le gritó que parara, así que lo hizo y le ofreció unirse a sus filas. Sin embargo, se negó y lanzó una maldición que explotó en pedazos y destruyó por completo su calavera-cachimba y lo atacó, solo para ser asesinado por el mago Oscuro en represalia. Después de haber golpeado a Leta, Grindelwald dejó escapar su furia por haber perdido una herramienta tan valiosa al desencadenar el fuego azul mortal, y dejarlo correr desenfrenadamente, con la intención de destruir la totalidad de París, y todo aquello que hubiera en la ciudad, antes de marcharse de allí.

Algún tiempo después, en Nurmengard, Grindelwald habló con Queenie sobre Credence. Luego le reveló a Credence que la cría de pájaro que había estado cuidando era en realidad un fénix. Según la leyenda, un fénix le aparecerá a cualquiera de una cierta familia de magos en extrema necesidad. Grindelwald luego le mostró una varita, así como su nombre de nacimiento: Aurelius Dumbledore.

El Ocaso de Grindelwald

Artículo principal: Duelo entre Albus Dumbledore y Gellert Grindelwald

En 1945, Dumbledore se hartó de soportar las noticias de cuanta gente moría en Europa Continental por culpa de Grindelwald, y decidió finalmente ceder a los ruegos de la Comunidad Mágica e intervenir. En persona y en solitario fue en busca de su viejo amigo y compañero y lo enfrentó. El resultado fue un duelo de magos entre ambos viejos amigos. El enfrentamiento duró tres horas y, los que lo presenciaron, lo recordarían ese como uno de los más increíbles duelos de magos del mundo. Durante la batalla, Albus desarmó a Grindelwald, quitándole la Varita de Saúco y, contra todo pronóstico, ganando su lealtad. Dumbledore se la quedó, y el duelo culminó con la derrota definitiva de Grindelwald, la dispersión de su ejército, y el fin de la Guerra de Magos Global.

Período en Nurmengard

Grindelwald encerrado en su propia prisión, Nurmengard.

Tras su derrota definitiva, todos los opositores fueron liberados de Nurmengard y el propio Grindelwald fue encerrado en la torre más alta de allí. Se cree que la prisión comenzó a ser utilizada del mismo modo que Azkaban (una prisión de magos tenebrosos) a partir de ahí. Durante su período en Nurmengard, que duró cincuenta y tres años, Grindelwald cayó en un estado deplorable. Estaba muy delgado, su túnica raída y destrozada, y su aspecto apuesto y hermoso del pasado declinó por completo. Encerrado, Grindelwald comenzó a sentir arrepentimiento por las cosas horribles que había hecho, y no pensaba en otra cosa que en la muerte y cómo, a partir de ese momento, la ansiaba.

Muerte

«¡Mátame! ¡No vencerás! ¡No puedes vencer! ¡Esa varita nunca será tuya, jamás!»
—Gellert Grindelwald antes de morir.[fuente]

El Señor de las Tinieblas aparece ante el Señor de la Muerte en su celda de Nurmengard.

Desde un principio, Grindelwald supuso que todos los magos tenebrosos que supieran de las Reliquias intentarían quitarle la Varita de Saúco. Tan solo unos cinco años después de su arresto, se alzó Lord Voldemort y su organización, los Mortífagos. Grindelwald no tenía ninguna esperanza de ser liberado, pero sabía que Voldemort vendría a buscarlo para averiguar donde estaba la Varita. En 1997, Voldemort conquistó Gran Bretaña y la puso bajo su mando. Para matar a Harry Potter, decidió robar la Varita de Saúco.

Gellert Grindelwald se ríe de Lord Voldemort antes de ser asesinado por este.

Luego de buscar y torturar a Gregorovitch, este le contó a Voldemort de su robo a manos de Grindelwald, aunque no sabía el nombre. Sin embargo, Voldemort sí conocía a Grindelwald y se marchó a Nurmengard, a donde llegó el 28 de marzo de 1998. La fortaleza era a prueba de Aparición, por lo que Voldemort debió caminar hasta la celda del Mago Tenebroso. Este, viejo y débil y dormido en un camastro, despertó y no tuvo el más mínimo miedo de Voldemort, llegando incluso hasta llamarle por su nombre y diciendo que esperaba que viniera pronto.

Voldemort le ordenó decirle donde estaba la Varita, pero Grindelwald se negó a hablar por cuenta propia, diciendo que no temía a la muerte, que la Varita jamás sería suya (en lo que tenía razón) y que simplemente acabara con él. Enfadado por la negativa del Mago Tenebroso, Voldemort mató a Grindelwald mediante el maleficio asesino. A pesar de que Grindelwald no delató a Dumbledore, Voldemort supo que la Varita estaba en su tumba con él, por lo que murió prácticamente en vano. Cuando Harry quedó atrapado con Dumbledore en el Limbo, Dumbledore le dijo a Harry que esperaba que Grindelwald se hubiera dado cuenta de sus errores, y que mentirle en la cara a Voldemort hubiera sido su forma de disculparse con él por lo de Ariana.

Habilidades mágicas y destrezas

  • Artes Oscuras: Al ser considerado el Mago Oscuro más poderoso de toda la historia, superado solo por Lord Voldemort, es de suponer que fuera muy bueno en dicha rama de la magia.
  • Duelista: Grindelwald era conocido por ser un hábil duelista, siendo que el único capaz de derrotarlo fue Albus Dumbledore en 1945.
  • Oclumancia: Grindelwald debía conocer la Oclumancia. Lord Voldemort, famoso porque casi nadie era capaz de mentirle por su habilidad en legeremancia, no pudo sonsacarle a Grindelwald el paradero de la Varita de Saúco. Incluso estando Grindelwald en el estado más débil posible (moribundo, sin varita y encerrado por más de cincuenta años) fue capaz de mentirle, lo que significa que debió de ser un mago extremadamente hábil en Oclumancia.

Relaciones

Bathilda Bagshot

Bathilda Bagshot.

La famosa historiadora de magia Bathilda Bagshot, autora del libro Una Historia de la Magia, era la única pariente conocida de Grindelwald, siendo su tía abuela. Fue asesinada también por Nagini, la serpiente de Voldemort, tan solo unos cinco meses antes que Grindelwald. Mucho tiempo atrás, durante el verano de 1899, Bathilda ya era el último pariente vivo del joven Gellert, recién expulsado del Instituto Durmstrang. Cuando el joven se mudó al Valle de Godric, debió vivir con su tía hasta alcanzar la mayoría de edad. Muy a pesar de lo que dijeran los directores del Instituto o de lo que más tarde pensaría la comunidad mágica, Bathilda llegó a admitir bajo efectos del Veritaserum que Gellert siempre la trató bien y que era un joven encantador, modesto y de considerable talento, pero menospreciado por sus profesores. Tras la muerte de Ariana Dumbledore, que entristeció mucho a Bathilda, Grindelwald huyó la noche que ocurrió todo. Según la vieja historiadora, Gellert llegó a casa de noche asustado y nervioso, siendo la única vez que la trató de forma brusca, y escapó antes del amanecer, tan sólo despidiéndose de ella.

Albus Dumbledore

Albus Percival Wulfric Brian Dumbledore.

Albus Percival Wulfric Brian Dumbledore, el quizás más poderoso mago de todos los tiempos, fue en su juventud amante Gellert Grindelwald. Se conocieron en el verano de 1899, cuando murió Kendra Dumbledore, su madre, y la tía de Gellert, Bathilda, decidió animar a Albus presentándole a su sobrino. Ambos tenían la misma edad y eran magos de increíble potencial, quizás los más poderosos de su tiempo, por lo que congeniaron al instante. Dumbledore y Gellert comenzaron a trazar planes de conquista al mundo mágico y muggle. Para eso debían reunir las tres Reliquias de la Muerte y lograr que todos se sometieran. Formaron un dúo llamado "Los Invencibles Señores de la Muerte", apodo que más tarde Gellert tomaría para sí. Juntos tenían grandes planes, pero no pudieron llevarlos a cabo por una razón: Albus era ahora el jefe de la familia, y debía cuidar de su hermano Aberforth y de su hermana Ariana. Aberforth intentó convencer a Albus de volver a cuidar de la familia como antes y de dejar a Grindelwald, pero ninguno de los dos quiso escucharlo y Grindelwald perdió el control, a tal punto de practicarle el maleficio torturador. Albus se enfadó ante tal cosa y los tres se batieron a duelo. Finalmente, una maldición lanzada por Albus o Gellert fue lanzada, y dio contra la pobre Ariana, que murió. Grindelwald huyó para convertirse en Mago Tenebroso. Por años, Grindelwald tuvo miedo y respeto a Albus, ya que temía a su rabia. Sin embargo, Dumbledore también reconoció su miedo, además de estar triste, pues aún lo amaba. Finalmente, se enfrentaron en un duelo legendario, en el que Albus resultó vencedor, obteniendo la Varita de Saúco. Al final de todo, Grindelwald se arrepintió de lo que había hecho y, con tal de evitar que Lord Voldemort profanara la tumba de Dumbledore, le mintió en la cara.

Aberforth Dumbledore

A Aberforth le disgustaba inmensamente Grindelwald, ya que era amigo de Albus después de Hogwarts, y Grindelwald lo despreciaba debido a lo mucho que Albus lo eclipsó. Mientras Aberforth cuidaba a Ariana, Albus y Grindelwald planeaban esclavizar a los muggles. Como los dos niños planeaban viajar alrededor del mundo, también planearon llevar a Ariana con ellos. Aberforth se opuso a ellos, diciéndoles que podría cuidar de Ariana una vez más. Grindelwald se enojó mucho y usó la Maldición Cruciatus en Aberforth; Albus defendió a su hermano y los tres muchachos tuvieron un duelo en el que Ariana murió accidentalmente. Grindelwald escapó y abandonó el país. Aberforth retuvo recuerdos amargos hacia Grindelwald durante muchos años después de su fatídico encuentro, y cuando relató los eventos que llevaron a la muerte de su hermana, Harry notó la expresión "positivamente peligrosa" que apareció en su rostro cuando se mencionó el nombre de Grindelwald.

Ariana Dumbledore

Grindelwald despreciaba a Ariana, que estaba permanentemente dañada, pero estaba dispuesto a tolerarla hasta cierto punto por su viejo amigo, lo que le permitía incluir sus planes de revolución y los de Dumbledore. Sin embargo, Ariana murió trágicamente al interferir en el duelo de Grindelwald con Albus y Aberfoth, y Grindelwald huyó de inmediato.

Lord Voldemort

Se desconoce si los dos se habían conocido antes; sin embargo, cuando Voldemort visitó a Grindelwald en su prisión de Nurmengard en 1998, Grindelwald parecía saber todo sobre él y afirmó que sabía que Voldemort algún día lo visitaría para buscar la varita de saúco. A pesar de la revolución pasada de Grindelwald para dominar a los muggles y su condición de uno de los magos oscuros más poderosos que haya existido, considerado solo después del propio Voldemort, parecía no tener elogios ni respeto por Grindelwald, y Voldemort probablemente lo vio como un inferior y tratado él como simplemente otra persona para interrogarlo en su búsqueda de la varita. Grindelwald tampoco mostró miedo hacia el Señor Oscuro, y se echó a reír, desafiando con desprecio a Voldemort para que lo matara y usando el nombre temido elegido por el mago más joven como una burla de su gran poder, para gran furia de este último. Grindelwald se negó a decirle a Voldemort la ubicación de la Varita Mayor y se burló de él diciéndole que nunca podría dominar la varita. Furioso por su incapacidad para obtener información del antiguo maestro de la Varita Sagrada, Voldemort asesinó a Grindelwald con la Maldición asesina.

En última instancia, la predicción de Grindelwald de que Voldemort nunca dominaría completamente la Varita Sagrada se convertiría en realidad y causaría la propia desaparición de Voldemort durante su duelo final con Harry Potter.

Newt Scamander

Grindelwald, disfrazado de Percival Graves, conoció al talentoso magizoólogo en Nueva York en 1926. Grindelwald, al no encontrar impresionante la personalidad única o las habilidades mágicas de Newt, le preguntó por qué Dumbledore lo apreciaría. Newt en un momento estaba indignado y disgustado cuando Grindelwald dio a entender que Newt estaba sirviendo al Bien Mayor y le dijo fríamente que no era uno de los acólitos del mago oscuro, lo que realmente impresionó al Mago Oscuro, haciéndolo sonreír. Parecía haber estado interesado en hablar más al respecto, pero después de haber olvidado cómo consideraba inútil el hostil Obscurus, finalmente hizo todo lo que estaba en su poder para que Newt se responsabilizara por las muertes de Obscurial y casi lo hizo ejecutar, aunque de mala gana, aunque no se sabía qué le habría hecho a Newt si la conversación hubiera continuado. Grindelwald también le reveló a Tina Goldstein que Newt había sido expulsado de Hogwarts por casi matar a un estudiante en un incidente relacionado con una bestia mágica. Cuando Newt intervino en el plan de Grindelwald para adquirir Credence Barebone, Grindelwald dejó de fingir y atacó ferozmente a Newt, duelo e incluso lo torturó con un rayo de rabia. Newt logró capturar a Grindelwald usando Swooping Evil y reveló su verdadera identidad a MACUSA, pero antes de ser llevado Grindelwald se volvió hacia Newt y dijo misteriosamente "¿Moriremos, solo un poco?", Posiblemente como un mensaje para Dumbledore debido a su sabiendo la cercanía de Newt a Dumbledore. Grindelwald más tarde se encontró con Newt en París y lo atacó a él y a sus aliados, burlándose de Newt si Dumbledore lloraría por él. Newt, sin embargo, sobrevivió a la batalla y por odio hacia Grindelwald por haber asesinado a Leta Lestrange, le dio a Dumbledore el vial del pacto de sangre, que condenaría a Grindelwald muchos años después. Las acciones de Grindelwald hacia Newt parecen sugerir que odiaba al hombre más joven no solo porque lo había frustrado una vez, sino también porque está exasperantemente celoso de la admiración de Dumbledore por las cualidades desinteresadas de Newt. Parece que Grindelwald, siempre el narcisista, quería seguir siendo el centro de atención y admiración en la mente de su antiguo amante a pesar de sus actos oscuros, sus opiniones ahora opuestas, y el deseo declarado de Grindelwald de matar a Dumbledore.

Porpentina Goldstein

Grindelwald había interactuado con Tina mientras estaba disfrazado de Percival Graves, y tenía una baja opinión de ella, debido a la personalidad primitiva de Tina. Durante el interrogatorio de Newt, lo condenó a muerte a él y a Tina por su participación sin dudarlo. Grindelwald luego se enfureció mucho con Tina por distraerlo de Credence, diciéndole enojada que ella siempre aparecía cuando menos la quería, lo que implica que ella pudo haber intervenido con sus intentos de encontrar el Obscurus anteriormente, y aunque él no se molestó en terminarla, él le arrojó un auto sin dudarlo, golpeándola sin usar fuerza letal pero aún poniendo en peligro su vida. Un año después, mientras convencía a Queenie para que se uniera a sus filas, Grindelwald pintó a Tina con una luz negativa diciéndole a Queenie que no fue culpa de esta última tener un auror como hermana. Luego intentó implacablemente quemarla viva con sus llamas malditas y habría tenido éxito si Leta no hubiera interferido.

Queenie Goldstein

Grindelwald había interactuado con Queenie en París. Cuando lo conoció, Queenie estaba claramente asustada debido a su reputación como el mago oscuro más grande de la época, y desenvainó su varita nerviosamente en su dirección. Si bien resentía a Tina, Grindelwald no le extendió esto a Queenie y la manipuló con calma para unirse a sus filas, aprovechando la personalidad amorosa, altruista y pacífica de Queenie, prometiéndole que su revolución Por el bien mayor lucharía contra el futuro Segundo Mundo Guerra, y provocaría una era en la que otros serían libres de amar a quien quisieran. Por lo tanto, durante el mitin en el Mausoleo de la familia Lestrange, Queenie pasó por el círculo de pruebas de lealtad del fuego azul, uniéndose oficialmente a Grindelwald. Después de escapar de París, Grindelwald llevó a Queenie con él a su residencia austriaca del castillo de Nurmengard, y le pidió consejo sobre cómo apelar a los sentimientos actuales de Credence, mostrando que reconocía la experiencia de Queenie en el manejo de las emociones de los demás.

Credence Barebone

Grindelwald fue tranquilizador y tierno con Credence, dándole el afecto que el chico había anhelado y negado toda su vida; sin embargo, esto fue principalmente para usarlo para encontrar el Obscurus y lo arrojó fríamente a un lado cuando pensó que había logrado su objetivo, creyendo que no era más que un Squib. Teniendo en cuenta que Credence no se puede enseñar en las formas de la magia como resultado a pesar de que prometió enseñarle previamente, Grindelwald le dijo al niño que la muerte de su madre era su recompensa, aunque al menos no solo mató a Credence para cubrir cualquier rastro. Cuando se reveló poco después de que Credence era de hecho el Obscurial, Grindelwald se sorprendió, pero rápidamente se recuperó y reasumió su antiguo tratamiento de Credence e intentó reclutarlo para ayudar a exponer a la comunidad mágica de América del Norte y crear un arma contra Albus Dumbledore.

Continuó tratando de apelar a Credence, diciéndole que quería que no se escondiera ni reprimiera su poder, hasta que desapareció después de ser atacado por muchos aurores. Esto dio como resultado que Grindelwald arremetiera furiosamente contra MACUSA por lo que realmente sintió fue un acto de injusticia contra un individuo mágico, llegando incluso a dejar su disfraz de fiel auror en un discurso apasionado contra el Estatuto Internacional de Secreto Mágico y Muggles. . Como tal, debido a su herencia mágica, Grindelwald mostró una genuina empatía por lo mal e injustamente que fue tratada Credence, no solo molesto y resentido por la forma en que Picquery había ordenado fríamente que Credence fuera destruida solo porque amenazó con exponer a los magos, pero también se compadeció de cómo Mary Lou casi destruyó a su propio hijo adoptivo solo porque era mágico.

Al enterarse de que Credence había sobrevivido y estaba buscando su verdadera herencia, Grindelwald buscó al joven y le dio la libertad de asistir a su concentración en el Mausoleo de la familia Lestrange, actuando como si estuviera cerca de Credence tal como lo hizo con Graves, aunque lo hizo con aún más amabilidad, diciendo que solo quería lo mejor para Credence. En ese mitin, el discurso persuasivo de Grindelwald indujo a la desesperada Credencia a elegir finalmente su lado en la Guerra Mágica Global al pasar por el fuego azul de prueba de lealtad y unirse a los acólitos de Gellert Grindelwald. Esta vez, Grindelwald cumplió con su palabra, finalmente le dio a Credence una varita y reveló el nombre de nacimiento del joven: Aurelius Dumbledore, al tiempo que alentó a Credence al decir que juntos cambiarían el mundo, aparentemente teniendo éxito en convencer a este último de romper el mundo. Pacto de sangre y matar a Albus Dumbledore.

Mary Lou Barebone

Es probable que Grindelwald nunca haya interactuado con Mary Lou, pero está claro que él sabía de su odio por los magos, su condición de líder de la Sociedad Filantrópica de New Salem y cómo había abusado de Credence por su herencia mágica, induciendo al joven a desarrollar un obscurus. Debido a esto, Grindelwald la despreciaba, ya que planeaba llevar a los magos a elevarse por encima de la comunidad no mágica, y parecía complacido cuando se convirtió en víctima de Obscurus de Credence, como le dijo a Credence cuando creía que era solo como un Squib, que La muerte de Mary Lou fue su recompensa. Meses después, Grindelwald mostró un claro resentimiento al referirse a Mary Lou por su casi destrucción de su propio hijo adoptivo solo porque era mágico.

Vinda Rosier

Vinda Rosier era posiblemente el Acólito más confiable y leal de Grindelwald, por lo tanto, el teniente anónimo del Mago Oscuro. Grindelwald confió en ella para consolar a Queenie Goldstein para que la ablandara para que Grindelwald la convenciera y también para mantener su Cráneo-cachimba, mostrando su profunda confianza en Vinda. Cuando Vinda habló de eliminar a las personas no mágicas y cómo huirían de sus ciudades por millones, Grindelwald le dijo que no dicen esas cosas en voz alta, que solo quieren la libertad de ser ellos mismos y que no eliminarían todo Las personas no mágicas como la bestia de la carga siempre serían necesarias.

Apariencia física

En su juventud, Grindelwald solía ser un joven muy hermoso, encantador y apuesto. Risueño y pálido, con los ojos de un azul intenso y el cabello rubio largo hasta los hombros. En la película tenía una pequeña cicatriz en la frente que ya no tenía en su vejez. A los 116 años, cuando fue asesinado por Voldemort, Grindelwald no usaba más que la vieja túnica de prisionero, estaba tirado en la celda y comía muy poco, por lo que adelgazó considerablemente, y perdió cabello, quedando completamente calvo y arrugado.

Personalidad y rasgos

«Una parte de mí todavía desea con todo el corazón que Gellert mostrara remordimiento en aquel último tiempo, solo y encerrado en su celda de Nurmengard. Aquella parte de mí quiere pensar que esa mentira a Voldemort fue su modo de disculparse.»
Albus Dumbledore.[fuente]

Grindelwald en 1900, pocos años antes de su ascenso al poder.

La personalidad de Grindelwald era muy difícil de comprender. Bathilda Bagshot lo describió como un joven encantador y brillante cuando era niño. Dado ciertos antecedentes, su inclinación por las Artes Oscuras era previsible, aunque los que lo apreciaban fingían no notarlo, aunque no se mostrara malvado en sus inicios. Era extremadamente calculador e inteligente como mago, pero también tenía un equilibrio mental bastante frágil, hasta tal punto que le hizo a Aberforth Dumbledore el maleficio Cruciatus por tratar de poner en contra suya a Albus, aunque este no estuviera de su lado. El Mundo Mágico de toda Europa lo consideraban un mago casi tan o incluso igual de poderoso y cruel que Lord Voldemort.

Grindelwald era muy egocéntrico, pero capaz de reconocer el talento mágico o la inteligencia de otros magos y utilizarla para su beneficio personal. Su maldad, a diferencia de la maldad que exhiben Dolores Umbridge; que la utilizaba para castigar y liderar personas, o Lord Voldemort; que era caótico, retorcido y narcisista; Grindelwald era sociópata. Era consciente de los sentimientos y emociones de las personas, pero solo sabía como usar tales pensamientos para su beneficio personal, además de enfadarse de forma muy excesiva cuando alguien lo contradecía, y tener grandes estallidos de rabia que terminaban, normalmente, mal.

Evidentemente, Grindelwald recuperó algo de empatía y consciencia después de ser derrotado por Dumbledore y encarcelado para siempre en Nurmengard. Despreciaba profundamente a Lord Voldemort, considerándolo alguien lastimoso y patético que no entendía nada de la vida y de que cuando hablaba de "Conquistar la Muerte" tan solo huía de ella, cuando en realidad su idea era enfrentarla con altura. En el momento en el que en su celda se presenta el único mago conocido por ser igual o más poderoso que él, y al verse sin armas ni escape, Grindelwald no perdió de ningún modo el control y se tomó en broma las amenazas de Voldemort, burlándose e insinuando que era buena idea su muerte, incluso incitando que para él era bueno irse ya.

A diferencia del resto de los portadores de la Varita de Saúco, Grindelwald sabía que no tenía que matar al portador anterior para obtenerla, solo desarmarlo. Aunque la Varita le pertenecía a Gregorovitch, Grindelwald se limitó a aturdirlo para que la Varita reconociera a un nuevo amo y así su lealtad cambiara. Otra cosa que prueba que no era del todo malvado, es cuando le mintió a Voldemort en la cara y se río de él. Pudo ser porque no quería que obtuviera la Varita, o más porque no quería que se profanara la tumba de su viejo amor. Alternativamente, cabe la posibilidad de que Grindelwald solo quisiera burlarse de Voldemort antes de morir.

Detrás de las escenas

Apariciones

Wiki.png
Harry Potter Wiki tiene 27 imágenes relacionadas con
Gellert Grindelwald.

Notas y referencias

  1. ¡Bienvenidos a mi nueva página web! - 5.¿Por qué 'Revelio' deshace los efectos de la poción multijugos?
    R//: No fue así. La Transformación de Grindelwald supera a la de la mayoría de los magos, por lo que utilizó un hechizo, no una poción, para adoptar la apariencia de Percival Graves.
  2. 2,0 2,1 2,2 Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Capítulo 18. Rita Skeeter dice que Grindelwald fue expulsado de Durmstrang a la edad de dieciséis, y eso no fue mucho después de su viaje al Valle de Godric donde conoció a Albus Dumbledore. Esto ocurrió en el verano de 1899, inmediatamente después de que Albus se graduara en Hogwarts.
  3. Transcripción británica del IPA: /ˈgel.ət ˈgrɪn.dəl.wɔːld/ (Ver WP favicon.PNG transcripción fonética del español en Wikipedia.)
  4. Animales fantásticos y dónde encontrarlos (ver esta imagen)
  5. Animales fantásticos y dónde encontrarlos (película) (ver esta imagen)
  6. Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Capítulo 8
  7. 7,0 7,1 Animales fantásticos y dónde encontrarlos
  8. ¡Bienvenidos a mi nueva página web! - 5.¿Por qué 'Revelio' deshace los efectos de la poción multijugos?
    R//: No fue así. La Transformación de Grindelwald supera a la de la mayoría de los magos, por lo que utilizó un hechizo, no una poción, para adoptar la apariencia de Percival Graves.




Advertisement