Harry Potter Wiki
Advertisement
Harry Potter Wiki

Un hombre o mujer lobo también conocido como licántropo/a, son personas que llevan consigo la enfermedad de la Licantropía. Tienen la capacidad de transformarse en un lobo en apariencia y naturaleza, al haber sido mordidas por un hombre lobo en su forma de lobo en el momento de la luna llena. El hombre lobo se transforma bajo la influencia de la luna llena.[1]


Una mezcla de plata en polvo y díctamo aplicada a un mordida fresca sellará la herida y permitirá que la víctima siga viviendo como un hombre lobo, aunque se cuentan historias trágicas de víctimas que suplican la muerte en lugar de convertirse en hombres lobo. La Poción Matalobos, inventada por Damocles , permite al hombre lobo mantener su mente humana durante la transformación.[1]

Un hombre lobo no puede elegir si transformarse o no y ya no recordará quiénes son y mataría incluso a su mejor amigo si tuviera la oportunidad una vez transformado.  A pesar de esto, son capaces de recordar todo lo que han experimentado durante su transformación al volver a su forma humana.[2]

Infección

La licantropía es una enfermedad mágica que se sabe que se transmite por contacto entre la saliva y la sangre; por lo tanto, cuando un hombre lobo transformado muerde a un humano, la victima se convertirá en un hombre lobo. La mayoría de los muggles, sin embargo, morirán por la extensión de sus heridas en el caso de un ataque de hombre lobo como lo señaló el profesor Marlowe Forfang, aunque algunos sobreviven para convertirse en hombres lobo. Si un hombre lobo esta en su forma humana y muerde o rasguña a la víctima simplemente adquirirá ciertas características leves y lobunas, como la afición por la carne cruda. Cualquier mordisco o rasguño obtenido de un hombre lobo, ya sea en forma humana o animal, dejará cicatrices permanentes. Sin embargo, la herida fresca se puede sellar con una mezcla de plata en polvo y díctamo.[1][3]

Tratamientos

Actualmente no existe cura para la licantropía. Sin embargo, algunos de los peores efectos pueden mitigarse consumiendo Poción Matalobos, que permite a un hombre lobo retener su mente humana mientras se transforma, liberándolo así de la preocupación de dañar a otros humanos o a sí mismo. Es una poción muy difícil de hacer, con muchos ingredientes complicados. Según Remus Lupin, tiene un sabor repugnante. El alto costo de los ingredientes hace que sea virtualmente imposible para los hombres lobo preparar la poción por sí mismos, ya que la mayoría está reducida a la pobreza y no puede probar la poción sin revelar su estado. Debido a que los hombres lobo solo representan un peligro para los humanos, se sabe que la compañía con animales mientras se transforman hace que la experiencia sea más llevadera, ya que el hombre lobo no tiene a nadie a quien dañar y estará menos dispuesto a hacerse daño a sí mismo.[1][4]

Descripción

Transformacion

La transformación mensual de un hombre lobo es extremadamente dolorosa si se deja sin tratar, normalmente es precedida y seguida por unos días de palidez y de mala salud.[1]

Hombre lobo transformándose

Cuando la persona se está transformando en lobo, el licántropo pierde totalmente su sentido humano del bien y el mal. Sin embargo, es incorrecto afirmar que (como muchas autoridades en la materia han hecho, especialmente el profesor Emerett Picardy en su libro: "Anarquía lupina: por qué los licántropos no se merecen Vivir") sufren una pérdida permanente de la moralidad. Los licántropos, pueden ser tan buenos y amables como cualquiera. [1]

También pueden ser peligrosos incluso si no se han transformado, como es el caso de Fenrir Greyback, que intenta morder y mutilar siendo humano.[1][5]

Apariencia y rasgos

Apariencia de un hombre lobo

Cuando está transformado, la apariencia del hombre lobo es casi indistinguible del verdadero lobo, aunque el hocico puede ser un poco más corto y las pupilas más pequeñas (en los los casos “más humanos”) y la cola más corta en vez de grande y de pelo largo. La verdadera diferencia es el comportamiento, los verdaderos lobos no son muy agresivos, un lobo no atacaría a un humano excepto en circunstancias excepcionales. El hombre lobo, sin embargo, ataca a los humanos casi exclusivamente y no representa casi ningún peligro para otras criaturas.[1]

Historia

A finales del siglo XIX la gran autoridad en hombres lobo, el profesor Marlowe Forfang, emprendió el primer estudio en profundidad de sus hábitos y se dio cuenta de que casi todos los que consiguió estudiar e interrogar habían sido magos antes de ser mordidos.[1]

También se enteró a través de los hombres lobo que el sabor de los muggles es diferente al de los magos, y que estos tienen tendencia a morir debido sus heridas con mayor facilidad, mientras que los brujos o magos sobreviven y se convierten posteriormente en hombres lobo.[1]

Relación con el Ministerio

Las políticas con el ministerio en relación con los hombres lobo siempre han sido confusas e ineficientes. El Código de conducta del hombres lobo fue impuesto en 1637 y decía que todos los hombres lobo deberían firmar un tratado prometiendo no atacar a nadie o encerrarse de forma segura todos los meses durante la luna llena. Pero, como era de esperarse, nadie firmó el código ya que ninguno quería admitir ante el ministerio ser un licántropo. Este era un problema que también se vio más tarde con el Registro de Hombres lobo, el cual ha permanecido incompleto y poco confiable, porque muchos de los recién mordidos intentaron ocultar su condición y escapar de la inevitable vergüenza y exilio.[1]

 A los hombres lobo se los clasificó entre las divisiones de bestias y de seres, del Departamento de Regulación y Control de las Criaturas Mágicas, debido a que nadie pudo decidir si debía ser clasificado como humano o como bestia. Incluso en algún momento el Registro de Hombres Lobo y la Unidad de Captura de Hombres Lobo estaban establecidos en la división de bestias. mientras que Servicios de Apoyo a los Hombres Lobo en la división de seres. Nunca se presentó nadie para pedir servicios de ayuda, de igual manera que nadie firmó el registro, y al final la oficina fue cerrada.[1]

Los hombres lobo se clasifican como una criatura XXXXX en su estado lobezno.[6] Dolores Umbridge se refirió incorrectamente a los hombres lobo como mestizos y redactó una legislación contra los hombres lobo que hacía casi imposible que los hombres lobo consiguieran trabajo.[7]

Relación con la sociedad

Los hombres o mujeres lobo son generalmente vistos con terror, disgusto y desagrado por la sociedad mágica. La gente parece pensar que incluso cuando están en su forma humana, el hombre lobo puede representar un peligro. No es raro que las personas conocidas por ser hombres lobo sean rechazadas por la sociedad y discriminadas dentro del mundo mágico. Es muy difícil para un hombre lobo conseguir un trabajo en la comunidad mágica.[1][4]

Como resultado de la legislación contra los hombres lobo, muchos hombres lobo sufren pobreza. Remus Lupin logró arreglárselas con la ayuda de su amigo James Potter  y luego trabajando como profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras en Hogwarts. Aunque en el medio tuvo muchos trabajos que están muy por debajo de su nivel de habilidades, renunciaba y pasaba a otro trabajo antes de que sus compañeros de trabajo pudiesen notar los signos de licantropía. Lupin hizo esto mientras vivía en una cabaña en ruinas y semi abandonada en Yorkshire. Decidió renunciar a su puesto en Hogwarts después de que Severus Snape expusiera su condición, ya que la mayoría de los padres no querrían que sus hijos estuvieran cerca de un hombre lobo, a pesar de las precauciones de seguridad que Remus y Albus Dumbledore habían tomado; Remus declaró que habría sido imposible para él siquiera asistir a Hogwarts cuando era niño si no fuera por la amabilidad de Dumbledore, ya que otros directores no querrían un hombre lobo en la escuela.[4]

Represalias

Debido a la opresión y la discriminación que enfrentan, algunos hombres lobo han llegado a odiar la sociedad mágica y, como tales, han creado su propia sociedad. Bajo el liderazgo de Fenrir Greyback, esta sociedad trabaja para infectar a la mayor cantidad de personas posible, especialmente niños, con el objetivo de tener algún día la fuerza suficiente para tomar el control de la comunidad mágica.[5]

Los hombres lobo bajo el mando de Greyback sirvieron a Lord Voldemort en la Segunda Guerra Mágica, creyendo que tendrían una vida mejor bajo su gobierno, aunque Remus Lupin los espió para la Orden del Fénix. Los Mortífagos los miraban con desprecio; por ejemplo, no se les permitió tener la Marca tenebrosa. Fueron utilizados como una amenaza para asegurar el cumplimiento de los ciudadanos comunes ante el mandato de Voldemort.[5][8]

Descendencia

Los hombres o mujeres lobo generalmente se reproducen atacando a otros humanos. El estigma de los hombres lobo ha sido tan fuerte durante siglos que muy pocos se han casado y han tenido hijos.[9] Sin embargo, no se ha visto ningún signo de que la licantropía haya pasado a los hijos de los que se han casado con humanos sin licantropía.

Una curiosidad de la licantropía es que si dos hombres lobos se encuentran y se aparean durante la luna llena (algo que es muy difícil que pase y de hecho se sabe que solo a ocurrido dos veces) el resultado de este apareamiento son cachorros de lobo que tienen un aspecto total de lobos de verdad excepto que poseen una gran inteligencia. No son más agresivos que los lobos normales y no atacan exclusivamente a humanos. Una de estas camadas fue liberada, bajo condiciones de extremo secreto, en el Bosque Prohibido del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, con el permiso de Albus Dumbledore. Los cachorros se convirtieron en bellos lobos con una inteligencia inusual y algunos de ellos aún viven allí, lo que ha dado lugar a historias sobre “hombres lobo” en el bosque que ninguno de los profesores o de los guardabosques ha tenido interés en desmentir puesto que ayudan a mantener a los estudiantes alejados del bosque, una consecuencia muy deseable para ellos.[1]

Educación mágica

Los niños mágicos son educados sobre los hombres lobo desde una edad temprana y se puede encontrar información sobre ellos en varios libros de texto del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, por ejemplo Las fuerzas oscuras: una guía para la autoprotección.

Los hombres o mujeres lobo fueron mencionados varias veces en relación con los profesores de Defensa Contra las Artes Oscuras de Harry Potter, ya que son criaturas oscuras que se estudian mucho en toda la clase. Quirinus Quirrell los había encontrado en la Selva Negra y en un momento discutieron en clase cómo tratar las mordeduras de hombres lobo. Gilderoy Lockhart, supuestamente, una vez derrotó al hombre lobo Wagga Wagga, algo que se puede discutir en su libro Paseos con los hombres lobo. Lockhart finalmente confesó a Ronald Weasley y Harry Potter que un viejo brujo armenio quien realizó el rescate de una aldea de los hombres o mujeres lobo por los que él mismo se había atribuido el mérito.[10][11]

Los hombres lobo fueron discutidos en una lección de Defensa Contra las Artes Oscuras de tercer año, con un ensayo asignado por Severus Snape durante una clase en la que sustituyo al profesor de la asignatura Remus Lupin, quien por supuesto, es un hombre lobo, aunque los hombres lobo no debían ser estudiados hasta el último capítulo del libro de texto de DCAO de tercer año.[12]

Víctimas

Hombres lobo

Otras Víctimas

Etimología

Es un compuesto del vocablo griego 'Lycos' ( λγκσξ) que significa Lobo, y 'atropos' (άηθορως), que significa Hombre. Presupone o bien tener el don de la polimorfia, cambio de forma o bien haber sido mordido por un hombre lobo.

Apariciones

Notas y referencias





Advertisement