FANDOM



HPCC cabecera
«Voldemort levantó la varita una vez más, y, antes de que Harry pudiera hacer nada para defenderse, recibió de nuevo el impacto de la maldición cruciatus. El dolor fue tan intenso, tan devastador, que olvidó dónde estaba: era como si cuchillos candentes le horadaran cada centímetro de la piel, y la cabeza le fuera a estallar de dolor. Gritó más fuerte de lo que había gritado en su vida.»
Harry Potter bajo los efectos de la maldición.[fuente]

La maldición Cruciatus [cru-SIA-tus[1] o cru-CHIA-tus][2], también conocida como el maleficio Cruciatus[3]. o el maleficio torturador [1] (Crucio), es una herramienta de las Artes Oscuras y una de las tres Maldiciones Imperdonables. Es uno de los hechizos más poderosos y siniestros conocidos del mundo mágico. Cuando se lanza correctamente, la maldición genera un dolor intenso y agónico en la víctima.

Historia

Edad Media

«Las maldiciones cruciatus, imperius y Avada Kedavra fueron clasificadas como imperdonables en 1717.»
Albus Dumbledore.[fuente]
La maldición Cruciatus fue inventada a principios de la Edad Media por magos y brujas tenebrosos. La maldición fue creada con el propósito de torturar, pero también ha sido usada con eficiencia en duelos. Según Barty Crouch Jr., la maldición una vez fue muy popular.[1]

Después de que el Consejo de Magos fuese reestructurado en el Ministerio de Magia, se colocaron restricciones más severas en el uso de ciertos tipos de magia. La maldición Cruciatus fue considerada un tipo de magia oscura por el Ministerio y, junto con la maldición Imperius y la maldición asesina, fueron declaradas "imperdonables" en 1717. El uso de cualquiera de estas tres maldiciones en un ser humano resultará en una sentencia de por vida en Azkaban (a menos que hubiese suficiente evidencia de que el lanzador estaba bajo la influencia de la maldición Imperius o por otras razones defendibles).

Muchos Guardianes Secretos en el pasado han sido puestos bajo las maldiciones Cruciatus e Imperius en un intento por obtener los secretos que guardaban, pero resultando en vano, ya que los Guardianes deben relevarlos de manera voluntaria.[4]

Primera Guerra Mágica

Durante la Primera Guerra Mágica, cuando Barty Crouch estuvo a cargo del Departamento de Seguridad Mágica, él empleó la violencia contra la violencia y legalizó las tres Maldiciones Imperdonables para que los aurores las usaran sobre los mortífagos con el fin de ganar la guerra. Esto fue derogado una vez que la guerra llegó a su fin, y ya no era necesario seguir con ello.

Cp 30, m1 Harry Potter y el cáliz de fuego - Pottermore

Rodolphus, Bellatrix, Rabastan y Barty Crouch Jr, sometidos a juicio ante la Junta de la Ley Mágica.

Poco tiempo después de la derrota de Voldemort, cuatro mortífagos -tres Lestranges: Bellatrix, Rodolphus y Rabastan; junto con Barty Crouch Jr- capturaron al auror Frank Longbottom y su esposa Alice, y los torturaron con la maldición Cruciatus para obtener información sobre el paradero de Voldemort. El uso prolongado y repetido de la maldición generó locura en la pareja, haciendo que los cuatro mortífagos fuesen capturados y llevados al Consejo de la Ley Mágica. Los responsables fueron encontrados culpables y sentenciados de por vida en Azkaban. Este acto fue considerado el más atroz e infame de la historia moderna.[5]

Periodo entre guerras

«Seguro que la maldición Cruciatus te hará hablar.»
Dolores amenazando a Harry con la maldición.[fuente]
A pesar de la derogación del uso legal de la maldición, en el año escolar 1994-1995, Barty Crouch Jr -bajo el disfraz de Alastor Moody- mostró las tres Maldiciones Imperdonables a sus clases de cuarto año en arañas, pese a la desaprobación del Ministerio. Sin embargo, debido a que el uso de la maldición era ilegal sólo sobre seres humanos, la demostración de estas maldiciones en las arañas pudo haber sido hecha dentro de los límites legales.[6]
UmbridgeCrucio2

Umbridge dispuesta a realizar la maldición Cruciatus en Harry Potter in 1996.

Dolores Umbridge, en un último esfuerzo para obtener información de Harry Potter, intentó usar la maldición sobre él, bajo la creencia que ella no sería llamada a responder por su uso, ya que los únicos testigos del acto serían Harry y sus amigos más cercanos (y los estudiantes de Slytherin presentes que no apoyarían a Harry de ninguna manera; incluso Draco Malfoy se veía ansioso por observar lo que ocurriría), y sería capaz de evitar el castigo por el uso de la maldición debido al clima político imperante. No obstante, Umbridge fue disuadida de usar la maldición por Hermione Granger, que contó a Umbridge una historia falsa para poder salvar a Harry.[7]

Cuando la mortífaga Bellatrix Lestrange asesinó al padrino de Harry Sirius Black, Harry persiguió a Bellatrix y realizó la maldición sobre ella en un arranque de furia; sin embargo, la llevó a cabo sin éxito, ya que Harry sólo lo estaba haciendo por furia justiciera, y no pudo reunir los deseos necesarios de hacerle daño de verdad a Bellatrix.[8]

Segunda Guerra Mágica

«¿Qué más se llevaron de allí? ¿Qué más tienen? ¡Dime la verdad o te juro que te atravieso con este puñal! (...) ¿Qué más se llevaron? ¿Qué más? ¡¡Contéstame!! ¡¡Crucio!!»
—Partes escuchadas del interrogatorio de Bellatrix a Hermione.[fuente]
En 1997, Draco Malfoy, en un ataque de rabia e imprudencia, se la lanzó a Harry Potter después que éste le siguiera para espiarle, sólo para ser interrumpido por Harry antes que terminara el conjuro y terminar mal herido[9]; más tarde, ese mismo año, Harry intentó usarla en Severus Snape durante la Batalla de la Torre de Astronomía, pero no pudo decir el conjuro completo debido al uso de la Legeremancia de Snape.[10]

Cuando Lord Voldemort tomó el Ministerio, las tres maldiciones volvieron a ser legales: esta vez, cada mago y bruja tenía la opción de usarlas como quisieran.[11] De hecho, ellas fueron practicadas en Hogwarts como parte de la malla de la clase de Artes Oscuras bajo la supervisión del profesor Amycus Carrow: los estudiantes tenían que practicar la maldición Cruciatus sobre otros estudiantes que fuesen detenidos, y los hermanos Carrow la usaban para castigar a los estudiantes que les parecía.[12]

HP7p BellatrixyHermione

Bellatrix interrogando brutalmente a Hermione Granger después de someterla a la maldición Cruciatus.

Hermione Granger fue víctima de esta maldición por Bellatrix Lestrange durante su interrogatorio en la Mansión Malfoy en marzo de 1998[13]. Más tarde, Harry Potter la usó exitosamente sobre Amycus Carrow sin consecuencias legales debido a su legalización.[14] Después de la muerte de Voldemort y la revolución del Ministerio bajo la dirección del nuevo ministro de magia Kingsley Shacklebolt, las tres maldiciones volvieron a ser prohibidas y se restauró su castigo original.

Harry Potter tuvo una visión de Lord Voldemort ordenando a Draco Malfoy usar la maldición en Thorfinn Rowle después de que él y Antonin Dolohov fallaran en capturar a Harry en Tottenham Court Road. Aunque no pudo ver nada del castigo de Dolohov, Narcissa Malfoy mencionó luego "lo que les hizo a Rowle y Dolohov" cuando tenía miedo de contactar a Voldemort.[13]

Naturaleza

«Fue un dolor muy superior a cualquier otro que Harry hubiera sufrido nunca: los huesos le ardieron, la cabeza parecía que se le iba a partir por la cicatriz, los ojos le daban vueltas como locos. Deseó que terminara... perder el conocimiento... morir...»
—Descripción de Harry bajo los efectos de la maldición Cruciatus.[fuente]
Cruciatusaraña

Una araña bajo los efectos de esta maldición.

El dolor causado por la maldición Cruciatus es descrito como "si cuchillos candentes le horadaran cada centímetro de la piel" y más allá del que cualquier persona hubiese experimentado. La sensación de la maldición es tan intensa que la persona bajo sus efectos desea quedar inconsciente e incluso morir, como forma de escape.[15]

Este dolor puede causar daño mental permanente si se es expuesto por un tiempo prolongado, como en el caso de los Longbottoms, que pasaron el resto de sus vidas en el Hospital San Mungo de Enfermedades y Heridas Mágicas debido al trauma que la maldición les causó. Seguramente, estos efectos permanentes no son raros si la víctima es expuesta a una maldición particularmente intensa por un largo periodo de tiempo.[16]

Como los encantamientos de memoria pueden ser rotos mediante la tortura, la maldición Cruciatus es capaz de tal hazaña, aunque se requiere un cierto nivel de exposición en tiempo e intensidad para lograr romperlos. Bertha Jorkins lo sufrió como prueba, y los resultados finales le dejaron un daño a su cuerpo y mente más allá del que se pueda reparar.[15]

Aunque es posible usar la maldición en los Guardianes Secretos para infligirles daño, es imposible usarla para forzarles a contar el secreto, ya que los Guardianes deben contar el secreto de forma voluntaria.[4]

Realización

«¡Necesitas desearlo, Potter! Tienes que querer realmente causar dolor... para disfrutar... sólo la ira no me hará daño por mucho tiempo... yo te mostraré cómo se hace, te voy a dar una lección, ¡CRUCIO!»
Bellatrix Lestrange a Harry Potter.[fuente]
CrucioHarryPotter

Harry Potter usando la maldición Cruciatus con "furia justiciera".

Para realizar correctamente esta maldición, recitar el conjuro no es suficiente. El mago o bruja debe poseer un profundo deseo de causar dolor a la víctima. Por ejemplo, a pesar de su furia contra Bellatrix Lestrange por el asesinato de su padrino en 1996, Harry Potter fue sólo capaz de causarle un breve momento de dolor con la maldición Cruciatus, ya que sólo usó una "furia justiciera", aunque sí fue capaz de derribarla con ella.[8]

Harry lo realizó de forma efectiva en 1998 en Amycus Carrow, quien escupió en la cara de Minerva McGonagall. Amycus fue lanzado en el aire y cayó inconsciente.[14] Esto sugiere que aunque la maldición de Harry fue intensa, todavía faltaba el sadismo fundamental para infligir un dolor prolongado y agónico con él. Por otra parte, debido a que Bellatrix era una bruja con profundas intenciones sadísticas y poca consciencia, fue capaz de lanzar la maldición con una potencia casi desalentadora, y con cierta afinidad por ella. En estos casos, llega a ser evidente que la potencia y los resultados de la maldición varían de lanzador en lanzador y sus efectos suelen ser relativamente ineficaces cuando es usada por aquellos que no tienen experiencia o tienen timidez.

Defensa

Una vez lanzada, no hay hechizo que permita defenderse de la maldición Cruciatus; no obstante, hay opciones disponibles para evitarla. El hechizo puede ser esquivado al ocultarse detrás de un objeto sólido, y un mago particularmente poderoso puede simplemente resistir el dolor hasta que se levante el hechizo, como Harry Potter cuando se negó a rendirse ante Voldemort mientras era torturado por esta maldición[17], y Hermione Granger intentó mentirle a Bellatrix Lestrange bajo la maldición[18] (aunque, como se ha descrito antes, una exposición prolongada puede causar daño mental permanente). Otra opción es interrumpir al lanzador antes que pueda terminar de mencionar el conjuro, como Severus Snape lo hizo con éxito sobre Harry Potter usando la Legeremancia para anticipar los hechizos que él usaría.[10]

Si el lanzador está usando la Varita de Saúco sin ganarse su lealtad para lanzar la maldición a su verdadero maestro, la varita rehusará hacerle daño; no obstante, hay un cierto nivel de impacto que puede enviar su cuerpo a volar.[19]

Usos conocidos

«El mortífago se elevó del suelo, se debatió en el aire como si se ahogara, retorciéndose y chillando de dolor, y por fin, con gran estrépito de cristales rotos, se estrelló contra una librería y cayó inconsciente al suelo hecho una bola.»
Harry usando la maldición antes de la Batalla de Hogwarts.[fuente]
Fecha Lanzador(es) Víctima(s) Notas
1899 Gellert Grindelwald Aberforth Dumbledore Mientras discutía con Albus y Gellert por intentar llevarse a Ariana al viaje para proclamar su discurso de instaurar un nuevo orden mágico, Aberforth sacó su varita; Grindelwald le imitó y le arrojó la maldición. Albus intervino, lo que inició un duelo a tres bandos que culminó con la muerte accidental de Ariana.
Años 1980 Bellatrix Lestrange, Rodolphus Lestrange, Rabastan Lestrange y Barty Crouch Jr. Frank Longbottom y Alice Longbottom Los cuatro mortífagos usaron la maldición sobre el reconocido auror al creer que poseía información sobre el paradero de Voldemort después de su caída. Al no obtener lo que querían, atacaron a su esposa Alice con la maldición. La exposición al hechizo fue tal que la mente de ambos quedó dañada permanentemente, dejándolos con demencia de por vida. Lo anterior y el hecho de que fueran tan queridos en la comunidad mágica generó que los responsables fueran rápidamente arrestados y sentenciados de por vida en Azkaban.[20]
Junio de 1994 Voldemort Bertha Jorkins Voldemort usó la maldición sobre Bertha con el fin de romper el encantamiento desmemorizante que le había echado Barty Crouch para así obtener información preciada sobre un mortífago fiel y la organización del Torneo de los tres magos. La maldición fue demasiado fuerte para Bertha, que quedó con su cuerpo y su mente en tan mal estado que no había arreglo posible, por lo que Voldemort la mató posteriormente.
Septiembre de 1994 Barty Crouch Jr. Araña Durante la clase de Defensa Contra las Artes Oscuras de cuarto año, Barty Crouch Jr. disfrazado de Alastor Moody usó la maldición sobre una araña para demostrar sus efectos. La araña encogió las patas sobre el cuerpo, rodó y se retorció de un lado a otro, y mientras más duraba los efectos, más se estremecía y sacudía violentamente, incluso después de haber retirado la maldición.
Octubre de 1994 Voldemort Peter Pettigrew Debido a que Colagusano había dejado escapar a Barty Crouch, Voldemort le arrojó la maldición como recordatorio de que no toleraría más errores de su parte.
24 de junio de 1995 Viktor Krum Cedric Diggory Viktor, bajo la influencia de la maldición Imperius colocada por Barty Crouch Jr. disfrazado de Alastor Moody, atacó a Cedric con la maldición Cruciatus para dejarlo fuera de la tercera prueba del Torneo de los Tres Magos.
Delphini Scorpius Malfoy Luego de regresar en el tiempo al momento de la tercera prueba del Torneo de los Tres Magos, Delphini le arrojó la maldición Cruciatus a Scorpius para hacerle callar luego de que hablara sobre la Profecía del Augurey. El hechizo hizo que Scorpius se retorciera de dolor.
Delphini intentó arrojarle la maldición Cruciatus nuevamente a Scorpius Malfoy y Albus Potter, pero fue interrumpida sorpresivamente por Cedric Diggory, que la desarmó antes que pudiera terminar de pronunciar el conjuro.
Voldemort Avery Al rogar clemencia al Señor Tenebroso por haberle abandonado durante el tiempo en que estuvo débil y vulnerable, Avery recibió como respuesta la maldición Cruciatus. El mortífago se retorció en el suelo y gritó, hasta que Voldemort levantó su varita y detuvo la maldición.
Harry Potter Voldemort le arrojó a Harry la maldición Cruciatus para mostrarle a los mortífagos que era superior a él. Harry sintió que los huesos le ardían, la cabeza se le partiría por la cicatriz, y sus ojos daban vueltas como locos; el dolor era tal que deseaba perder el conocimiento, e incluso morir.
Harry recibió la maldición Cruciatus nuevamente al inicio de su duelo contra Voldemort, sintiendo como si cuchillos ardientes le traspasaran cada centímetro de la piel, y la cabeza le fuese a estallar de dolor; luego de que Voldemort levantara la maldición, Harry se tambaleó incontrolablemente.
Después de resistir la maldición Imperius de Voldemort, Harry esquivó con agilidad la maldición Cruciatus que éste le había arrojado. El hechizo golpeó la lápida de mármol del padre de Voldemort, la cual se resquebrajó al impacto.
18 de junio de 1996 Voldemort Sirius Black Voldemort le arrojó la maldición a Sirius para obligarlo a coger la profecía de la Sala de Profecías en el Departamento de Misterios del Ministerio de Magia. En realidad, se trataba de una visión falsa generada por Voldemort para engañar a Harry y atraparlo en el Ministerio.
Dolores Umbridge Harry Potter Umbridge intentó usar la maldición Cruciatus para obligar a Harry a revelar el motivo de por qué había irrumpido en su despacho y con quién se había comunicado por la Red Flu de su chimenea. Antes que terminara de pronunciar el conjuro, fue interrumpida por Hermione, desconcentrando a la profesora al darle una falsa confesión.
Bellatrix Lestrange Neville Longbottom Bellatrix usó la maldición Cruciatus sobre Neville para obligar a Harry a entregarle la profecía. El hechizo obligó a Neville a gritar y encoger las piernas hasta el pecho, antes de caer al suelo retorciéndose y chillando de dolor. Al levantar la maldición, Neville quedó sollozando a los pies de la mortífaga.
Harry Potter Bellatrix Lestrange Harry usó la maldición Cruciatus sobre Bellatrix al ser provocado por la mortífaga con el asesinato de su padrino. Aunque el hechizo derribó a Bellatrix, no la hizo retorcerse ni chillar de dolor; mas, la mortífaga se levantó casi inmediatamente, jadeante, indicándole a Harry porqué había fallado su maldición.
Bellatrix Lestrange Harry Potter Bellatrix le arrojó la maldición a Harry para darle una lección de cómo usar correctamente una maldición imperdonable. Harry esquivó el hechizo, que dio contra uno de los brazos de la estatua del centauro de la Fuente de los Hermanos Mágicos, haciéndola saltar por los aires y aterrizar fuertemente en el suelo.
1997 Draco Malfoy Harry Potter Durante su duelo en el baño de chicos del sexto piso, Draco intentó arrojarle la maldición Cruciatus a Harry. Antes que terminara de decir el conjuro, Harry le lanzó la maldición Sectumsempra sin conocer sus efectos, haciendo que se desangrara en el suelo por los efectos del hechizo.
30 de junio de 1997 Amycus Carrow Ginny Weasley Amycus le arrojó continuamente la maldición Cruciatus a Ginny, que esquivó cada intento como podía gracias a los efectos del Felix Felicis. Amycus se vio obligado a detenerse por el encantamiento obstaculizador de Harry, que lo mandó a volar contra la pared opuesta del lugar.
Harry Potter Severus Snape Durante su breve duelo, Harry intentó lanzarle la maldición Cruciatus a Snape, quien rechazó el hechizo antes que Harry pudiera terminar de pronunciar el conjuro. Harry lo intentó nuevamente, pero Snape volvió a interceptar el hechizo con facilidad.
Amycus Carrow o Alecto Carrow Harry Potter Mientras intentaba arrojarle un encantamiento obstaculizador a Snape, Harry recibió por sorpresa un hechizo que le generó un dolor tan atroz que pensó que lo mataría, haciéndole caer de rodillas al suelo. La sensación terminó cuando Snape detuvo al responsable al recordarle las órdenes del Señor Tenebroso. El hechizo dejó a Harry hecho un ovillo sobre la hierba, jadeando. Aunque no se muestra explícitamente ni se menciona qué hechizo fue el que recibió, es muy posible que se tratara de la maldición Cruciatus debido a los efectos que le generó, y que uno de los Carrow fuera el responsable del acto.
Julio de 1997 Voldemort Garrick Ollivander Durante su tiempo cautivo, Voldemort usó la maldición Cruciatus sobre Ollivander para obligarle a decirle la relación de los núcleos gemelos de las varitas de Harry y la suya propia, y cómo podía solventar ese obstáculo.
1 de agosto de 1997 Mortífagos Ted Tonks y Andrómeda Tonks En la búsqueda del paradero de Harry, los mortífagos interrogaron a la familia de Tonks y usaron la maldición Cruciatus para obligarles a revelar dicha información. Según Lupin, sólo quedaron muy impresionados luego de recibir el hechizo, pero por lo demás, bien.
Voldemort Garrick Ollivander Voldemort le arrojó la maldición Cruciatus a Ollivander luego de que la solución que le dio para luchar contra Harry durante la Batalla de los Siete Potters no funcionara, haciéndole pensar que el mago estaba ayudando a que Potter saliera victorioso.
Draco Malfoy Thorfinn Rowle Obligado por Voldemort bajo amenaza de arrojarle el hechizo si se negaba, Malfoy usó la maldición Cruciatus sobre Rowle en varias ocasiones como castigo por dejar que Harry Potter escapara luego de su encuentro en Tottenham Court Road. La maldición hizo que Rowle se retorciera de dolor, y Malfoy parecía aterrado al ser obligado a utilizarla.
Año escolar 1997-1998 Estudiantes de Artes Oscuras de Hogwarts Estudiantes castigados de Hogwarts Entre las nuevas medidas impartidas por el mortífago Amycus Carrow en clase de Artes Oscuras era enseñar la maldición Cruciatus a los estudiantes, obligándoles a practicar con los alumnos castigados de cursos inferiores. Algunos aceptaron la idea con entusiasmo, como Crabbe y Goyle; otros se negaron rotundamente a realizarlo, como Neville, que recibió un corte en la cara como represalia.
Marzo de 1998 Bellatrix Lestrange Hermione Granger Durante el interrogatorio, Bellatrix usó la maldición Cruciatus sobre Hermione repetidas veces para hacerle confesar cómo consiguieron la espada de Godric Gryffindor y cómo lograron -según ella- acceder a su bóveda de Gringotts. Bellatrix parecía muy asustada de lo que pudieran haberse llevado de su interior.
1 de mayo de 1998 Harry Potter Amycus Carrow Harry le arrojó la maldición Cruciatus al mortífago luego de que viera cómo le escupía en la cara a Minerva McGonagall por enfrentarlo. El hechizo hizo que Amycus se elevara del suelo, se retorciera en el aire como si se ahogara y chillara de dolor, para luego estrellarlo contra una librería de la sala común de Ravenclaw, dejándolo inconsciente.
2 de mayo de 1998 Vincent Crabbe Harry Potter Crabbe le arrojó la maldición Cruciatus a Harry mientras buscaba la diadema de Rowena Ravenclaw en la Sala de los Menesteres. El hechizo pasó rozando a Harry, golpeando el busto de piedra que contenía la diadema, arrojando a ambos sobre la masa de objetos abandonados de la sala.
Voldemort Harry Potter Para demostrar su superioridad sobre Harry después de "asesinarlo" en el Bosque Prohibido, Voldemort le arrojó la maldición en tres ocasiones. El hechizo hizo que se elevara del suelo, pero no le causó dolor alguno porque Voldemort usó la Varita de Sáuco para emplear el conjuro, la cual se negó a hacerle daño a quien reconocía como su verdadero amo.
30 de octubre de 2020 Delphini Scorpius Malfoy Delphi le arrojó la maldición Cruciatus a Scorpius en dos oportunidades para obligar a Albus Potter a regresar en el tiempo con el giratiempo que poseían, y alterar el destino de Cedric Diggory en la tercera prueba del Torneo de los Tres Magos. El hechizo hizo gritar de dolor a Scorpius.

Etimología

Crucio significa "yo torturo". Cruciatus toma su nombre de la palabra latina "dolor" o "tortura", la raíz de la cual se puede ver en otras palabras tales como "insoportable" y "crucifixión".

Detrás de las escenas

  • Cuando Harry Potter intentó lanzar este hechizo sobre Bellatrix Lestrange, una bola de luz roja se disparó desde la punta de su varita. Es posible que este efecto hubiese ocurrido porque su hechizo fue lanzado con "furia justiciera" y no con sadismo. Aún así, el hechizo derribó a Bellatrix a varios metros de distancia.
  • En la versión de consola de Harry Potter y la Orden del Fénix, en la escena donde Umbridge es llevada al Bosque Prohibido, ella usa la maldición en vez del hechizo Incarcerous, y se ve una especie de destello de luz verde que golpea al centauro. Sin embargo, en la escena donde Harry ataca a Bellatrix en el Ministerio, al lanzarlo tiene una apariencia similar a como se describe en el libro, y la derriba lejos.
  • Severus Snape afirmó una vez que Harry Potter no tenía el valor ni la habilidad para llevar a cabo las Maldiciones Imperdonables[10] Sin embargo, menos de un año más tarde, Harry logró maldecir a Amycus Carrow. Esta medida fue criticada por algunos fans, que sentían que Harry se había hundido hasta el mismo nivel que sus enemigos en el uso de tal magia. J. K. Rowling respondió esas críticas al afirmar que "Harry no es, ni ha sido nunca, un santo", y que tiene defectos de carácter como todo el mundo.
  • En la adaptación cinematográfica de Harry Potter y el cáliz de fuego, en vez del uso de tres arañas para demostrar las Maldiciones Imperdonables, Bartemius Crouch Jr. usa una Amblypygi.
  • En la misma adaptación anterior, cuando Voldemort lanza el hechizo sobre Harry Potter se puede oir un sonido de chisporroteo que recuerda a la electricidad. Es posible que una de las sensaciones de dolor que causa la maldición sea similar a la electrocución.
  • En algunas versiones de Harry Potter y el misterio del príncipe en el duelo entre Draco y Harry en el baño, Draco estaba a punto de decir Cruciatus y no Crucio. En el guión original de la adaptación cinematográfica del mismo libro, Harry dijo Cruciatus mientras luchaba contra Severus Snape en los terrenos de Hogwarts en lugar de utilizar el conjuro Crucio.
  • En LEGO Harry Potter: Años 1-4, sólo magos oscuros, incluyendo a Peter Pettigrew, Lord Voldemort, y Barty Crouch Jr. pueden usar magia negra, que consiste en la maldición asesina (Peter Pettigrew es el único mago LEGO oscuro que no puede usar Avada Kedavra) y la maldición Cruciatus. Cuando un mago oscuro usa el encantamiento levitatorio en una persona, inmediatamente cambia a la maldición Cruciatus. Cuando ésta es usada, la luz rosa del encantamiento levitatorio se pierde cuando apunta a una persona, y es reemplazada por una luz roja sangrienta; la víctima planea varios metros sobre el suelo, y se emiten luces púrpuras de sus articulaciones. Después de unos pocos segundos, mueren.
  • De acuerdo con la P.A.B.M.O.M, no se sabe si hay un encantamiento de defensa contra la maldición Cruciatus; sin embargo, es posible interceptar el hechizo antes de que termine de ser conjurado.
  • En Harry Potter for Kinect, Voldemort puede usar este hechizo contra Harry en la batalla final como si se enfrascaran en un duelo normal.
  • Como la maldición Cruciatus no deja marcas visibles en el cuerpo de la víctima, es razonable asumir que la maldición, en vez de generar dolor por lesiones, estimula de alguna forma mágica el centro del dolor en el cerebro de la víctima. El hecho de que las mentes de Frank y Alice Longbottom enloquecieron durante el largo tiempo en que resistieron la maldición, y el hecho de que quedaran dañados mentalmente apoya esta teoría.
  • En un guión temprano[21] de la quinta película, Dolores Umbridge sí usa la maldición Cruciatus en Harry Potter, en lugar de hacer el ademán de realizarla antes de ser detenida por Hermione Granger.

Apariciones

Notas y Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 Harry Potter y el cáliz de fuego (película) - Versión en español latino
  2. Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 1 (videojuego)
  3. En la mayor parte de la traducción al español de Salamandra para Latinoamérica y Cono Sur
  4. 4,0 4,1 Wizarding World - Guardián Secreto - Escrito por J. K. Rowling
  5. Harry Potter y el cáliz de fuego - Capítulo 27 (El regreso de Canuto)
  6. Harry Potter y el cáliz de fuego - Capítulo 14 (Maleficios imperdonables)
  7. Harry Potter y la Orden del Fénix - Capítulo 32 (Por la chimenea)
  8. 8,0 8,1 Harry Potter y la Orden del Fénix - Capítulo 36 (El único al que temió)
  9. Harry Potter y el misterio del príncipe - Capítulo 24 (¡Sectumsempra!)
  10. 10,0 10,1 10,2 Harry Potter y el misterio del príncipe - Capítulo 28 (La huida del príncipe)
  11. Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Capítulo 11 (El soborno)
  12. Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Capítulo 29 (La diadema perdida)
  13. 13,0 13,1 Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Capítulo 23 (La Mansión Malfoy)
  14. 14,0 14,1 Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Capítulo 30 (La huida de Snape)
  15. 15,0 15,1 Harry Potter y el cáliz de fuego - Capítulo 33 (Los mortífagos)
  16. Harry Potter y la Orden del Fénix - Capítulo 23 (Navidad en la sala de confinamiento)
  17. Harry Potter y el cáliz de fuego - Capítulo 34 (Priori incantatem)
  18. Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Capítulo 24 (El fabricante de varitas)
  19. Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Capítulo 36 (La falla del plan)
  20. Harry Potter y el cáliz de fuego - Capítulo 30 (El pensadero)
  21. Guión temprano de Harry Potter y la Orden del Fénix


El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.