Harry Potter Wiki
Advertisement
Harry Potter Wiki

«Hermione gritó de dolor. Harry la iluminó con su varita y vio que soltaba un cáliz con joyas incrustadas. Pero, al caer, el objeto se desintegró y se convirtió en una lluvia de cálices, de modo que un segundo más tarde, con gran estruendo, el suelo quedó cubierto de copas idénticas que rodaron en todas direcciones y entre las que era imposible distinguir la original.»
—La maldición gemino usada en conjunto con la maldición flagrante en la bóveda de los Lestrange.[fuente]

La maldición Gemino[1], también conocido como el encantamiento duplicador[3] (Geminio)[2] es una maldición usada para duplicar un objeto, creando una réplica exacta del mismo.[2] También puede ser usado para encantar un objeto, haciendo que se multiplique repetidamente al ser tocado, aunque el cómo se puede encantar para este efecto es desconocido.[1]

Historia

El encantamiento duplicador fue inventado por unas brujas gemelas, Melissa y Sira Hislock, quienes lo usaron para crear duplicados de cada objeto dentro de su mansión, en la que vivieron juntos toda su vida. Después de sus muertes, sus familiares encontraron dos partes de instrucciones escritas a mano para realizar este hechizo en mesas de cocina, que congeniaban a la perfección.[3]

Efectos

Ha existido un gran debate sobre si una copia creada con la maldición Gemino tiene el mismo valor que su original, ya que los dos objetos son imposibles de diferenciar, siendo completamente idénticos. Sin embargo, con el tiempo la copia tiende a pudrirse o desgastarse con mucha mayor rapidez que el original. Debido a esto, las réplicas creadas por este encantamiento son consideradas sin valor. También se desconoce si la maldición Gemino puede duplicar seres vivientes o sensibles.[3]

Una antigua característica de este hechizo, para el cual no se ha hallado una solución, es que sólo el lanzador del mismo puede detener sus efectos. Si por alguna razón se le interrumpe, el objeto continuará multiplicándose por horas o incluso días, deteniéndose sólo cuando las copias comiencen a degradarse.[3] Por lo tanto, se puede deducir que el encantamiento duplicador puede producir tanto una sola copia o múltiples según la intención del lanzador. Esta propiedad de duplicación indefinida aparentemente puede ser aprovechada como una medida de seguridad, haciendo que este hechizo multiplique objetos de valor sin control cuando son tocados por un intruso o un posible ladrón, haciendo que llenen rápidamente el espacio con copias sin valor del objeto original, y atrapando o aplastando a los intrusos.[1]

Usos conocidos

Lanzador Fecha Notas
Hermione Granger 2 de septiembre de 1997 Este hechizo fue usado por Hermione, creando un duplicado exacto del guardapelo que ellos robaron a Dolores Umbridge, y dejándole una réplica en su lugar para que no sospechara que el guardapelo había desaparecido. Aunque el hechizo creó un objeto con exactamente la misma apariencia, no duplicó el fragmento de alma de Tom Ryddle que estaba dentro del guardapelo.[2]
Empleados de Gringotts Desconocido Los empleados lanzaron esta maldición junto con la maldición flagrante en todos los objetos de valor de la Bóveda de los Lestrange. Cuando Harry Potter, Ron Weasley y Hermione Granger entraron a la bóveda para recuperar la Copa de Helga Hufflepuff, los tesoros se multiplicaron repetidamente, y estuvieron cerca de aplastar al trío después que crecieran en tamaño y número, habiendo formado cerros que casi tocaban el techo. Los objetos se multiplicaron con rapidez, los duplicados dividiéndose entre ellos, resultando en más duplicados de las copias existentes.[1]

Etimología

Geminio proviene del latín geminare, que significa "duplicar".

Apariciones

Notas y referencias

Advertisement