Conjetura cabecera.png

«Ese anillo llevaba una maldición extraordinariamente poderosa; a lo único que podemos aspirar es a contenerla. De momento he logrado impedir que se extienda por el brazo...»
Severus Snape describiendo la potencia de la maldición[fuente]

Una poderosa maldición fue puesta en el Anillo de Sorvolo Gaunt en el momento en que Lord Voldemort lo volvió un Horrocrux, como una forma de defensa ante cualquiera que intentara destruirlo. Esta maldición fue diseñada para matar rápidamente a cualquiera que se atreviera a ponerse el anillo.[1]

Efectos

«El anillo, Harry. El anillo de Sorvolo. Y también la terrible maldición que llevaba consigo. De no ser por mi prodigiosa destreza (perdona mi falta de modestia) y por la oportuna intervención del profesor Snape cuando regresé gravemente herido a Hogwarts, quizá no hubiese vivido para contarte la historia. Sin embargo, una mano atrofiada no parece un precio desorbitado por una séptima parte del alma de Voldemort. El anillo ya no es un Horrocrux.»
Albus Dumbledore explicando los efectos de esta maldición[fuente]

Esta maldición se extendería rápidamente, causando la muerte a cualquiera que entre en contacto con ella, aunque en ciertos casos la propagación de la maldición puede ser frenada por medios mágicos. En el caso de Dumbledore, esta maldición le causó una lesión en su mano, que resultaría ser fatal en el transcurso de un año. Esta maldición también resultó ser del tipo que se fortalecen con el paso del tiempo.

Historia

Anillo de Sorvolo Gaunt, que portó la maldición.

Colocando la maldición

Después de que hubiese adquirido el preciado anillo que fuera herencia de su abuelo materno de las manos de su trastornado tío, Tom Ryddle lo llevó a la vista de todos durante su estancia en Hogwarts. Una vez que aprendió sobre los efectos y las posibilidades de crear varios Horrocruxes, Ryddle dejó de desear llevar el anillo, y lo convirtió en un Horrocrux con el asesinato de su padre. Luego, colocó la maldición en el anillo como una de las muchas precauciones que tomó antes de ocultarlo en su lugar de origen. La falta de vacilación en colocar la maldición sobre la Piedra de la Resurrección es un signo de la falta de conocimiento o atención de Voldemort por sus poderes y estatus como una de las tres Reliquias de la Muerte.

Activación

Snape: «¿Por qué? ¿Por qué se ha puesto ese anillo? Lleva una maldición. ¿Cómo no se dio cuenta? ¿Cómo se le ocurrió tocarlo siquiera?»
Dumbledore: «Fui... un estúpido. Me sentí tentado...»
— Dumbledore explicando por qué se puso el anillo, obviamente, maldito[fuente]

Dumbledore tocando el anillo.

En el verano de 1996, cuando Dumbledore encontró el anillo entre las ruinas de la casa de los Gaunt, vio inmediatamente la Reliquia que había deseado por tantos años, la Piedra de la Resurrección. Esperando usarla para revivir a su familia y disculparse por su egoísmo en el pasado, Dumbledore perdió su sentido común, olvidando que era un Horrocrux que había sido maldito, y se lo puso en su mano derecha. Casi inmediatamente la maldición se activó, y estuvo muy cerca de matarle.

Sin embargo, Dumbledore logró usar sus prodigiosas habilidades para contener la maldición y evitar que se distribuyera, impidiéndole morir inmediatamente. Luego, regresó al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería rápidamente y pidió ver a Snape, cuyos conocimientos maestros en las Artes Oscuras le ayudaron a detener temporalmente la propagación de la maldición por medio de una poción dorada espesa y varios encantamientos.

Mano de Dumbledore momentos después de ser afectada por la maldición.

Desafortunadamente, a pesar que Snape logró contener la maldición en su mano derecha, eventualmente terminaría por liberarse de sus restricciones y se extendería una vez más, matando a Dumbledore; Snape también estaba furioso de que Dumbledore cayera en la tentación de colocarse el anillo en su dedo, ya que un mago de su calibre habría detectado la maldición puesta en éste. Después de entender que no tenía más de un año de vida, y en un intento de evitar una muerte humillante y agonizante, Dumbledore le pidió a Snape que le asesinara cuando llegara el momento.

Cuando Dumbledore usó la Espada de Gryffindor para romper el anillo, la maldición aparentemente desapareció, ya que fue capaz de usar el anillo cuando fue a recoger a Harry Potter de la casa de los Dursleys sin sufrir efectos nocivos. Además, cuando Harry recibió la Piedra de la Resurrección que fue colocada en el anillo, la maldición no se activó ni se le extendió al contacto.

Detras de las escenas

  • Los efectos de la maldición del Anillo de Sorvolo Gaunt son similares a los efectos de una necrosis severa[2] y una rabdomiólisis[3] después del mordisco de una serpiente venenosa. El miembro mordido también se vuelve negro con el tiempo, con aspecto de estar "degradándose" y "avejentándose", a menos que la víctima se trate poco después con un antídoto.
  • En LEGO Harry Potter: Años 5-7. esta maldición muestra un efecto adicional: la mano de Dumbledore parece ser consciente hasta cierto punto. Se mostró atacándole en ciertos momentos, como antes de su entrada y la de Harry a la Cueva del Horrocrux, y se volvió independiente luego de su muerte, saltando de la Torre de Astronomía por su propia voluntad.

Apariciones

Notas y referencias

  1. Harry Potter y el misterio del príncipe
  2. Muerte prematura de las células
  3. Muerte del tejido muscular de todo el cuerpo
*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.