FANDOM


«Sin embargo, el aspecto positivo de una varita de avellano que compensa estas molestias menores es su capacidad de realizar magia excepcional en las manos de alguien diestro, y es tan devota a su dueño que a menudo se 'marchita' (es decir, expulsa toda su magia y se niega a realizar más, necesitando a menudo extraer el núcleo e insertarlo en otro contenedor si la varita sigue siendo necesaria) al final de la vida de su maestro (sin embargo, si el núcleo es de pelo de Unicornio, no hay esperanza; la varita habrá 'muerto' con todaseguridad).»
—Notas de Garrick Ollivander sobre el arte de las varitas.[fuente]

En el arte de las varitas, marchita (también conocido como agonizante) es un término usado para referirse a la pérdida total de la magia de una varita y su consecuente negativa a realizarla.[1]

Una varita puede marchitarse ante cierto tipo de tensión en la relación entre su maestro y la varita: las varitas de madera de avellana son propensas a marchitarse después de la muerte de su dueño (cuando se junta con un núcleo de pelo de Unicornio, hace que la muerte de la varita sea casi segura)[1]; las varitas de madera de sicómoro se marchitarán si se "aburren" (además de marchitarse, en este caso, la varita también estallará en llamas por su propia voluntad)[1]; otras varitas pueden "morir de vergüenza", por no conformarse con el uso que su maestro le está dando.[2]

Si una varita es necesaria después de que se marchite, se puede recuperar extrayendo su núcleo e insertándolo en otro contenedor[1]; sin embargo, si el núcleo es de pelo de Unicornio, este intento podría ser infructuoso, ya que el propio núcleo puede morir.[3] [1]

No obstante, debe notarse que no todas las varitas son propensas a marchitarse.

Apariciones

Notas y Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 Pottermore
  2. Wonderbook: El Libro de los Hechizos
  3. El pelo de unicornio es particularmente propenso a la melancolía si tiene un pésimo manejo.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.