AF cabecera.png

«¡Aurores! Entren a este círculo. Prométanme su lealtad eterna.»
Gellert Grindelwald hacia los aurores en su intento de capturarlos.[fuente]

Protego diabolica (proh-TAY-goh dia-BOHL-i-cuh)[1] es un conjuro de un poderoso encantamiento oscuro protector. Este hechizo le permite al usuario conjurar un anillo protector de fuego azul blanquecino alrededor de quien lo conjura con el fin de eliminar a sus enemigos y protegerse así mismo y a sus aliados.[2] Para evitar que este hechizo mate a una persona, existen dos formas de hacerlo, la primera es jurarle lealtad a la personas que conjuró el hechizo y así logrará salvarse del hechizo maligno y la segunda es utilizando el encantamiento general contrahechizos, al igual que lo hicieron Nicolás Flamel, y varios aurores en la batalla en el Mausoleo de la familia Lestrange[3], pero cabe resaltar que este hechizo se presume que solo funciona cuando hay varias personas conjurándolo al mismo tiempo, puesto que a Nicolás y a los aurores se les dificultó hacer regresar el hechizo al Mausoleo de los Lestrange, pero posteriormente lograron deshacer sus efectos por completo. En 1927, Gellert Grindelwald lanzó este hechizo en el mausoleo de los Lestrange para probar la lealtad de sus seguidores y matar a varios de sus enemigos que estaban ahí para evitar que reclutara aliados para la revolución contra los muggles.[4]

Historia

En 1927, Gellert Grindelwald lanzó este hechizo en el Mausoleo de los Lestrange para probar la lealtad de sus seguidores y al mismo tiempo matar a varios de sus enemigos aurores del Magicongreso único Estadunidense, aunque la mayoría de los enemigos de Grindelwald eran Aurores que intentaban arrestarlo, también había personas que no eran aurores, tal es el caso de Newt Scamander, Nicolás Flamel, Leta Lestrange, entre otros. Hubieron algunas personas que pasaron por el fuego sin recibir daño alguno por jurarle lealtad de por vida a Grindelwald, algunos de ellos fueron: Vinda Rosier, Queenie Goldstein, Abernathy y Credence Barebone pasaron por el fuego al círculo sin ningún problema. Krall, que consideró volverse contra Grindelwald, no pudo entrar y murió quemado por el fuego. Varias víctimas que nunca intentaron cruzar escaparon del ring o cayeron en su ira.[1]

Lanzamiento y efectos

Grindelwald controlando el fuego para separar a sus enemigos de sus aliados

Cuando se lanza, este hechizo crea un anillo de fuego negro alrededor del mago o bruja.[4] Es posible caminar ileso por las llamas, como lo demuestran Queenie Goldstein, Vinda Rosier y Abernathy, entre otros, si le son leales al lanzador y no les hacen daño. Sin embargo, Krall, quien anteriormente expresó dudas sobre los objetivos de Grindelwald, se convirtió en ceniza a los pocos minutos de entrar al fuego.[1]

Krall muere en las llamas

También se vio a Grindelwald controlando el hechizo como un arma al hacer que el fuego se extendieran desde el anillo y quemaran a sus enemigos, algunos de los cuales estaban a mitad de desaparecer. El fuego se puede desviar o bloquear, temporalmente, con el encantamiento escudo, pero también puede ser controlado por el contrahechizo Finite Incantatem, como lo hizo Nicolás Flamel y otros magos y brujas más.[1]

Grindelwald pudo usar el anillo de fuego en un intento de destruir París. Él conjuró lo que parecía ser un demonio de alas ardientes que se extendió y quemó todo lo que estaba a la vista. Era tan poderoso que requería el uso combinado del encantamiento general contrahechizos de Newt y Theseus Scamander, Tina Goldstein, Nicolas Flamel y muchos otros más.

Gellert Grindelwald

Practicantes conocidos

Etimología

  • El conjuro proviene del latín "protego", "yo protejo" y "diabolica", una declinación de "diabolicus", que significa "diabólico, relacionado con el diablo".
  • No está claro si la traducción del hechizo pretende sugerir "protección del diablo" o "el diablo protege". Como el hechizo se usa para dividir al amigo del enemigo, uno puede asumir que la traducción anterior es correcta, ya que Grindelwald se estaba dividiendo a sí mismo de aquellos a quienes consideraba "el enemigo" (también un eufemismo para Satanás). Sin embargo, dadas las verdaderas intenciones de Grindelwald y su hábito de usar ironía y frases engañosas (como la frase "El bien común" cuando, de hecho, está infligiendo sufrimiento en lugar de bien), podría muy bien ser lo último.

Detrás de escena

Apariciones

Notas y referencias

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.